Música

Una fiesta del metal

Termina el Festival Brutal Fest. Bandas extranjeras y cubanas recorrieron el país con gran éxito.

Desde el pasado 13 de febrero tuvo lugar en Cuba la séptima edición del Festival Brutal Fest, evento que trae a agrupaciones extranjeras de diversos estilos del metal. Estos encuentros entre la escena metalera nacional y la foránea, han sido posibles desde 2008, gracias a la colaboración entre la gubernamental Agencia Cubana de Rock y el sello indie francés BrutalBeatdown Records y su director, David Chapet. El festival incluye una gira de las bandas visitantes por varios escenarios del interior del país, en los que comparten con grupos locales. La gira acaba de concluir este domingo 23 con un concierto en la occidental ciudad de Artemisa, en el que participaron las bandas The Prestige (Francia), Chariots of the Gods (Canadá), Algebra (Suiza), Meltdown (Suiza), No sun in San Francisco (Suiza), y por la parte local, Combat Noise, Switch, Zeus, Arrabio, Darkness Fall, Blinder, Tragedy, Espoleta y Trendkill.

Para los músicos extranjeros invitados, ha sido una sorpresa constatar el buen poder de convocatoria que poseen el rock y el metal en toda la Isla: "Hay avidez entre los chicos por saber cómo se mueve el mundo y cuales bandas importantes están girando ahora mismo", comentó Alexandre Díaz, vocalista de la banda parisina The Prestige. "Desde fuera uno tiene la impresión de que es imposible que en Cuba haya metal. En Francia nos venden la imagen de una isla llena de música latina bailable, el son tradicional, Buena Vista Social Club".

"Hemos aterrizado acá y recorrido el país y donde quiera que estuvimos, nos hemos sentido como en casa", otros dos integrantes de la agrupación, presentes en la conversación, corroboran lo dicho por Díaz.

 "El público fan del metal en el interior de Cuba es muy agradecido y el de La Habana es exigente y explosivo", dijo Chaos Edy, vocalista de Algebra. Esta banda suiza trae de regreso al sonido clásico del trash-metal con un toque de modernidad que atrae a más de una generación de metaleros. Por otra parte, y con amplio margen, la agrupación que más gustó fue la canadiense Chariots of The Gods. Su sonido es fuerte y moderno. Una combinación del death melódico europeo y la fuerza del metalcore estadounidense. Está muy conectado con las tendencias del metal que están ganando, en estos momentos, nuevos adeptos entre los jóvenes amantes del género.

El Brutal Fest, que comenzó siendo un fenómeno de convocatoria entre un grupo de seguidores de estos estilos y algunas bandas de La Habana, se ha consolidado a otras áreas del país. Y ocurre a pesar de la fuerte preponderancia en el entorno sonoro local de géneros musicales como el reggaetón.

Una pareja de jóvenes que siguió la gira desde Villa Clara dijo a este reportero: "Nosotros siempre tratamos de viajar a cuanto festival se hace. La escena rockera de Santa Clara está muy saturada por el sonido Punk. Para ver bandas de los estilos del metal que nos gustan tenemos que aprovechar estos eventos."

La gira del festival Brutalfest comenzó el pasado día 13 con un concierto de arrancada, precisamente, en la ciudad de Santa Clara. La banda cubana que se presentó junto a las foráneas fue Blinder.

Sobre cómo transcurrió el resto del periplo, Alberto Muñoz, productor ejecutivo principal del evento, comentó: "En general la gira fue exitosa, pero tuvimos un par de tropiezos, uno de ellos en Santiago de Cuba por causa de la lluvia y el otro en Trinidad debido a la ineptitud de determinados funcionarios locales que no jugaron su papel como es debido". Alberto declinó ofrecer mayores detalles. Sin embargo, una fuente cercana al evento abundó: "Tal parecía que nadie les había dicho nada o que no les importaba. Si a la ineptitud le cambian el nombre algún día, se va a llamar Cultura provincial y Centro de la Música de Sancti Spiritus. Otros artistas como Carlos Varela o Camerata Romeu han sufrido las consecuencias del mal trabajo de esas personas".

Pero la fuente aclaró: "Eso sí, cuando llegan Osmani García, Gente de Zona o El Micha repartiendo dinero, todo está a su disposición".

Se trata de un mal generalizado que corroe al país, el de la impunidad: "Esos funcionarios son inamovibles, hagan lo que hagan".

A pesar de todo, el concierto en Trinidad se realizó, gracias a la fuerte presión de la agrupación local, Arrabio, que movió cielo y tierra y amenazo con ponerles "el juego malo" a estos mafiosos locales de cuello blanco.

Durante los días 21 y 22 se realizaron sendos conciertos en la capitalina Sala Maxim. Por la escena pasaron la totalidad de las agrupaciones extranjeras y por Cuba estuvieron Combat Noise, Zeus, Darkness Fall y Trendkill. Ambos días el teatro estuvo copado de público. No solamente estaban allí los rockeros y metaleros de la capital, también había jóvenes llegados desde Matanzas, Villa Clara, Ciego de Ávila e incluso un poco más allá.

"Me gusta el ambiente de los rockeros", comentó una señora que acompañó a su hija adolescente al Maxim el viernes 21: "Cuando la niña me dijo que quería venir a este lugar, casi puse el grito en el cielo, pero vista hace fe y acabé viniendo con ella. En otros sitios yo sé que hay mucha violencia, pandillas que acechan a la salida de las discotecas para asaltar a los muchachos. Pero salimos del Maxim y no hubo tensión ninguna, eso me tranquiliza".

El rock llego a Cuba hace más de medio siglo, el metal irrumpió en 1986. El festival Brutal Fest también ha llegado para quedarse.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Anónimo - 24 Feb 2014 - 4:05 pm.

tenemos que aprender contigo!!!!! yo fui delos irreverentes con pelo largo, pantalones apretados y fajao todo el tiempo...y mem alegro tanto por los que hoy disfrutan del rock

Imagen de Anónimo

Bien por ustedes Rockeros del hoy cubanos. Nosotros somos parte -(ex) hippies y frikis- de los que le abrimos el camino y lejos de sentirmos celosos, nos elrgramos de que tengan semejante oportunidad, aún, no excnta de tropiezos oficialistas. El Lapón libre.

Imagen de Anónimo

Rock on Cubanos!