Miércoles, 23 de Agosto de 2017
02:02 CEST.
Literatura

Recordando al poeta Esteban Luis Cárdenas Junquera (1945-2010)

Expulsado de la Universidad de La Habana por actitudes "antisoviéticas", Cárdenas Junquera intenta escapar de Cuba junto a su amigo Reynaldo Colás solicitando asilo en la Embajada de Argentina en La Habana, pero fueron rechazados. Condenado a 15 años de cárcel, fue excarcelado en 1980 y enviado a EEUU. Publicó en 1993 su primer libro 'Cantos del centinela'. Enfermo y con poca visibilidad óptica tras dos accidentes de tránsito, sumido en la miseria, falleció en 2010 en Miami. (Hamlet Lavastida)

Comentarios [ 12 ]

Imagen de Anónimo

En La Otra Esquina de las Palabras se le hizo un homenaje. Gracias a ese homenaje se pudo confirmar que estaba muerto, pues al desaparecer ni una nota salio en el periodico.

Imagen de Anónimo

Diez puntos!! Y una estrellita de oro! Póngase a escribir la historia de esos años de literatura miamense, parece conocerla bastante bien...

Imagen de Anónimo

Primero usted me cabreó, pero ahora me ha hecho sonreir, ya que ha logrado hábilmente enredarme en un juego donde debo demostrar mi amistad con dos queridos amigos. Bueno, los tres libros que publicó Damián, el de Germán Guerra, Eddy Campa y Néstor Díaz de Villegas, en mi opinión no tuvo formalmente editores; fue una aventura rocambolesca, de un grupo de amigos, recuerdo ahora entre otras, la generosa contribución de Benigno Dou (quisiera dejar también constancia que Benigno pagó casi completamente la edición de Vicio de Miami, de Néstor Díaz de Villegas, edición también patrocinada por amigos y en un triste momento en que parecía que lo perderíamos para siempre) y si bien el resultado fueron tres bellos libros, de estándar mundial, fueron editados casi sin recursos materiales, ya que ni siquiera había un printer para hacer las planas limpias y llevarlas a la imprenta de la 72 Avenida del NW donde se imprimieron los ejemplares. Tampoco había mucha experiencia editorial, la imprenta rechazó lo que Damián entregó y hubo que hacer todo de nuevo en una casa del SW que Germán rentaba a dúo, no recuerdo si con Néstor, en fin, se trabajó muchísimo en esos libros, pero al final salieron.N.B. Germán Guerra también tiene mucho peso en ésto de las efímeras editoriales mayamenses que han fundado una tradición y un legado para la posteridad de los bardos locales. Amén. 

Imagen de Anónimo

El libro de Campa, no se lo publicó Pedro Damián solo. Fueron tres las personas que publicaron ese libro, desde diseñar la tripa, hasta la portada, la selección del lugar donde se tomó la foto de cubierta, etc., etc. Si sabe usted quienes fueron esos tres editores, entonces le doy 10 puntos. De lo contrario, lo dicho: está hablando sin saber.

Imagen de Anónimo

Este polemista debe ser el mismo quejoso de los derechos de autor. Lo que piense de mi forma de escribir, me tiene sin cuidado, ya que no formo parte del panteón (eso si es cursi de verdad) sino un simple ciudadano. Tampoco me molesta su intento de descalificarme en los afectos a Esteban Luis y a Campa, afirmando que no los conocí. Después del salto a la verja de la embajada, y entregado a la DSE por los propios diplomáticos, lo recibía usted en su casa, o era de los que cruzaban la acera para evitar que el saludo lo comprometiera políticamente. Fue alguna vez al Home donde vivía, ya en Miami, a llenarle papeles del SS y recogerlo para hacer visitas a amigos comunes. Y sobre Campa, déjeme decirle que fuí una de las últimas personas que lo vio vivo, tenía una línea en el cuello, traté de llevármelo para el hospital, pués ya habían signos de rechazo en la vena y la probable filtración de bacterias, pero no hubo manera que me hiciera caso, a pesar que le advertí que parecía estar gestando una septicemia. Allí lo dejé, en el portal del supermercado La Mía, el mismo que aparece en la portada del libro que le publicó, quijotescamente, Damián González. 

Imagen de Anónimo

El comentarista sentimental y picúo no conoce nada de la vida de estas personas. De Campa no sabe lo que está hablando, y de Cárdenas menos. Es muy cubano ponerse a disertar de lo que se conoce insuficientemente. Cárdenas vivió muchos años, años importantes en su literatura, en la 2da del NW y la 12. Allí escribió "Un café exquisito".

Imagen de Anónimo

Aquí lo que es cursi y del peor mal gusto es venir a reclamar créditos de derechos de autor para probablemente lucrar con una persona como Esteban Luis. Privado del andar y ya en una silla de ruedas, constituía una verdadera odisea llevarlo a una presentación o simplemente sacarlo a pasear, dada la pérdida de movilidad progresiva que presentaba, más allá de la pérdida de visión, olfato y sabores, después de sus terribles accidentes. Esteban Luis no es el primer intelectual que muere en la pobreza más lamentable, aunque nunca le faltó techo ni servicios médicos gracias a una ayuda publica, le acompañan en tan triste desfile Lydia Cabrera y otros tantos de penosa recordación. Lo de Campa fue desgraciadamente una actitud autodestructiva, pues no estaba enfermo; varias veces, sus amigos de siempre, tratamos de ayudarlo, pero todo fue en vano. Parece que el comentarista aquí confunde las personas, pués quien deambulaba por la 12 y Flagler entre personas marginales era precisamente Campa, alternando con otros sitios en los alrededores de la Biblioteca del Centro de Miami, donde vendía anillos y cadenitas de oro falso.

Imagen de Anónimo

Todo eso del muro del silencio es muy cursi. Esteban Luis escribió lo que pudo, dos libros de poesía y uno de prosa. Nadie lo ha olvidado, a no ser los que no lo conocían debido al desinterés en lo miamense. Pertenece a la escuela, o estilo de poesía de Miami, es uno de los que puso en imágenes poéticas la debacle del 80 y la vida en exilio. Sus libros estpan ahí, sus apariciones en documentales premiados, históricos. Su importancia en el panorama cultural de la segunda ciudad de Cuba, además de sus años en la tertulia de la Funeriaria, son indiscutibles. Está con Eddy Campa y dos o tres más en el panteón de la poesía clásica de Miami, la ciudad le debe una estatua en la esquina de la 12 y Flagler que es donde él operaba, en su andador, entre vendedores de crack y borrachos. Eso no quita que haya que mencionar los derechos de autores y editores etc.

Imagen de Anónimo

Es cierto, segun lo que yo se como el video no esta dirigido por nadie entonces!! No es ni descarada , ni robada la autoria de los materiales tomados. Es a mi entender un pequeno recordatorio de las unicas apariciones que hay de  Esteban Luis Cardenas, en vez de estar intigando , deberia dar bienvenida a que alguien se digne en recordarlo !! 

Imagen de Anónimo

   No se si el Anónimo - 20 Dic 2013 - 11:55 pm vio las referencias que salen en el texto que acompana el video en youtube ahi salen todas y cada una de las referencias que el senala. Me parece que el video no es en si mismo algo para lucrar, por otro lado es carente de toda autoria. En todo caso , mas bien pretende  estimular la memoria sobre  el escritor que fue victima de una infraestructura cultural que tanto en la isla como en Miami, no le favorecio lo suficiente !