Artes Plásticas

Espacio Aglutinador gira, no cierra

Durante 20 años, en su casa de la esquina de las calles 25 y 6, en El Vedado, Sandra Ceballos ha mantenido un espacio para las artes plásticas. Ahora la artista y galerista ha decidido hacer cambios.

Trato de imaginármela. Sandra Ceballos entra a su cuarto mientras la exposición de turno de Espacio Aglutinador está ocurriendo en otras habitaciones de la casa. A Sandra Ceballos se le ha olvidado algo. Sandra Ceballos no sabe que va a sorprenderse. Un o una desconocida se unta su crema, se perfuma o se prueba su ropa. 

"Cada vez que inauguro una exposición tengo que recogerlo de todo. Tengo que vaciar prácticamente mi casa y guardarlo en un cuartico de desahogo. Después mi hijo me pregunta por un cepillo de dientes y no sé dónde está. Esto lo llevo haciendo desde hace veinte años", cuenta la Ceballos.

"Tiene que ver también con mi religiosidad. Cada vez que mi casa se llena de gente siento que me quedo con una carga que no me es favorable. Me pongo iracunda y me afecta más de lo que los amigos se imaginan. Quiero tener un poco más de paz. La casa tranquila. Sin tantas personas, sin tantas energías diferentes".

¿Pero eso significa que quiere cerrar Espacio Aglutinador?, le pregunto directamente porque esta ha sido una semana llena de comentarios en los que se dice que Sandra Ceballos cierra para siempre su proyecto.

"En realidad, Espacio Aglutinador no se va a cerrar. Lo que va a cerrar es mi casa como galería. La idea es cerrar mi casa y mi estudio, porque llevo 20 años permitiendo que invadan mi privacidad y ha llegado el momento en el que necesito tener mi trabajo expuesto, montar mi taller."

"Aglutinador ya no se va a ver como un lugar sino como un concepto, como un estilo, una forma de trabajar, de hacer arte y de promover arte, que se va a mover por toda la ciudad, en espacios alternativos que pueden ser de arte o no. También quiero sacarlo de la ciudad. Moverme un poco con exhibiciones por Camagüey, Pinar del Río. Quiero que funcione con una perspectiva más abierta, lo mismo Aglutinador como el Museo de Arte Maníaco o Curadores Come Home! Estos son proyectos adonde quiero invitar a curadores y curadoras más jóvenes porque la idea es esa, que hayan curadores tanto reconocidos como emergentes. Y eso no escapa al concepto de Aglutinador."

"Incluso he pensado en curar exposiciones a título nuestro en espacios públicos", agrega.

No obstante, insisto porque en La Habana, a falta de medios que divulguen noticias amarillas, rojas o de paparazzis, lo más importante corre de boca en boca, y por lo general tiene una base sólida.

Ahora mientras hablamos  frente a frente me parece más reflexiva, contrario a la conversación que sostuvimos por teléfono donde parecía más radical, más tensa. ¿A qué se debe el cambio?

"Las tensiones siempre han existido y tiene que ver con mi personalidad, con conflictos internos que, de alguna manera, siempre tengo que resolver. Yo tengo un carácter difícil y a la misma vez soy muy sensible, lo que hace que tomar una decisión como esta, después de 20 años de trabajo, me sea más difícil que a la mayoría de la gente."

Es cierto lo que dicen, ¿que ha tenido tensiones con otros espacios independientes?

"Realmente nunca he tenido problemas con otros espacios, ni siquiera con la oficialidad. Son ellos los que han tenido problemas conmigo por algún motivo. Pero me caracterizo sobre todo en apoyar los espacios independientes."

"Cuando surgió la Galería Xoho en Nuevo Vedado, donde se hicieron proyectos interesantísimos, los apoyé. Lo mismo pasó con lo de [Rodolfo] Peraza, en el de Otari [Oliva], al que le hice al principio una donación de marcos con cristales o le llevaba artistas que podían encajar en su perfil; o el trabajo que hago con [Samuel] Riera, que es con el que más trabajo, como colaboradora, con su espacio,  con su obra personal. Ahora, que haya habido gente que haya dado un mal criterio de mí y eso haya influido en otras personas, eso no tiene nada que ver con el arte. Pasa al mundo de la chismografía."

