Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Última actualización: 18:12 CET
Música

Para los músicos, el cuento de la buena pipa

El recién concluido II Congreso de la Asociación Hermanos Saínz ha sido más de lo mismo. Durante los últimos años cada Consejo Ampliado, especie de mini congreso, ha sido espacio para los mismos planteamientos y las mismas promesas escuchadas una y otra vez. Los jóvenes artistas denunciando "el mal de fondo que subyace detrás de la mediocridad elevada a cultura de masas"... Los representantes de las instituciones, prometiendo la "creación de mecanismos para propiciar la inclusión del arte más prepositivo en las dinámicas de promoción del producto artístico"...

La más reciente y "trascendental" recomendación ha sido de la autoría del vicepresidente primero de la República Miguel Díaz-Canel. "Tenemos que darnos cuenta de que el arte joven es parte del arte de este país, y que tiene que estar incluido en todo lo que se haga", dijo. Y refiriéndose al calamitoso, y muy corrupto, sistema de instituciones de la cultura añadió que los jóvenes artistas deben estar presentes en estas pues "son sus ámbitos también, sus escenarios, y se los han ganado con todo derecho".

Y como remate, el toque mesiánico adicional: "Porque ustedes formarán parte del patrimonio cultural de la nación".

Buena parte de los jóvenes artistas que integraron la AHS en su década fundacional, la de los ochentas, actualmente vive o desarrolla mayormente su trabajo fuera de Cuba. Esto es más evidente en lo relacionado con la música. La otra parte, que va quedando en la Isla, mira a la AHS como un escalón que les aseguró cierto estatus y currículo en un pasado pretérito.

En noviembre de 1992, la Unión de Jóvenes Comunistas apretó las riendas de la AHS y colocó a un comisario político al mando de esta, Fernando Rojas. Casi una década después, en octubre de 2001, se celebró el I Congreso de la Asociación. Allí fue "elegido" Alpidio Alonso Grau como presidente, cargo que ya desempeñaba desde 1998 y ocupó hasta finales de 2005.

En 2003, los resquicios de relativa independencia creativa dentro de esta institución fueron coartados, como parte de la ofensiva ideológico-represiva que siguió a la Primavera Negra. Fue intervenido entonces el Festival de Rap de Alamar, y los creadores e impulsores de ese festival, aglutinados en el denominado Grupo I, fueron removidos de la comisión que lo organizaba.

Lo mismo ocurrió con otros festivales en el interior del país. En septiembre de 2003, la directiva de la AHS recibió el memorándum que anunciaba la clausura del antológico  Patio de María, sitio donde se presentaban bandas de rock pertenecientes a la Asociación. Esta no hizo nada para impedir el cierre.

En el momento actual es bien llamativo que los músicos jóvenes más populares y mejor pagados en la Isla no pertenezcan a la AHS. Artistas del polémico reguetón como Osmani García, El Yonki, Chocolate Nestlé o Los Desiguales, jamás necesitaron de ella. Seguramente a propósito de este asunto, uno de los delegados abogó ingenuamente porque "el mal gusto no suba a la Colina Universitaria o transite por las memorias flash de los estudiantes".

'Por Más Money'

Hace algún tiempo, se hizo más o menos público el pacto de colaboración entre el departamento que atiende Cultura y Recreación en la UJC nacional y PMM, grupo local de productores artísticos y de espectáculos.

Los orígenes de PMM se pierden en la turbia noche del entorno sociocultural cubano. Las siglas significan "Por un Mundo Mejor". En broma suele decirse que, en realidad, quieren decir "Por Más Money ". Su éxito a nivel comercial se debe, en lo fundamental, al respaldo que brindan al segmento más exitoso de la escena reguetonera local.

Los productores de PMM saben muy bien cómo vender un producto musical. También saben cómo insertarse en los medios de difusión, utilizando iguales métodos. Han logrado, mediante sobornos, el acceso al calamitoso circuito de eventos culturales y fiestas populares en todas las provincias del país. En estas festividades la contratación del artista se negocia con los funcionarios provinciales de Cultura y con los funcionarios de los Centros Provinciales de la Música. Estos últimos responden al Viceministerio-Instituto Cubano de la Música.

Es llamativo que, en conciertos auspiciados por PMM, los estudiantes universitarios pagan la mitad del precio de la entrada. El pacto de conveniencia mutua entre la UJC, brazo ejecutivo de una ideología en decadencia y PMM es el signo visible del tipo de aires que soplan para la música en Cuba. Y vale recalcar que es la UJC quien traza la política de la AHS.

Se ha anunciado que en las empresas musicales va a modificarse de modo radical la relación entre estas y los músicos o agrupaciones integrantes de sus respectivos catálogos. Las agrupaciones tendrán que generar ganancias monetarias a las empresas y, de no ser así, serán echadas de estas. Esto equivaldría a la pérdida de su status profesional.

A partir de la aplicación de este código, el artista o grupo musical que no sea comercialmente rentable en un plazo establecido, pierde su relación con la entidad contratista. Precisamente uno de los factores que será determinante en la supervivencia de las agencias y su empleomanía, será la rentabilidad de los artistas vinculados a ellas. Probablemente a esto se refirió el titular del Viceministerio-Instituto Cubano de la Música, Orlando Vistel, cuando aseguro, cínicamente: "Se están diversificando nuevas formas de relación entre el Instituto y los artistas".

