Lunes, 21 de Agosto de 2017
17:43 CEST.
Cine

'OFF LINE', un diálogo irresuelto

Un nuevo documental ha salido de los márgenes. Su objetivo principal (a juzgar por el tiempo que le consagra) es la persuasión. En Cuba vivimos ajenos a la revolución tecnológica llamada ¿interweb? y la reciente obra de Yaima Pardo se dedica a delatar este hecho y ponderar, a través de sus entrevistados, las ventajas que para el país representaría conectarse al resto del mundo. El país está envejeciendo y ese envejecimiento, nos dice la autora, no solo es demográfico sino global. Internet es un derecho, concluye OFF LINE, y no un peligro. Es equivalente al derecho a la salud o la educación.

El contenido la película es claro. Su manejo, sin embargo, deja al menos una pregunta: ¿Por qué dedicarle tanto tiempo a la persuasión? ¿Necesidad de convencer a quién? La respuesta no es difícil de extraer: el objetivo de la persuasión son las autoridades responsables de que cualquier cosa suceda, y el procedimiento no es nuevo —véase casi todo el soporte teórico del arte de los 80, repleto de ese "diálogo con el funcionario", de tiempos en que no había un "afuera" visible.

Lo interesante de este documental, además de su buena factura visual y su pertinencia, es la zona en que opera, esa que informalmente se reconoce a sí misma como "alternatividad": un área de desacuerdo con el proceder oficial, pero que no se opone abiertamente al Estado-Gobierno, o al "sistema".

A diferencia de los outsiders o pensadores por cuenta propia (el graffitero El Sexto, por ejemplo), sus protagonistas no son expulsados de la República —si bien los reclamos de ambos pueden coincidir: libertad de expresión, de información, de movimiento…— y sus obras viven el ciclo público con normalidad. Aquellas de crítica social, como OFF LINE, sin embargo, tienen que buscar espacios independientes para exponerse. Deliberadamente, los entrevistados elegidos para el documental cumplen con esta condición de trabajar dentro de las instituciones o al menos de defender una variedad de democracia socialista o socialización democrática, al igual que la autora. Ese es su límite.

Visualmente, la pieza aspira a la polifonía, que es cualidad del futuro tecnológico y social que reclama. La fragmentación constante de la imagen moderna apoya, enriquece, juega con el contenido que oímos, y lo hace con eficacia.

Se extraña sin embargo que el diálogo pretendido haya quedado incompleto y falte la voz del interpelado, o sea, de las autoridades responsables de esta situación. Es verdad que fundamentalmente ha habido silencio. Internet no es un asunto de debate público, sino más bien un tema esquivo, destinado a la postergación. Pero algo han dicho las autoridades al respecto, algunas justificaciones, o intentos de justificaciones, han ensayado. Su presencia hubiera favorecido el análisis, y ayudado a profundizar sobre el asunto.

Cierto que para el documental la realizadora envío una petición de entrevista y cuestionario adjunto al Ministerio de Comunicaciones y que esperó pacientemente a que respondieran. Solo que aún sigue esperando.

Los cubanos quieren internet

Tráiler de 'OFF LINE', un documental de Yaima Pardo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

que documental mas anticuado, con la de solidos cineastas que se han formado en la isla. es que no saben hacer otra cosa que entrevistar " expertos"  y entre col y col bombardear al espectador con esa edicion agresiva?  ademas, no dice nada. es, efectivamente, una obra de propaganda, y como tal, le sobran como 20 minutos.

Imagen de Anónimo

.....no confundan a los cubanos de a pie: la internet en cualquier lugar del mundo es un derecho...........siempre que la pagues al precio que las companias sumininstradoras la tienen establecidas segun el mercado!!!.......