Música

La reina rescatada

Retrato de Toty Lavernia, una grande del bolero

La historia del bolero no estaría completa si no se menciona a la que fue, sin duda, fiel representante de un género que retrata la idiosincrasia sentimental, romántica y pasional del cubano. Su voz dio a conocer a muchos compositores que hasta ese momento no habían alcanzado la plenitud y que, a partir de ella, empezaron a situarse en el lugar cimero que hoy ocupan: nos referimos a Toty Lavernia.

Los bisabuelos de hoy aún recuerdan la irrepetibilidad interpretativa que en su época Lavernia hiciera de la inolvidable "Hoja seca", del mexicano Roque Carbajo, y de "Tu rostro marcado", de Amado Trinidad.

Compositores de la talla de Isolina Carrillo, Luis Marquetti, Osvaldo Farrés, René Touzet, Candito Ruiz y otros, le deben a Lavernia parte de su fama.

Según testimonio de la artista: "Miguelito Valdés buscaba a una mujer con el tipo de norteamericana para su orquesta, en sustitución de una cantante que no llegó..."

Julio Gutiérrez, a la sazón pianista de la Casino de la Playa, coterráneo y amigo de Toty que conocía de sus facultades artísticas y aptitudes para el canto, así como del tipo de mujer —blanca, rubia, alta, de ojos azules y "buena hembra", al decir de la época—, se la presentó a Miguelito: acababa de nacer para el mundo de la canción Toty Lavernia, intérprete de ritmos latinoamericanos y pregones. Finalizaba entonces el año 1941.

Lavernia comienza su vida profesional a partir de ese momento, como cantante de la afamada orquesta. Hace incursiones en distintos centros nocturnos y emisoras radiales de la capital. Graba para la RCA Víctor: "Rumba Matumba", "Caserita", y otras. Cierto día, en una de las presentaciones que realizaba la orquesta en la RHC Cadena Azul, Amado Trinidad Velasco —mecenas de artistas—, siempre a la caza de talentos, descubre a aquella mujer con el "altivo porte de una majestad", magnetismo extraordinario y derrochadora de sensualidad y carisma... El contrato no se hizo esperar y Toty pasó a engrosar la nómina de la emisora.

De aquí en adelante asume la faceta de solista, especializándose en la interpretación de boleros. Corrían los últimos días de 1942.

Orígenes

Manzanillo poseía una intensa vida cultural en esa época. Circulaban numerosas publicaciones periódicas. Se editaba la revista Orto y había sido fundado el Grupo Literario, integrado por el poeta Manuel Navarro Luna y el escritor Luis Felipe Rodríguez, entre otros intelectuales. La ciudad se permitía el lujo de sostener cortas temporadas de ópera italiana, verso español, teatro bufo, etc.

En este entorno cultural, el 18 de diciembre de 1922 y en la calle Maceo # 22, nace María Esperanza de la Caridad Fernández Lavernia, dos meses después de iniciarse la era radial en Cuba.

Lavernia era hija de Adolfina Lavernia Saumell, manzanillera, y de José Fernández, español. Su madre y sus tías habían estudiado piano, por lo que en el hogar Lavernia-Saumell se respiraba un ambiente cultural acorde con la época, lo cual sentó las bases a las inquietudes artísticas que serían complementadas con estudios de piano.

Cuando Toty contaba alrededor de diez años, la familia se traslada a La Habana, pero siempre había oportunidad para regresar al terruño natal y encontrarse con abuelos y demás familiares.

Evolución

1937 marca su ingreso en la Escuela del Hogar de La Habana. Tres años después, en octubre, se gradúa de Maestra Hogarista. A partir de ese momento, funge como inspectora escolar.

El 1940, en el ámbito cultural cubano, marca un hito. Específicamente en el bolero empiezan a destacarse creadores e intérpretes que harían historia dentro del género.

Irrumpieron entonces autores mexicanos de Lara a Grever. Orlando de la Rosa, Pedro Junco, René Touzet, Mario Fernández Porta, Isolina Carrillo, Osvaldo Farrés, etc., se dejarían sentir en el país. Intérpretes como Fernando Albuerne, Pepe Reyes, René Cabell, Wilfredo Fernández, Olga Rivero, Elizabeth del Río, Olga Guillot y otros, sentaron cátedra.

No quedaron atrás los conjuntos musicales, y la orquesta Casino de la Playa también se destaca bolerísticamente con una pléyade de cantantes que luego pasarían a ser solistas. Ya en este momento Miguelito Valdés se encontraba en Nueva York, pero actuaba —cada vez que viajaba a Cuba— con la referida orquesta.

Auge profesional

La consagración artística de Toty fue en 1944, cuando el 12 de noviembre es proclamada por votación popular como Reina del Bolero, comenzando entonces el ascenso vertiginoso de su exitosa carrera.

En una ocasión, la cantante me manifestó con énfasis que Isolina Carrillo le entregó personalmente su bolero "Dos gardenias para ti", para que fuera estrenado en su voz. Roque Carbajo hace otro tanto con su "Hoja seca", aunque hasta ahora no han sido encontrados documentos que comprueben la veracidad de estos hechos.