Ya las Agencias de Rock y de Rap, están transitando por esa "diversificación". El porvenir artístico y profesional para ambos géneros en Cuba, es triste e incierto. El futuro se avecina negro para los creadores que no encuentren mecanismos que legitimen su obra a nivel comercial. Quizás por eso, cuando uno de los delegados del II Congreso de la AHS me contó lo ocurrido en el evento, tuve la impresión de estar escuchando el cuento de la buena pipa. Y él me aseguró que muchos de los delegados compartían esa conclusión.

A la poeta Dulce María Loynaz se le atribuye esta frase premonitoria y lapidaria: "El problema de la cultura en Cuba, consiste en que hay muchos actores y pocos escenarios". 

11 comentarios

Imagen de Anónimo

No se quienes son y nunca los he oido cantar pero estoy seguro que si le dan un viaje a estos Hermanos Saínz se quedan los dos.El Mongo

Imagen de Anónimo

Y que van a hacer con los que dirigen el pais y lo llevan a la quiebra(fidelcastrao) y que van a hacer con los "bitongos" hijos y hermanos de los jefes mafiosos que destrozaron el beisbol(antoniocastrao) y destruyeros el potencial cañero (ramoncastrao) etc, etc, etc.........que hacer con los altos oficiales....bueno a Camilo, huberMatos, La guardia, Ochóa, etc ya no eran rentable......Pero acaso fué rentable alguna vez fidel o raul que ni siquiera en el asalto al moncada participaron, que son generales osin estudios y sin participación en guerras o actos heroicos que no fueran asesinar a personas amarradas y acorraladas........Con que moral se habla de rentabilidad para juzgar a otros!.....Ah y el que no esté de acuerdo con sus ultrajes es de la CIA!......Que poco respetan a la gente en ese país.........La Clária hija de la china es rentable acaso?........Quien de los dirijentes es rentable?   Cual.....diganos uno que no séa una Sanguijuela y un parasito creador de intrigas y mentiras?

Imagen de Anónimo

lo que pasa es que los burocratas que viven de los musicos en cuba y estan sentados en las officinas lo que quieren es mas dinero para ellos y quieren obligar a los musicos a buscar mas para ellos coger mas , son una mafia , para que te den una plaza de musico tienes que sobornarlos y si quieres un viajesito tambien te cuesta caro, eso es una mafia instaurada que los unicos que se salban son los silvios y los folmel y chucho y muy pocos, los de mas a comer soga.

Imagen de Anónimo

Eso mismo que dijo la Sra. Loinaz es lo que pasa en Miami (y otros sitios). Los cubanos estan ya igual que los mexicanos, de cada 3, 4 quieren ser artistas. Entiendo que muchas personas les guste ser seguidos por multitudes; pero no todos lo podran hacer, ni aqui , ni alla, ni en ningun lado. En el mundo artistico pasa lo mismo que en cualquier otro...los hay regulares, buenos y malos....solo los buenos y los que tienen pa'lanca llegaran. No entiendo porque siempre estan llorando, sobre todo los artistas cubanos, ESO ES ASI PARA TODO EL MUNDO, VIVAS DONDE VIVAS; Y TENGAS LA PROFESION QUE TENGAS.

Imagen de Anónimo

La cultura en Cuba es la chuzmeria pues sino que es lo que se escucha en todas partes,los musicos nacidos bajo la revolucion no han logrado internacionalizar un solo ritmo,si miras veras que era los ritmos cubanos antes y despues de la catastrofe,por suerte me toco ver,oir muchas miserias dentro del arte,jam,as olvidare como estuvo el primer concierto de Maggie Carles en el Carlos Marx,hasta el ultimo momento no se sabia si cantaria La Candela y El Ave Maria,Cuba es un infierno en todo,no solo en el arte.

Imagen de Anónimo

Pues a mi me parece bien que los que no producen, los dejen ir...asi debio ser siempre. Es duro para el que le guste su profesion y trabaje en ese giro; pero en todo caso, trabajar donde se pueda ganar $ y no necesariamente donde te guste..es la historia de la mayoria de la personas en un mundo normal. 

Imagen de Anónimo

La frase de Dulce María también puede leerse en tono irónico: hay muchos que se creen músicos talentosos y no merecen cantar ni en los paraderos de guaguas. Ningún Estado tiene por qué mantenerlos.

Imagen de Anónimo

Para  anonimo 4.04 pm.....no dejas de tener razon, solo que los Estefan son magnates capitalistas, y se sobre entiende que el I.C.M. fuera una empresa estatal socialista, con igualdad de oportunidades para todos, etc....asi que no existe diferencia entre ambos. De hecho, la musica en Cuba lleva la voz cantante en el capitalismo salvaje disfrazado de comunismo, que alli Impera y campea tambien.

Imagen de Anónimo

Ese es el gran problema que van a tener ahora con el Médico de la salsa, que lo tendrán que mantener pues el no vendé su música por mal cantante y desafinado.

Imagen de Anónimo

La musica es un negocio en todas partes y tambien en todas partes la tajada mayor esta manipulada por una especie de Mafia (que son sino los Stefan) 

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.