Domingo, 20 de Agosto de 2017
00:10 CEST.
Literatura

¿Cómo hacer revistas de bolsas de cemento?

Archivado en

¿Es posible escribir poesía hoy? Si convenimos con Hörderlin, que la poesía "es la promesa de un lenguaje", afrontaremos que la muy experimental revista P350 lo hace posible ahora mismo, al elaborar un lenguaje que permite dialogar entre sí a los cerca de 70 ejemplares que en apenas año y medio de iniciado el proyecto por Yornel Martínez y Amílcar Feria, conforman una colección única, dado el carácter irrepetible de cada número, realizados de manera muy personal y con técnicas disímiles, con predominio del collage. Los autores de P350 son desde profesionales de las artes plásticas (pintores, diseñadores, grabadores, escultores, grafiteros…) a poetas y artistas de diferentes manifestaciones: performáticos, bailarines, actores, músicos: un ejercicio de libre albedrío.

¿Cómo se hace?

La fiebre constructiva desatada en la nación, por la que los ciudadanos pueden edificar sus viviendas con esfuerzo propio, da lugar a las bolsas de cemento P350, un material de gran calidad para utilizar en exteriores, remendar una azotea o levantar una pared bien sólida. Estas bolsas, después de utilizadas, son desechadas por los constructores. Y acopiadas, recogidas por los "escritores" de la revista, en plan de reciclaje de un excelente papel kraft, llamado papel de estraza o cartucho. Las bolsas son lavadas, dobladas por la mitad y picadas de manera que conforman folios o pliegos.

El formato final resulta algo inhabitual y hasta incómodo a la hora de leer, pero es compensado por los textos, su potencial imaginario, delirante en algunos, de refinamiento emotivo en otros, obvios esquemas, humor, ironía, lirismo, fragmentación y hábil sintaxis en relatos visuales de gran impacto.

El experimento creativo P350 pone patas arriba el apacible y delicado reino de lo consagrado, se pronuncia contra el encartonamiento, el desfase, la desactualización, la falta de inmediatez.

Para el profesor Yornel, graduado de Artes Plásticas en Santiago de Cuba (2001) y del ISA (2007), con 15 exposiciones colectivas y seis personales, esta es una revista de poesía abierta a la poesía, es decir, a "esa fuerza primaria y sutil que conlleva todo acto creativo: no es una revista de poesía cubana, ni de un grupo X de poetas, no tiene una orientación ideológica a priori, no prioriza credo alguno, tampoco es un manifiesto ni nada de eso. No pretende establecer un discurso lineal, ni una filiación ideológica, estética o ética. Si algo se prioriza es un interés común hacia la apertura de pensamiento, de ideas, una cierta frescura".

Ambiciosos, el listón lo han puesto bien alto, al pretender emular con el perfil visual y estético de revistas desaparecidas como Orígenes, Naranja Dulce, Albur, Enema , y el justo homenaje que le rinden a Diásporas. Justo y ¿oportuno?

Ya se han realizado cuatro presentaciones de P350: la primera en la sede del grupo de teatro El Ciervo Encantado, donde Yornel trabaja como diseñador escénico; la segunda en el Museo de Arte Contemporáneo de Pinar del Río (MAPRI); en la Galería Cristo Salvador y la más reciente en la Torre de Letras de la poeta Reina María Rodríguez. Y aunque los hacedores buscan un local que le permita al público-lector condiciones favorables para interactuar con el inhabitual formato, señalan que siempre se han presentado en lugares que "responden al espíritu del proyecto".

Las cartoneras

Para este encuentro de la Torre estuvo invitada Jamila Medina, joven escritora y editora cubana, para hablarnos un poco de "las cartoneras", un proyecto editorial alternativo que se ha movido por lo subterráneo en Latinoamérica hasta llegar a hacerse verdaderamente representativo.

Como Jamila tuviera la oportunidad de coincidir en México —en el Festival de Poesía "Vértigo de los Aires"— con estas pequeñas presentaciones artesanales, en fuerte consonancia con la P350 de Yornel, pudo regalarnos el deleite visual que acompaña las texturas de este papel manufacturado con el que se hacen las llamadas "cartoneras", un proyecto que comenzó en Argentina con Milena Cacerola y se fue dispersando por todo el continente, llegando hasta el Caribe, a Puerto Rico y Costa Rica. (De Puerto Rico es Ataraya Cartonera, que utiliza tanto el cartón como los periódicos para dar una especie de testimonio epocal.)

Hay veces que lo que se pretende es más un libro-arte que se aleja mucho del material inicial, haciéndose más vistoso y valioso en el sentido de un objeto de galería y ya no de un libro manual, más "callejero".

La intención de las cartoneras es que cada autor tenga un libro único y no se repitan los esquemas de las grandes editoriales. En Latinoamérica es un fenómeno asociado a una cultura en oposición a la cultura del mercado, con una concepción de autor y de difusión alejada de las políticas de las grandes distribuidoras: se habla aquí de copyleft, o common creative, que permite que alguien copie y pegue directamente al blog sin preocuparse de los derechos, promocione y se creen así redes de conexión alternativa que se mueven más libremente en los festivales internacionales. También existen como una apropiación de reciclaje de todos los objetos "capitalistas" desechados y de alguna forma transformados en arte.