Eso sí, por Radiomanía, en marzo de 1945, nos enteramos de que: "Toty Lavernia, la popularísima Reina del Bolero, después de realizar una triunfal gira artística por el interior de la república, ha vuelto a la cuna de sus grandes éxitos: RHC Cadena Azul... Y, ahora podemos aplaudirla de lunes a sábado, a las 5:15 de la tarde ofreciendo sus estupendas interpretaciones, con su conjunto rítmico que dirige Isolina Carrillo.... Anima el programa, Luis Acosta...."

Toty viaja a Nueva York, Chicago y Filadelfia. Actúa en La Conga con Miguelito Valdés y en la Columbia Broadcasting System de Nueva York, en el Cuban Village y Latin Club de Chicago. También, en el Morocco, en Filadelfia. En Chicago fue visitada por empresarios de Buenos Aires, Río de Janeiro y Los Ángeles.

En el Anuario Cinematográfico y Radial Cubano 47-48, leemos:

"S.M. Toty: Reina del Bolero

Más que bien conocida, es la trayectoria artística de Toty Lavernia, la blonda, escultural y bellísima graciosa majestad del criollísimo bolero, título con que fuera oficialmente coronada en el Teatro Nacional, por sus insuperables interpretaciones de estos bien gustados ritmos. Sus actuaciones por RHC Cadena Azul, como artista exclusiva, tan prolongadas como triunfales desde sus más sintonizados perifoneos, así como sus múltiples tournees que le condujeron prácticamente a todos los lugares de la república, acabaron de cimentar su ya de por sí, amplísima difusión, conquistando un lugar envidiable en la simpatía y la admiración de todo el público de la isla... Toty Lavernia acaba de regresar de una más que exitosa gira artística a Norte América, donde se presentara por la C.B.S., en su programa La Cadena de Las Américas, de proyecciones internacionales, en el 'night club' Morocco, en Filadelfia; así como en el Cuban Village de Chicago; permaneciendo en Estados Unidos durante cuatro triunfales meses."

Tras haber viajado a Estados Unidos, Toty partió hacia México. Actuó en el Hotel del Prado y en varios teatros de la ciudad  azteca. En 1948, grabó para el sello RCA Víctor "Hoja seca", "Dos gardenias para ti", "Toda una vida" y "Estás equivocado", entre otros temas.

No todo se desarrolló sobre un lecho de rosas, la connotada intérprete y gloria nuestra Rita Montaner, que veía en los principiantes con facultades a rivales personales, recelaba de todo lo que pudiera significar el desarrollo del que comenzaba. Así, Rita desplegó inimaginables recursos para tratar de menoscabar el prestigio de Toty: la llamaba cara a cara "La Inventada", aludiendo al reconocido patrocinio empresarial con que contaba.

Declive

Con el advenimiento de la década del 50, la artista actúa eventualmente en televisión, alternando a su vez con sus labores de inspectora escolar.

Se agudiza entonces la lucha contra el régimen de Batista y, como la  inmensa mayoría de los artistas cubanos de la época, Toty se sumó al movimiento de resistencia cívica: no propició actuaciones que apuntalaran a las autoridades, y colaboró activamente con el movimiento del M-26-7.

Resurgimiento

En 1959, razones de trabajo de quien en aquellos momentos era su esposo, la llevan a residir en Camagüey. Morón y Esmeralda le abren sus brazos, ella agradecida irradia lo mejor de su arte, tanto en los campamentos cañeros de la zona como en la emisora local de "la ciudad del Gallo".

De regreso a La Habana, alrededor de 1970, Lavernia actúa en programas televisivos como "Recital", "Álbum de Cuba", "Pantalla mágica" y "Juntos a las 9". También en Radio Progreso y Radio Liberación, cabarets de la capital y del interior, Casas de la Cultura y Casas de la Trova, fiestas populares.

De esa época, lamentablemente apenas se conservan las grabaciones de "La nave del olvido", estreno en Cuba en su voz; "Por eso no debes", "Y si mañana", "Ya es muy tarde", "Cuando regreses", "Como sé que te duele" y "Jurándote mi amor", las tres últimas de su propia autoría.

Toty recibe reconocimientos estatales como los del Aporte Voluntario al personal de las FAR, Trabajador de Avanzada, Orden Raúl Gómez García y muchos más. Perteneció a la Dirección de la Peña Gigante de la Trova Cubana.

En 1982 se le rinde homenaje en la  Casa de la Cultura de Plaza por conmemorarse sus 40 años de vida artística.

Se acoge a la jubilación a fines de 1980, y finalmente fallece en el Hospital Calixto García, el 14 de agosto de 1991.

Alrededor de su imagen controvertida, ha existido cierto rechazo. No hay un deslinde entre sus valores profesionales y el área de la vida privada.

Su vida artística ha estado cubierta por un injusto manto de silencio, cuyos efectos han llegado hasta nuestros días. A pesar de esto, Toty Lavernia supo conquistar a un público que la coronó en su momento como Reina del Bolero.

