Lunes, 21 de Agosto de 2017
02:42 CEST.
Música

Cuando el rock sonó en cubano

Durante los días 5 y 6 de diciembre de 1981 se celebró en la Casa de Cultura del municipio Plaza ubicada en el Vedado capitalino, un evento que marcó un antes y un después. El denominado "Festival invierno caliente" resultó el primero en Cuba donde el rock fue protagonista.

Ese fin de semana pasaron por un pequeño escenario dentro del patio de la institución las bandas Arte Vivo, Sputnik, Los Dan, Los Dada, Géminis, Los Magnéticos, Electra y el Trío de Mayito Romeu.

El programa presentó mayoritariamente a grupos que hacían versiones de temas del repertorio rockero internacional. Esta fue la tónica que definió la escena del rock en la Isla durante décadas: apostar a la reproducción de material foráneo en detrimento de la creación.

En 1983 debutó en la capital una agrupación llamada Venus, que redefinió el rumbo musical de la escena rockera en Cuba. Por primera vez una banda del se interpretó un repertorio completamente propio y en español. Sus integrantes, en un primer período, fueron Roberto Armada, alias, "Skippy", como bajista, Miguel Rodríguez y Julio Rojo en guitarras, Héctor Volta como baterista y Jesús Jardines en la voz. Hasta aproximadamente 1985, contaron con la labor, como letrista, de Humberto Manduley López.

Se ha dicho, y con razón, que el rock comenzó a sonar en cubano a partir de la entrada de Venus a la escena activa. Sin embargo las cosas no fueron tan fáciles para ellos. Pesaban demasiado los años de mimetismo, derivados de la censura que gravitaba sobre este género en los medios de difusión oficiales.

El público buscaba ver interpretada en vivo la música que no se difundía. Esa que alcanzaba a escuchar a través de las emisoras de FM norteamericanas, cuya señal era captada en diversas zonas del país.

El público seguidor del género en Cuba y buena parte de sus cultores estaban aferrados al rock en inglés. Esta situación comenzó a cambiar a partir de 1985, cuando se da a conocer en la Isla el trabajo de agrupaciones españolas como Barón Rojo, Banzai y Ángeles del Infierno.

Para ese momento Venus había logrado un visible reconocimiento por parte del público rockero, no así por las instituciones culturales. Como era de esperarse, las dificultades de diversa índole no faltaron. También los absurdos. En una entrevista, el cantante Dionisio Arce —quien marcó su impronta en la proyección de la banda— recordaba uno de los tantos conciertos que les suspendieron. Este tendría lugar en la localidad de Batabanó, al sur de la capital. Cuando los directivos de cultura del municipio vieron llegar al espacio donde tendría lugar el espectáculo a una verdadera avalancha de público joven, adoptaron la insólita decisión de suspenderlo.

Sin embargo, la mayoría del público rockero capitalino de esos años recuerda a Venus en su peña del Anfiteatro de la Avenida del Puerto. Las gradas desbordadas. Las cámaras del MININT filmando desde edificios cercanos. La policía acordonando el lugar y apostada en los alrededores, lista para reprimir. Los marginales pandilleros de la zona, buscando el choque violento con los "frikis". Los gritos de "¡pelua!", "¡maricones!". La tensión que solo se diluía cuando la banda comenzaba a sonar y centenares de gargantas coreaban temas como Lobos solitarios, Del metal más duro, Los enemigos del mundo o la veloz y heavy metalera Pershing.

Para 1987, la popularidad de Venus alcanzaba ya niveles notables. Sus conciertos se repletaban sin tener ni una sola mención promocional en los medios oficiales de difusión. Después de concluida la edición del Festival Boleros de Oro, correspondiente a ese año, la presión negativa sobre el grupo aumentó.

La edición del mencionado festival detuvo momentáneamente la peña que Venus tenía en el ya mencionado Anfiteatro. Fue notable la diferencia entre el discreto poder de convocatoria del evento y la avalancha de público joven que desbordó el espacio el domingo en que se reanudó la peña. Para las autoridades culturales, un grupo de rock no podía "tener más convocatoria que el bolero". Como resultado de esta lapidaria sentencia, Venus comenzó a sufrir la suspensión, uno tras otro, de sus conciertos. Además le fue prohibida la peña que tanta convocatoria lograba.

