Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
Última actualización: 01:52 CET
Idioma

Wendy Guerra propone la palabra 'asere' para un 'Atlas sonoro del Español'

La escritora cubana Wendy Guerra ha elegido el vocablo "asere" para un "Atlas sonoro de las palabras más autóctonas del Español" propuesto por el diario El País.

El periódico dijo que pidió a 20 escritores del mundo hispanohablante, más Estados Unidos, dar "el pie para crear el Atlas", que espera continúen los internautas enviando propuestas al blog Papeles Perdidos, del suplemento cultural Babelia.

"Narradores, poetas y ensayistas han elegido el vocablo que consideran que refleja mejor su país", indicó la publicación.

Wendy Guerra dijo que "la nueva generación de cubanos refiere a asere y 'asere que bolá' como el saludo más popular y común que ya nos distingue en el mundo".

"En la colección de cubanismos acopiados por Argelio Santiesteban se asienta esta palabra como originaria de África, especialmente de la religión carabalí. Algunos dicen que significa 'yo te saludo', otros dicen que en lucumí significa loco", explicó la escritora.

El País hizo coincidir su propuesta del "Atlas sonoro de las palabras más autóctonas del Español" con la presentación en Panamá de la edición digital del Diccionario de Americanismos, publicado por la Real Academia Española y la Asociación de las 22 Academias de la Lengua, a cargo del académico cubano Humberto López Morales.

También, con el inicio en Ciudad de Panamá del VI Congreso Internacional de la Lengua Española, en el que participan 200 expertos.

Entre otros escritores que enviaron vocablos para iniciar el "Atlas sonoro", el argentino Juan Gelman propuso "boludo", un término "muy popular y dueño de una gran ambivalencia", dijo.

"Entraña la referencia a una persona tonta, estúpida o idiota; pero no siempre implica esa connotación de insulto o despectiva. En los últimos años me ha sorprendido la acepción o su empleo entre amigos, casi como un comodín de complicidad. Ha venido perdiendo el sentido insultante. Ha mutado a un lado más desenfadado", señaló Gelman.

La colombiana Laura Restrepo incluyó "vaina", un "comodín universal" que se usa indiscriminadamente, dijo.

"Exclamamos '¡qué vaina!' cuando se trata de un desastre, y '¡qué buena vaina!' para referirnos a un triunfo e incluso a la salvación. Para precisar su extenso significado, suele utilizarse precedida por el pronombre demostrativo esa: 'Pásame esa vaina', decimos señalando con el índice, y podemos estar pidiendo desde una aguja hasta un elefante. 'Ya salí de esa vaina', alude a cualquier alivio. Al extranjero que visite estas tierras, familiarizarse con el múltiple y versátil manejo de vaina le ahorra tener que aprender español", bromeó Restrepo. "En cuanto a amplitud de cobertura, vaina solo es equiparable al omnímodo mierda".

El español Álvaro Pombo sugirió "un contradiós", coloquialismo "que se usa para designar un disparate (una cosa absurda o contraria a la razón)".

María Eugenia Ramos, escritora hondureña, incluyó el vocablo "pija" (denominación del pene).

La palabra y sus derivados "tienen tantas y tan diversas acepciones en el habla hondureña que se ha convertido en parte de nuestra identidad. Es una palabra pijuda, es decir, muy buena, porque con ella expresamos desde entusiasmo a la indiferencia, pasando por el enojo y estados alterados de conciencia (…) 'Me voy a la pija' significa me voy lejos. 'Me vale pija', no me importa; 'estar a pija', estar furioso (…) Ser pijudo o pijuda es ser una buena persona o algo muy bien hecho", argumentó.

