Actos académicos

La Universidad de Princeton acoge un evento con artistas, escritores y académicos cubanos

 'Beyond The Hyphen: Approaching a Post Geographic Cuba' se celebra los días 9 y 10 de abril.

La Universidad de Princeton presenta el evento "Beyond The Hyphen: Approaching a Post Geographic Cuba", este 9 y 10 de abril.

El evento reunirá a escritores, artistas y académicos "para hablar acerca de los modos emergentes de comunicación y el intercambio entre Cuba y el resto del mundo", según explican los organizadores.

El programa arranca este 9 de abril, a las 10:00 am, con el panel "Multiple Cubas: Music and the Arts in the XXI Century", donde se presentarán los proyectos de los artistas plásticos Rodolfo Peraza, hablará de "JailHead.com", y Ana Olema Hernández con "A tiempo real: Una revisión de proyectos recientes"Por su parte, David D'Omni presentará "Alamar es el sitio: Las casas templo del proyecto Omni Zona Franca". Como comentarista estará el académico Javier Guerrero.

El siguiente panel, a las 12:00 pm en el Frist Center (Lecture Hall 302), contará con la artista Tania Bruguera, quien hablará de su obra. El académico Rafael Rojas será el presentador. En la mesa redonda estarán Gabriela Nouzeilles, Rubén Gallo y Rachel Price, profesores de la Universidad de Princeton y estudiosos de la obra de Bruguera.

En tanto, el escritor Enrique del Risco hará una lectura en español, de 2:30 pm a 3:00 pm, en el Campus Club (Dining Room).

Otros paneles explorarán temas relacionados con el arte cubano contemporáneo y la literatura. Participarán Adrián López-Denis, María Cabrera Arus, Kevin Beovides Casas y Jacqueline Loss.

A las 6:00 pm (en Frist Multiple Purpose Room B04B) se inaugurará una exposición de arte multimedia con obras de Ana Olema Hernández, Rodolfo Peraza y David D'Omni. La jornada del primer día finaliza con un concierto de  Edgaro González, de Doble Filo.

El día 10 se presentan los académicos Eva Silot Bravo con "Beyond the Hyphen: Transnational and Alternative Cubanidades", Walfrido Dorta ofrecerá la charla "Señales frías: sobre algunas escrituras desnaturalizadas" y Odette Casamayor presenta "Features of Identity in Contemporary Cuban Cultural Production". Modera Lizabel Mónica, de Princeton University.

Asimismo, debatirán de literatura los escritores Osdany Morales, Odette Casamayor, Pablo de Cuba Soria y Michael H. Miranda.

Coordinado por el Departamento de Lenguas y Culturas Española y Portuguesa, el Departamento de Literaturas Comparadas y el Programa de Estudios Latinoamericanos (PLAS), de la Universidad de Princeton. Para leer el programa completo visite beyondthehyphen.blogspot.com.es.

Comentarios [ 16 ]

Imagen de Anónimo

Otra FIESTA MAS  preparada por las HIENAS DE AQUÌ   para COOPERAR  CON QUIENES  LE ENVIARON ACUMPLIR "LA MISIÓN"  DE PENETRAR EL  CAPITALISMO......Ya son miles de cooperantes castristas en el extranjero.....Ya castro puede  solicitar ante la ONU  la anexión de la Florida  e  incluso  "ganar por votos" ya que hasta los senadores de la casa blanca  son castristas.......Y como dijo  el autor (castrista tambien)   "YA VIENEN LLEGANDO"   pero   PARA ACÁ  !SIGAN  DISCUTIENDO  CON LOS ENTRETENEDORES  QUE  LES HAN PUESTO   AQUÍ    PARA  QUE  QUE  SE OLVIDEN DE LO QUE ESTÁ PASANDO ....................Sigan de intelectuales  y  nariz  alta..que ese es su mundo...... Son tan inteligentes  QUE NO SE DAN CUENTA   QUE ESTAN  COLOQUINADO CON CON UN "DRON"   QUE SU PROGRAMA ES  ENTRETENERLOS  PARA QUE SE OLVIDEN DE "FARIÑAS"..."LAS DAMAS DE BLANCO"..."BICET"...."ANTUNES"........"LA UMPACU".......Y  DE LAS  GOLPIZAS,  REPUDIOS,  ULTRAJE   Y TODO LO SERIO QUE ESTÁ  PASANDO EN CUBA...........Que  los  intectuales  se  entretengan  "saciando su ego"  de  intelectuales  y  se  olviden  del  pueblo  y  sus  reclamos  "ENTRETENGANLOS" y asi se callan!