Entonces giramos la entrevista nuevamente al arte, porque aún quedan algunos detalles sin aclarar.  ¿Considera parte de su obra lo que ha hecho en Espacio Aglutinador?

"Claro que es parte de mi obra, pero me preocupa más mi obra como artista que la vengo haciendo desde hace muchos años, y prácticamente la estoy exportando, la exhibo fuera de aquí. Toda la obra que produje desde 2005 hasta ahora la he vendido sin ser mostrada. Y yo quisiera que, sin hacer inauguraciones ni nada de eso, quien quiera venir a ver mi trabajo que venga. Y es que en Cuba no la he podido exhibir como quisiera. Quizás porque tengo este espacio y la manera de castigarme como artista es prohibirme."

Dice que la manera de castigarse ha sido prohibiéndose,  y parezco incrédula porque ese comentario podría ser una pose, una estrategia de marketing. Pero, ¿pero se ha presentado, ha hecho el intento de exponer?

"Sí, como no. Se ha mostrado alguna que otra obra. En el Museo de Bellas Artes hay una obra mía en la sala permanente, pero desde el año 94, justamente cuando salió Aglutinador. Corina Matamoros [especialista del Museo de Bellas Artes] fue quien organizó la compra. Además, hay dos obras mías en el almacén. Digo, si no fue de las que se robaron. Pero no es eso lo que quiero…"

"Una vez Tonel propuso a Casa de las Américas una exposición bipersonal, mía y de la artista norteamericana Virginia Fleck,  y sencillamente se la vetaron. El pretexto que le pusieron fue que el problema era que estaba lleno el espacio por ese año, pero que el otro ni el otro ni el otro podría ser."

"Hace poco me invitaron Elvia Rosa Castro, Sandra Contreras y Margarita González, las curadoras de 'Ya sé leer', a una exposición que se hizo en el Centro Wifredo Lam, pero como mi trabajo tenía  una imagen de Fidel, que era incluso una página de un libro que le dan a los niños en la escuela, donde escribí, como vengo haciendo hace años, un discurso de él, les dijeron que esa obra no podía ir. Y que la cambiaran."

"Bueno", reconoce Sandra Ceballos, "al menos les dijeron que yo podía participar, pero con otra obra. Ellas vinieron y me dijeron: 'Ay, Sandra, mira, que hace falta… Y yo dije: 'Sí, sí'. No quise ponerme pesada, y les dije: 'Está bien, vamos a escoger otra obra'. Lo más cómico fue que expuse otra obra y en el catálogo, que es la memoria de la exhibición, la que sale es la de Fidel".

"Como ves, conmigo siempre hay ciertas cosas. Hay artistas a los que sí les permite, incluso hacer una obra más agresiva conceptual y políticamente, y se exhiben porque son artistas más oficiales. Imagino que sea porque siempre he sido una persona bastante irreverente. Y mi actitud sé que molesta, y no tiene que ser solo a un funcionario o a un político."

Le digo que, definitivamente, no prescindiremos de ella o de Espacio Aglutinador en el panorama independiente de las artes visuales habaneras.

"No, lo que será Aglutinador sin espacio. Y eso será transitorio también. El plan que tengo desde un principio es poder adquirir un local u otro sitio donde yo pueda vivir y entonces poder convertir esto en una galería como tal."

Sandra Ceballos confiesa otro de sus proyectos.

"Quiero comenzar a promover y divulgar a artistas, tengan la edad que tengan, para residencias, becas y concursos en el exterior. Yo tengo bastante acceso a eso y quiero compartirlo a partir de Aglutinador. Proponer a Aglutinador como representante de estos artistas en eventos internacionales."