Para Jamila, aunque en Cuba no hay capitalismo, sí encuentra que hay mucha basura "utilizable".

En Cuba empieza la ilusión de poder hacer editoriales propias. Ya Jamila tiene algunas ediciones artesanales de pequeños libros que han sido rifadas en peñas literarias. Partiendo del recuerdo de las horrorosas Plaquets de los años 90, piensa que Cuba se hubiera encontrado en algún punto por ese camino con las cartoneras. Ya Raúl Aguiar le hizo un libro a la manera cartonera a Elaine Vilar. Además está Yanelis Encinosa, que quiere hacer su propia editorial, Costa Negra, cuyo primer ejemplar será de una cubana radicada en Canadá.

Vamos a recordar

A Mario Walpole, alumno preferido de Antonia Eiriz y cuyas obras de reciclaje llenaron una época en los años 70… A la editorial matancera Vigía, en los 80, artesanal e independiente en sus inicios, hoy muy institucionalizada y ya menos atractiva visualmente. A los Cuadernos Papiro… Y en la primera década del 2000, la convocatoria de mail-Art librada por el Proyecto Desliz, de la escritora Lizabel Mónica, donde se pedía "enviar en una hoja previamente estrujada, una muestra artística y/o literaria, acompañada por la dirección electrónica del autor (la hoja ha de estar firmada). Todas las obras se encuadernarán en un solo libro, cuya curaduría estará a cargo del equipo desliz. La edición colectiva será expuesta en un espacio cultural cubano. Se enviará a los autores una muestra digital del libro".

A dicho concurso llegaron obras de todas partes del mundo y se expusieron, junto a computadoras con videos de arte, en la Casa de la Poesía, de la Habana Vieja, en evento que conjugó música, performances, recitales; todo un "suceso cultural", como se decía entonces, con acogida total de jóvenes que llenaron el recinto hasta donde les fue permitido, pues en la segunda ocasión el mismo centro cerró sus puertas a una propuesta "independiente" como Desliz.

De similar o parecido sentido, abundan otros esfuerzos que marcaron la diferencia ante el adocenamiento, la falta de imaginación de la burocracia cultural.

La política

A muchos les interesa la horizontalidad en términos políticos de P350, que no se encuentra en las cartoneras: es un fenómeno distinto porque a diferencia de estas, aquí no define tanto el material como la  esencia misma del proyecto.

También es un arte. La revista P350 no es un gesto: es una acción concreta y decidida de libertad. Sus autores, definidas personalidades, votan por el ejercicio didáctico, casi pedagógico de lo que tienen en común: el amor al arte y la pasión por el país. Algunos retroceden, otros avanzan; defienden su independencia, su libre albedrío, acosados por la gris cotidianeidad, el reclamo de justicia, la espera. Resisten. Viven entre la esperanza y la indignación. Son fieles a todo aquello que no quieren perder.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Orlando Luis Pardo Lazo

Un fotoreportaje y una croniquilla pasada sobre P-350 en http://vocescubanas.com/boringhomeutopics/?p=5396

Imagen de Anónimo

La política es igual al estómago…Cuando funciona bien, Ud ni lo siente…Pero cuando funciona mal…Ud se la encuentra hasta en la sopa…No tengo nada en contra del cartucho…De hecho todo lo reciclable se debe aprovechar…Esta iniciativa es muy interesante por su creatividad,  nos puede llenar de sonrisas…y satisfaccion por la comunicacion lograda,... pero no el bolsillo…Y el arte…además de independiente,debe ser  capaz de autofinanciarse…y competir...Eso es lo que se llama libertad…Por tanto, solo espero que este experimento sea la fuente para lograr  mayores empeños editoriales en un futuro...

Imagen de Anónimo

Me parece de muy mal gusto y fuera de lugar criticar de lo que no se habla en este articulo, y me parece falta de respeto que una inventiva artistica tan sublime lo quieran mezclar con politica.Felicidades por el articulo y felicidades a los promotores y creadores de tanta bella imaginacion.

Imagen de Anónimo

Celebro estar leyendo notas de Azucena en este espacio dedicado a la cultura y lamento esos comentarios fatalistas y menospreciadores que suelen pulular más veces que las deseadas. Para caminar hay que dar un primer paso... Ya sabemos, hay muchas formas de caminar hacia adelante. Hacerlo, intentarlo, es un canto de libertad. Que una bolsa de gris material sea derivada a una revista, gracias a la creatividad de la materia gris humana, es un acto bello y alentador. Un aleteo que podría cambiar ciertas presunciones. Como dice el proverbio chino: "El aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo". Y, por supuesto, dentro del mismo entorno (caos incluido) en que rueda la P350. No caigamos en la trampa de ser tan de vaso medio vacío, incapaces de sentir los aleteos que suceden... Porque algo se mueve, vamos, aunque sea con el susurro de las alas de mariposa. REP

Imagen de Anónimo

Bueno, esto confirma la idea de que los cubanos en la isla...se volvieron unos topos y meten la cabeza... en un cartucho para no exigir ni cambiar nada...

Imagen de Anónimo

Felicito sinceramente este esfuerzo por difundir el pensamiento creativo.Sin embargo creo que si esto no va unido al arte y a la libertad no le sirve al hombre por que no le ayuda a crecer y desarrollarse con dignidad.