Comentarios [ 12 ]

Imagen de Anónimo

Toty Lavernia grabó con la Orquesta Casino de la Playa por esa época. Buen artículo, aunque yo me hubiera ahorrado los galardones de la "roboilusión", que no le sirvieron de nada a ella ni a ningún artísta cubano veterano para morir en mejores condiciones.

Imagen de Anónimo

En el diccionario de Helio Orovio hay muchísima gente que no aparece, mejor ni mentar eso.

Imagen de Anónimo

Si de rescatar se tratara, la lista sería interminable. Hay muchísimas figuras que han caído en el olvido por culpa del comunismo. En cambio, esta cantatante murió en Cuba y vinculada a la política oficial, así que si no se recuerdan de ella es que no era tan buena. Había muchas y mejores que ella que debieran también reconocer: Xiomara Alfaro, Renée Barrios, Doris de la Torre, Flor de Loto, Martha Justiniani, Pilar Moraguez, Magaly Tars, Leonora Rega.....y muchas más....

Imagen de Anónimo

Menos mal que han rescatado su reinato, porque esta señora ni siquiera aparece en el "Diccionario de la música cubana" de Helio Orovio, que ya es mucho decir ! Hay que darle un premio al que recuerde su voz o a quien encuentre una de las citadas grabaciones !

Imagen de Anónimo

Bueno, supongo que los cubanos más viejos sabrán quien fué. Y supongo que todavía haya por ahí esas revistas de la década de los 40 que hablaban de ella. Es obvio que no solo fué bolerista, sino que también continúo con su carrera ligada al magisterio, como inspectora de escuelas. Después se casó y era ama de casa también. Quedó en Cuba y al parecer estaba 'integrada'. Razones suficientes como para los que hemos vivido fuera del país durante décadas no sepamos quien fué. En la misma Cuba, después de un tiempo, y sin importar méritos artisticos, muchos caen en el anonimato. Así que me parece muy oportuno este reconocimiento póstumo a Toty Lavernia.

Imagen de Anónimo

Si tan "reina" fue, por qué no se consiguen sus grabaciones, y no hay ni siquiera testimonios gráficos de su carrera ? No entiendo. Pienso que fue una más del montón. De lo contrario fuera más conocida y existieran documentos de su trayectoria ( fotos, discos, vídeos... )

Imagen de Anónimo

Lo referente al "posible estreno en su voz, de la pieza "Dos Gardenias" de Isolina Carrillo y a su propia relación con Isolina, abre varias incognitas, ninguna excentas de polémica y criterios diversos, básicamente enfundados apartir de "la vitrina pública", coronada a través de los medios de la época. No obstante y pese al inevitable rumor que suele sucitarse en torno a casos tales, pienso que, en modo alguno sería del todo descabellado otorgarle el beneficio de la duda . De ello me complace dar fe testimonial pues, ambas, intérprete y compositora, tanto en lo personal como en lo musical, estuvieron muy estrechamente ligadas hasta el fin de sus días.A ello, agregaría una referencia puntual: Del bolero "Dos Gardenias", de la "manera en que fue compuesto", su "desgarradora" intención, y el "quién" y "a quién" va dedicado y un  sinfín de viricuetos más por donde ha transitado y sigue transitando esta magistral pieza del cancionero cubano de cualquier época..... de todo ello aun queda un mundo por decir, sin dudas, algo harto dificil de resumir en 1500 carácteres. Enhorabuena y Mil Gracias Eduardo,

robert c. díaz (Holloway Road, London)

Imagen de Anónimo

Sin ánimo de deslucir a nadie, y sin pretensiones de experto en música popular, ¿de veras tenemos que creernos que un "injusto manto de silencio" no ha permitido que sepamos siquiera algo sobre esta monarca bolerista? ¿No sería posible que, comparada con otras cantantes de su tiempo, no dio la talla o simplemente fue una figura menor? ¿Reina del bolero? Más bien parece reina de las distinciones vacuas: "Aporte Voluntario al Personal de las FAR", "Trabajadora de Avanzada", "Orden Raúl Gómez García". Y ahora, gracias a este artículo, nada menos que "reina rescatada". El papel aguanta todo lo que le pongan.

Imagen de Anónimo

Eduardo,Gracias por tan hermosa reseña. Una muy amena y fluída cronología que, amén de conseguir  "desempolvar del injusto manto del silencio" a que fuera relegada, esta voz del pentagrama musical cubano también focaliza un recorrido por los escenarios en que transcurrió y brilló la esencia artística de esa belleza manzanillera encarnada en Toty Lavernia.Sin dudas, una descripción puntual que, con sobrada razón, ayuda y mucho, a valorar en su  justa dimensión, la valía interpretativa de quien, para muchos, más allá de haber representado una suerte "sex-simbol del showbiz" de la época, con sobrado "glamour" y encanto natural, y gracias a la musicalidad de su afinado y cálido registro, hicieron que merecidamente, la exquisita diva, fuera considerada como la "majestad del Bolero".

robert c. díaz (Holloway Road, London)