Imagen de Anónimo

    Anónimo 5:00 sigue usted empeñada en los detalles, como buena comunista fisgona y mandarica (aunque esto último lo pongo en duda), pero no se preocupe que sus remilgos no me preocupan, los tomo por cantaletas. Evidentemente su canonjía con la dictadura le reporta placeres y canonías (propias de su condición) mezquina y arrastrada hasta lo más bajo, resulta hasta asquerosa, pero en fin se le ve buena canicularia. Siga tranquila  en su canódromo, que ni le voy a recomendar ninguna lectura ni me interesa lo qué lee, aunque es evidente que se  nutre de canjura, por eso sigue usted empeñada en recomendar y componer, además de ordenar la vida ajena, como buena cederista en el exilio. Ya voy conociendo sus cánones y resulta en extremo cansina, hasta tal punto que no sé con qué escritora o escritor relacioanarle, ni me interesa, pero ya ve, a usted es algo que le resulta enfermizo y me lleva a pensar si ¿envidia a Zoé Valdés o le gusta y lo disimula con todo ese discurso petulante y aburrido...?. Y no se preocupe en advertir influencias intelectuales en lo qué hago, es también parte de mi real gana: en democracia. Falta de toda gracia en su cantazo, petarda. Un cántaro para usted y ojalá que no salga nunca su canticio de la cueva pestilente en que se encuentra, aunque le parezca a usted disfrutar de todos los bienes con esa condritis que le afecta su cerebro comunista. Disfrute en Princeton, ahora que tiene con quién.

Imagen de Anónimo

Anónimo 4:33, no hay duda de que usted se ha educado leyendo a Zoé Valdés. En ella ha aprendido intransigencia, ha aprendido que todo el mundo es agente del castrismo y ha aprendido a desprestigiar el idioma. "Canón", "conóniga"... Antes de meterse a discutir de elencos universitarios, usted debería darle un buen repaso a lo más elemental del idioma. Empiece por la primaria para llegar a la universidad. 

Imagen de Anónimo

     Anónimo 12:25, ¿quién es usted para mandar a nadie a hacer algo?... Es usted un o un fiel representante de la dictadura cubana, con lo cual la o el que debe ir a Princeton si le parece es usted. Conóniga del comunismo escondida en otra universidad.

Imagen de Anónimo

Mira que hay gente aqui que comenta sin saber datos elementales. Rafael Rojas "mayorcito" para la generacion de los 80? Por favor, Rafael Rojas nacio a fines de los 60,  por lo que pertenece a esa generacion.

Imagen de Anónimo

Anónimo 7.53 am, como usted responde a la vez a comentarios de varias personas, me limito a decirle que no he dicho que tal o más cual generación está desfasada, sino que este evento parece haber sido planeado para presentar en Princeton a artistas y escritores de una generación más joven de la que menciona usted. Y le rectifico un dato que dice en comentario dirigido a otra persona: todos los participantes cubanos de ese evento en Princeton son más jóvenes que Zoé Valdés.

En cuanto a las palabras que utilicé en un comentario anterior (rastrero, entrometerse, etc), como ninguna es un insulto ni una obscenidad, no están fuera de lugar en este diario. Además de querer decidir quiénes deben ir y quiénes no a Princeton, usted quisiera decidir qué vocabulario deben utilizar los demás. ¡Qué comportamiento más entrometido y rastrero el suyo!

