Martes, 20 de Noviembre de 2018
Última actualización: 15:54 CET
Artes plásticas

'El grito silencioso: Voces de la abstracción en Cuba, 1950 - 2013' en Miami

Detalle de una obra de José Rosabal, 2013.

Nueve artistas cubanos conforman la exposición El grito silencioso: Voces de la abstracción en Cuba, 1950 - 2013 que se inaugura este 1 de noviembre en ArtSpace Virginia Miller Galleries de Coral Gables.

Se exhiben obras de Hugo Consuegra, Sandú Darié, Carlos García, Luis Enrique López, Raúl Martínez, Pedro de Oraá, José Rosabal, Loló Soldevilla y José Ángel Vincench.

Vincench, además, es curador de la muestra junto al historiador del arte Rafael DiazCasas y la crítica Janet Batet.

Según DiazCasas, "es la primera exposición que, fuera de Cuba, incluye una variedad de artistas cubanos de diferentes generaciones que trabajan la abstracción".

El surgimiento de la abstracción en la Isla estuvo marcado por un agotamiento del estilo figurativo y cromático. Grupos como Los Once (1953-1955) y Diez Pintores Concretos (1959-61) perseguían universalizar el arte cubano integrándose al nuevo estilo que se gestaba en Europa y Estados Unidos. De este modo, la abstracción se reveló contra la forma de expresión hasta entonces dominante, dando lugar a una nueva etapa en la historia de la plástica cubana.

En cambio, con el triunfo de la revolución en 1959, el régimen promovió una política cultural que renegaba de las tendencias abstractas y abogaba por un arte ideologizado que ensalzara los logros del cambio social. De manera que los artistas que no adoptaron esa línea emprendieron el camino del exilio. 

Aunque el arte abstracto no ha sido objeto de censura directa por parte del régimen castrista, ha tenido escasa promoción en los principales espacios de la Isla. En 1997, durante la VI Bienal de La Habana, se realizó la exposición Pinturas del silencio, que contó con obras abstractas, "con un alcance que no se había logrado desde la exposición Expresionismo abstracto en la Galería Habana, en 1963", recordó DiazCasas.

"El grito silencioso no es una exposición retrospectiva, sino más bien el producto de una visión curatorial teniendo Pinturas del silencio como partida, una continuación de los temas, las actitudes y las ideas exploradas", señaló.

Batet, quien escribió las palabras del catálogo de Pinturas del silencio, es coautora junto a DiazCasas del ensayo que se presenta en el catálogo de El grito silencioso. Vincench también fue uno de los comisarios de Pinturas del silencio.

"Desde 1950, la abstracción ha sido vista por algunos artistas cubanos como un movimiento artístico estrechamente asociado con ideales de compromiso social", explicó DiazCasas.

"El grito silencioso se propone explorar esos ideales a través de obras de los más importantes artistas abstractos cubanos de los últimos 60 años", concluyó.

Según los curadores, es la primera vez, desde 1961, que obras de Darié, Soldevilla, Oraá y Rosabal se exhiben juntas, reuniendo a una parte importante de los Diez Pintores Concretos, grupo del que formaban parte. También es la primera vez que obras de Rosabal, Carlos García y Luis Enrique López se muestran en Miami.

Consuegra y Raúl Martínez, por su parte, pertenecían al grupo de Los Once.

La obra de Carlos García se cimenta sobre las vías abiertas por Los Once, mientras que Luis Enrique López promueve el lenguaje legado por los Diez Pintores Concretos donde predomina la luz. 

"Vincench se apropia de la abstracción de manera más radical, ya que utiliza las formas puras para comentar sus preocupaciones sociales, la historia política reciente de Cuba y la vida diaria", concluyó DiazCasas.

La recepción de apertura tendrá lugar el 1 de noviembre, de 6:00 a 10:00 pm, en ArtSpace Virginia Miller Galleries (169 Madeira Avenue). La muestra permanecerá abierta hasta marzo de 2014. 

2 comentarios

Imagen de Anónimo

"En cambio, con el triunfo de la revolución en 1959, el régimen promovió una política cultural que renegaba de las tendencias abstractas y abogaba por un arte ideologizado que ensalzara los logros del cambio social. De manera que los artistas que no adoptaron esa línea emprendieron el camino del exilio" que p... es esto, que tiene que ver la política cultural con el abstracto. Alli quedó Servando abandonando el abstracto para inmortalizar a la gente de pueblo, guajiros y bailarinas, milicianos desnudos, él si fue comprendido. Dime un pintor abstracto que triunfó en miami o en el resto del mundo después de los 60, dime uno solo.  

Imagen de Anónimo

La dictadura siempre ha sido enemiga de todo lo que signifique para la juventud el opuesto a lo que siempre ha querido imponer. A nosotros nos impusieron "la escuela al campo", el corte de caña y el espectro del Servicio Militar por 3 años; muy efectivo en sus objetivos, porque en sólo esos años acababa con la vida de cualquier joven. Nos impusieron a Pello el Afrocan y su banda de delincuentes, mientras la juventud Checa se levantaba en contra del régimen sovietico en la Primavera de Praga. Nos quitaron nuestra música y nos impusieron la de Fidel y Raúl Castro. Pero desgraciadamente conocidos hijos de puta, Fidel y Raúl, mientras tu Fidel te has convertido en un espectro que respira, que eres la burla de todos, y tu Raúl, caricatura de un dictador alcohólico; sepan que nosotros somos más rockeros que nunca, por lo que nos quitaron y que ahora tenemos el doble. 

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.