"Ya empecé con una artista en un evento en España, y quiero continuar trabajando incluso con investigadores, con críticos. Y no dejar  la parte altruista de las becas PERRO (Propuesta Experimental de Respuesta Rápida Organizada), que se van a empezar a otorgar de nuevo. Vamos a empezar a convocar personas que puedan hacer donaciones para los artistas del Museo de Arte Maníaco, que son autodidactas, que viven en condiciones precarias, que no tienen papel para pintar ni comida para comer."

"Contradictoriamente", concluye,"se va a trabajar más ahora que cuando estaba la galería. Lo que antes éramos un poco más convencionales. Ahora quizás seamos más agresivos".

Comentarios [ 10 ]

Imagen de Anónimo

coño, ya no voy a ir a Aglutinador, me da mucha pena invadir la privacidad de Sandra. espero que en su nueva casa, grande, iluminada y aireada, pueda encontrar la paz que su público no ha sabido darle. gracias por la despedida

p.d. supongo que habré de transformarme en un concepto para poder asistir al itinerario de la nueva etapa

Imagen de Anónimo

Mirar el performance de Mendive en apoyo a los estudiantes venezolanos.

http://malditomenendez.blogspot.com/

Imagen de Anónimo

felicidades para cristo salvador!!!

Imagen de Anónimo

Grande aglutinadorrr!!!!!!

Imagen de Anónimo

Aglutinador con Ezequiel y Sandra fue lo mejor que paso en los 90 , pal' carajo to' lo demas. Ahora hay una que se llama Cristo Salvador que esta muy bueno, sigue esa tradicion de resistencia cultural! pensamiento critico, y el arte problematizador, es lo que se llama  resitencia iconografica

Imagen de Anónimo

Yo tuve la oportunidad de trabajar con Aglutinador en la última bienal. Ese espacio tiene mucha historia y sigue tan agudo como en los 90 cuando surgió, en lo que respecta a Sandra Ceballos, tiene siempre muy buenas ideas maquinando, es una artista visionaria y mejor persona. Ojala se les den todos los proyectos, y los que no, que generen controversia!

Imagen de Anónimo

Toda la mediocridad de cuba tiene que ver con el castrismo y sus tracatanes, hay muchas personas oportunistas y pendejas igual los artistas sin etica profecional vendidos a la oficialidad para no tener problemas poder viajar, bequitas, y regresar victoriosos a un pais dirigido por la miseria mental.

Imagen de Anónimo

Hay artistas y artistas como la tal Tania Bruguera que de ves en ves le encanta hacerse la victima, vive en un constante "Galimatias", sin acordarse que su padre era funcionario del gobierno cubano y colaborador de los represores! Otros como Wilfredo Prieto y Glenda Leon que insisten en un apoliticismo a ultransa, por supuesto para no meterse en problemas reales con el gobierno cubano, en fin todos ellos viven bajo la sombra de la educacion e intruccion  totalitaria y sus subsequentes expresiones: doble, moral, hipocrecia , cinismo y todo un arsenal de estrategias que nada tienen que ver con la creacion artistica , solo andan preponderando el "yo". Critican a Kcho pero son al final igual que ellos.

Sandra Ceballos si tiene lo que no tienen toda la pila de cara de guantes estos , ojala aprendan!!

firma : el Cocodrilo

Imagen de Anónimo

Para todos aquellos artistas que dicen que en Cuba no existen problemas de esta indole. Con este testimonio se observa que en Cuba sigue existiendo la Censura, la ideologizacion y la represion intelectual.Bravo Sandra , que bueno que aun sigas siendo consecuente con la realidad y compromiso con las victimas de la opresion  economica, politica e intelectual de los cubanos. Una artista valiente de veras...

Un abrazo desde Mongolia

Imagen de Anónimo

Sandra Ceballos es una de los pocos artistas que verdadermante vale la pena en Cuba , al igual qu Ezequiel Suares, ambos son realmente la otra vision de las artes plasticas cubanas,  en un escenario que esta sujeto a la doble moral, el conformismo y la  hipocrecia, ellos, asi como Cristo Salvador o artistas como Ernesto Leal  son capaces de atenerse a una etica de la creacion basada en el no compromiso con la politicas de amordasamiento