Mire, si quiere oponerse (como dice) al congreso, en lugar de estar quejándose y llorando aquí, vaya a Princeton en son de protesta o escriba al rector de esa universidad. 

Y, ya que hablamos de escribir y de universidad, sería bueno que aprendiera que es "canon", no "canón". Esas cosas pasan cuando uno, sin ser Zoé Valdés, lee mucho a Zoé Valdés.

Imagen de Anónimo

     Anónimo 12:47 de acuerdo a su criterio y si el Carnaval de Zoé pasó, que no lo creó, el de Rafael Rojas hace rato que quedó atrás (también algo mayorcito para formar parte de la genración de los ochenta), así como el de muchos otros invitados al Congreso, alguno con más edad que Zoé. Y mire, a Zoé le siguen entregando premios, así como a María Elena, y no en Cuba. De los premiados en Cuba ¿quién compra algo a 1 dóllar afuera, dígame, aunque estén en pleno Carnaval, en la Isla y en el edificio de la UNEAC de La Habna o las provincias?

Imagen de Anónimo

     Anónimos 12: 24 y 12: 47, en relación con el gusto estético es libre, y no se equivoca uno de ustedes no soy Zoé Valdés. Afirmar que una generación de pintores o escritores se encuentra desfasada, es como decir que Picasso no es el artista más representativo de la primera mitad del siglo XX, porque sólo hizo Cubismo, envejeció, y por tanto, no merece estudiarse en un congreso sobre la Vanguardia todo su recorrido. Del mismo modo, resultaría obtuso desconocer los aportes de Orígenes o Ciclón a la cultura cubana y dejar de estudiar Paradiso porque se publicó en 1966. Creo que en este tipo de publicaciones se ha de respetar el vocabulario empleado y veo términos como: rastrero, entrometerse en mis derechos y demás, fuera de lugar. ¿Quién realmente le impone nada a nadie aquí; sino los que pretenden imponer un canón? Cada uno expresa lo que piensa y el congreso me parece otro evento políticamente correcto de los que organiza la academia y la izquierda caviar americana y cubanoamericana, para hablar de eso: lo que les conviene. Aunque si el contribuyente norteamericano está de acuerdo en pagarlo, es también otro derecho de él. Yo me opopndría, por el derecho que tengo a vivir en una sociedad libre a malgastar mi dinero en eventos que todo el mundo sabe que no aportan nada, provocan sueño y aburrimiento, porque no hay nada más desfasado que la dictadura cubana y sus acólitos, incluso en la cultura.

Imagen de Anónimo

zoe valdes deja de escribir anonimos que no vas a ir a princeton... no te vistas que no vas... ya tu carnaval paso....

Imagen de Anónimo

Anónimo 11.16 pm, puede pensar lo que quiera, está en su derecho, pero ya permitirse suponerme un pensamiento que no quiero reconocer ("en el fondo, sabe lo que ese congreso esconde, por más que se empeñe en demostrar lo contrario", dice) es entrometerse en mis derechos. No me endilgue su propia paranoia, no quiera compartir conmigo la escasa inteligencia que demuestra con sus comentarios.

En cuanto a su propuesta de que Rafael Rojas invite a su hermano viceministro no sé si considerarlo insulto o un pujo suyo. Rafael Rojas ha demostrado por escrito y con gran nivel de pensamiento su posición en contra de la dictadura castrista. Por supuesto que usted puede ejercer su derecho a la paranoia y al recelo, pero seguro que no va a cambiar en lo más mínimo el elenco del evento, así que no despilfarre energías y talento en nuevas propuestas.

A ver si acaba de darse cuenta que los invitados son de una generación más joven que  Zoé Valdés, María Elena Cruz Varela y los pintores de los 80.

Por último, recurra a argumentos menos rastreros: no hay que justificar la mediocridad a partir de la mediocridad que el castrismo impone en Cuba. Zoé Valdés es una pésima escritora sea cuál sea la calidad de lo que el castrismo publica, que para eso ella pone todo su esfuerzo personal en hacer cada vez novelas peores.