Literatura

Wendy Guerra explora el tema del racismo en su novela 'Negra'

La escritora presentó su libro en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Con motivo de su participación en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, México, la escritora Wendy Guerra declaró que "la humanidad ha ido en retroceso con el tema de la raza”, dijo en entrevista a EFE.

Guerra asiste a la feria para presentar su última novela, Negra, una exploración crítica sobre el racismo en Cuba.

"Creo que hay que plantearse el problema de los negros, de verdad, en Cuba, y planteárselo de una manera de decir 'es real, necesitamos que tenga un lugar, pero masivo, en la sociedad'", explicó la autora.

Negra (Anagrama, 2013), está centrada en las vivencias de la heroína cubana Nirvana del Risco, y es un intento, en clave afrocubana, de afrontar qué sucede con la población negra en la Isla, así como de abrir un debate como el que ya han protagonizado otras minorías.

A "las minorías negras, antes y después de la Revolución, les costó integrarse porque venían de estratos muy pobres, y aunque las condiciones para estudiar eran las mismas, eso hay que decirlo, venían de estratos muy complejos, de condiciones difíciles", dijo Guerra.

Con el tiempo, "todo está balanceado, todos tenemos los mismos problemas, que no son fáciles", dijo la escritora e indicó que aún "hace falta un poco de espacio para que las minorías cobren fuerza".

Asimismo, recordó que en los años 60 y 70 del siglo XX activistas de derechos civiles libraron en EEUU, y muchos otros países, luchas en las que "parecía que se iba a abrir una gran puerta", pero que, con el paso de los años, se comprobó que la igualdad aún era difícil de lograr.

Lo que se abrió, a su juicio, fue un espacio para "la doble moral, no decir 'black woman' o 'nigger', poner nombres paliativos, motes, eufemismos", solo porque "la gente tiene miedo de decir 'negra', 'qué linda mi negra'", apuntó.

En Cuba, "para mal o para bien", la gente llama a las cosas por su nombre, pero en el mundo entero, ante los temas de raza, sigue primando lo políticamente correcto.

Guerra, que cuenta con la nacionalidad francesa, admitió que en ese país también hay "un problema de comprensión" de las minorías raciales.

"La sociedad se ha detenido y no hace introspección", aseveró la escritora, quien consideró necesario "inyectar un poco de introspección en el mundo francés y de meditación de los valores iniciales de la Revolución francesa y luego de Mayo del 68".

En este sentido, el libro se refiere, en cierto modo, a "la tradición esta de que por muchos años los africanos y los mestizos no pudieron escribir las historias, la tuvo que escribir el blanco, desgraciadamente".

Además, la novela repasa la Regla de Ocha, los sistemas religiosos asociados con la santería cubana, e incluye "recetas de brujería para matar, abortar, enamorar, para ligar".

"Son recetas verdaderas que me ha donado el archivo de Natalia Bolívar, una gran etnóloga, blanca, alta, hablando de colores, que tiene sangre negra", agregó la autora.

Guerra dijo además que trabajar en el relato le ayudó "a viajar por mundos muy endémicos" en los que sintió "mucha curiosidad y mucha nostalgia de cosas" que no había vivido siendo cubana, ni criolla.

Afincada en Cuba, la escritora lamenta que en su país sus libros estén prohibidos y que se mantenga el "no informar, no decir las cosas más delicadas" a los cubanos. 

Comentarios [ 25 ]

Imagen de Anónimo

El modus vivendi en la isla de Cuba tiene un arraigo entramado que dificilmente se podra rectificar, cuando estuve en la isla en el año 2008 pude darme cuenta que tal parece que el ciclo fundamental del socialismo Marxista tomado como corriente politica post revolucion nunca se concreto por el bloqueo economico si en cuba existiera el elemento planteado por Marx (capital) fueran otras las condiciones en la bella isla.

Imagen de Anónimo

En Cuba hay racismo , lo he vivido en carne propia , soy mujer , negra y he estudiado una carrera , por suerte , eramos pocos de este color y no era casual en un país mestizo como el nuestro ...en fín se agradece cualquier acercamiento y visibilización de este tema tan silenciado y obviado en nuestro país porque finalmente nuestra historia sigue siendo contada por la mayoría en el poder : blancos....y no tengo nada en contra de ninguna minoría , al contrario , trabajo todos los días para favorecer su integración.

Imagen de Anónimo

Para los que critican a la escritora diciendo que no sabe frances y que sin embargo tiene ciudadadania francesa serian bueno que recordaran que la mayoria de los cubanos aca apenas hablan ingles lo cual es triste porque muchos son ciudadanos americanos.  El momento de criticar y luchar fue en Cuba y la mayoria aplaudio al comandante hasta que tuvieron oportunidad de irse del pais.  Triste realidad por eso estamos tan jodidos como nacion.  Los quiero, paren de criticar y anadan valor a sus vidas.

Imagen de Anónimo

Yo no la conozco y no conozco su obra por eso no la voy a criticar sin antes leer sus escritos.  Pero por favor no traten de negar que en Cuba hay racismo, quizas un poco subvertido pero lo hay.  No hay negros en posicion de responsabilidad apesar de que la educacion fue para todos, hay apenas personas de color (negros and/or mulatos) tranajando en hoteles donde se consigue la divisa, y las carceles estan llenas de negros porquee los blancos que son los que dirigen el "proceso revolucionario" son socios entre ellos y roban en gran cuantia y se encubren,  y luego usan al negro ignorante para ayudarlos a mantener su systema.  Por favor no traten de decirme que en Cuba no hay racismo, vivi alla por 30 anos y vine a vivir como una persona aca en los Estados Unidos.  Yo personalmente no siento mucho orgullo de ser cubano, no fui patriota alla y no voy a ser patriota aca.

Imagen de Anónimo

Y me pregunto como esta Sra que vive en Miramar y que tiene la nacionalidad francesa y no habla francés, puede saber y mucho menos comprender lo que pasa en Francia?

Imagen de Anónimo

Oportunista o ignorante? esa es la pregunta.

Imagen de Anónimo

Esta señora se cree que se puede opinar de temas serios diciendo un par de boberías y lanzando dos o tres metáforas pintorescas… y está más equivocá…

Imagen de Anónimo

Dije en el comentario anterior de Wendy “usa la cuestión racial en Cuba, que está en pauta, de forma oportunista para promoverse como escritora”, después de leer sus declaraciones, digo que es una oportunista a la enésima potencia, una superficial, que no sabe ni hostias del problema negro en Cuba, que además de vivir de la literatura vive del cuento y del cuento mal contado, es una farsante política y socialmente, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

Donde dije digo, digo Diego. En fin, ya se dio cuenta de la metedura de pata. O se la dieron sus amiguetes del exilio. Ahora dice que no, que no lo dijo, que tergiversaron sus palabras. Pues le creo si lleva a ese medio a la corte. Además de limpiarse, se buscaría su milloncito de dólares. Pero, ¿a qué no lo hace? Estoy seguro. Porque sabe lo que dijo. Y, de paso, el baboso abrazo a García Márquez, ¿fue también tergiversación? ¿Quién le/te cree?

Imagen de Anónimo

No me he leído nada de Guerra. Pero pensaba hacerlo. No puedo negar que goza de cierto reconocimiento. Me aparece hasta en la sopa,  prensa, facebook. Etc. Incluso, iba a incluirla en un curso de literatura cubana que imparto. Mas ahora, luego de esta injuria contra los escritores cubanos del exilio, le hago la cruz y la raya. Lo que afirmó es una soberana falta de respeto a todos nosotros.