La directora de la Casa de Cultura de Centro Habana, lugar donde ensayaban, los eliminó de su programación de actividades y los expulsó. Por último, un oficial del entonces Departamento de Orden Interior (MININT), les comunicó la orden de que se desintegraran como grupo. O se desintegraban o enfrentarían una acusación de las autoridades, bajo las causas denominadas como Peligrosidad Social y Asociación para Delinquir.

En diciembre de 1987, Venus apenas pudo reunirse en casa de su bajista Roberto "Skippy". Un joven estudiante de la escuela de cine de San Antonio de los Baños, el uruguayo Alejandro Bazzano, les filmó allí para un documental que se centraba en los avatares del grupo e incluía entrevistas a sus integrantes. De paso, la agrupación logró grabar en los estudios de la emisora Radio Progreso algunos de los temas que fueron incluidos en ese material audiovisual, titulado Ojo de agua.

En marzo de 1989, Venus regresó a la escena con un accidentado concierto que tuvo lugar en el Anfiteatro de Alamar. Después el grupo continuó, pero cayó en un declive hasta su separación, en 1993.

En la actualidad, el vocalista Dionisio Arce continúa en Cuba, como parte de la banda de metal Zeus. El baterista Héctor Volta, también se mantiene activo de manera esporádica.  El bajista Roberto "Skippy" Armada y los guitarristas Miguel Rodríguez y Ulises Seijo residen en los Estados Unidos.

Nadie recuerda los nombres de los funcionarios  que intentaron prohibir lo inevitable. La impronta del grupo Venus, forma parte de la historia de la música en Cuba.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

Muchas gracias a Camilo Ernesto por publicar este articulo de Venus, el cual esta bastante explicito, como tambien doy gracias a todos los que de un modo u otro contribuyeron a que Venus sea el estandarte del Metal Cubano en la Historia del Rock en Cuba!

Imagen de Anónimo

?Por qué no se hace un reportaje o crónica sobre los penosos sucesos ocurridos en el Club "Patria o Muerte" de Santa Fé con los "Almas Vertiginosas"a principos de los 80´s. Tengo una amiga aún en Cuba, que no menciono su nombre por respeto; quien estuvo -digamos que- "detenida" por la seguridad como 4 días en la gran rcogida de ese concierto. Esa muchacha lo único que hacía era bailar: ni siquiera tomaba bebidas alcohólicas, pues; después de ese "hospedaje"forzoso; cada vez que veía a una perseguidora se orinaba en sus ropas. Hoy día, es una mujer de edad mediana y todavía le queda algo de trauma. !Qué horror! El Lapón Libre.

Imagen de Joshua Ramir

hubo una buena en el anfiteatro con los frikies entrando por las ventanas de una guagua y la rebelion contra los reclutas que daban palos, los gritos de abajo castro llovian jajajajajaj que tiempos aquellos...

Imagen de Joshua Ramir

``que se llama Pershing, Pershing, formidable destructor(a)! Pershing, pershing...``

Imagen de Anónimo

falto mencionar el incidente en san jose de las lajas donde hubieron golpisas y arrestos y muchos terminaron en prisiones aun siendo algunos menores d edad

Imagen de Anónimo

!Bravo! por mis amigos Skippy y El Dioni. !Qué manera de friquer con el grupo Venus en el anfiteatro de La Habana y Alamar allá por los "frikies"  80´s! ?Recuerdan aquello de: !Duro y Potente! En Batabanó no sólo supspendieron el concierto, sino que la policía hizo tremenda recogida de pepillos. Yo caí en esa -como en otras muchas-, pero, en realidad, no nos hicieron nada grave, salvo llevarnos a la estación local unas horas, chivarnos el viaje  y la diversión. Por eso, los que amamos el Rock, lo mantenemos como bandera por encima de funcionarios grises, policías corruptos y gobiernos jurásicos. !Viva el Rock for ever! El Lapón Libre.