El mexicano José Emilio Pacheco propuso "pinche". La palabra "canceló su acepción normal para adquirir, no se sabe cuándo, las características de un epíteto derogatorio (…) Pinche puede ser un empleado, el hábito de fumar, la suerte, un policía, una camisa, un perro, una casa, una persona, el mundo entero, una comida, un regalo, un sueldo o bien lo que a usted se le ocurra. Se trata, pues, de un epíteto que degrada todo lo que toca. Normaliza y vuelve aceptable una furia sin límites contra algo que nos ofende y humilla pero no podemos cambiar", explicó.

La puertorriqueña Mayra Sontos-Febres eligió "bregar". "Yo brego, tu bregas, estamos bregando; '¡chico, brega bien!'. Me imagino que la ubicuidad de la palabra explica todo un modo de vida. Hay que bregar mucho para vivir en Puerto Rico. Hay que estar dispuesto a negociar, resolver, esquivar e inventar soluciones nuevas casi cada día. Vivimos, como dice nuestro gran ensayista Arcadio Díaz, del arte de bregar", dijo.

Rafael Cadenas, venezolano, envió "bochinche", un vocablo que "inicialmente, solo tuvo el sentido de fiesta escandalosa, luego significó desorden, alboroto, tumulto, después pasó al ámbito político", señaló. "Bochinchero se aplica a alguien irresponsable, falto de seriedad", dijo.

41 comentarios

Imagen de Anónimo

No creo que Wendy Guerra haya elegido nuestra palabra más auténtica, pero en sí tiene razón cuando dice que ASERE proviene de la región del Carabal (Suereste de Nigeria) de donde se origina la comunidad ñáñiga (carabalí), quienes formaron la sociedad secreta Abakuá. La lengua hablada dentro de la Sociedad Abakuá no se dejó influenciar por el castellano ni era usada en la vida cotidiana, fuera del círculo de la sociedad, es una lengua esotérica, ceremonial y de hecho, según Lydia Cabrera, ASERE significa "saludar a lo divino", "persignarse", también están "asere mi" (buenos días) y "asere meñón" (buenas tardes). Cómo es posible que un saludo ceremonial se entienda como algo vulgar? La explicación es tan simple como vergonzosa; el origen de dicha tesis es sociológico y puramente racista, pues se trata de un vocablo usado originalmente por negros humildes quienes siempre fueron marginados y mal vistos. Si el pueblo cubano ha permitido la entrada en su hablar cotidiano de palabras como "quimbombó", "cachimba", "fufú" y "conga", si la palabra "mambí" dada por los africanos y sus descendientes a nuestros soldados de las guerras de independencia tiene un lugar especial en nuestro vocabulario, no veo por qué le cuesta tanto a los hablantes "cultos" acabar de reconocer el término ASERE como una voz más de nuestro lenguaje cotidiano.

Imagen de Anónimo

Ay si es verdad ,ese asere suena horroroso,yo soy mujer y lo veo como algo marginal.Y me decepciona mucho ver a un hombre que parece tener eduacion,soltar ese saludo de asere que bola.Por Dios eso da pena que vayan a generalizar esa frase como si fuera algo de lo que los cubanos tuvieramos que enorgullecernos.

Imagen de Armienne la Puta

Jinetera con su significado cubano unico en el mundo.

Imagen de Anónimo

 la palabra " asere"  no es " tan universal" en Cuba como pretende  Wendy  y se sigue   sintiendo  marginal , aun dentro de Cuba......muchisimos no la  necesitamos en nuestro vocabulario  cotidiano.. 

Imagen de juanvaldescesar

Cualquier locura, desvarío criollo o vulgaridad post 1959, encuentra eco en isleños y desterrados...acaso, el cerelac, la moringa y otros mejunjes, surgidos de la locura castrista, nos han castrado entre otras cosas, la inteligencia, el buen gusto, la educación y la decencia ?,...es retórico, bien conozco la respuesta. Sólo espero que a esta porquería de propuesta salvaje, no la circunde nadie que de verdad ame y cultive la hermosa lengua de Cervantes.

Imagen de Anónimo

A lo que dice Daina Chaviano y el anonimo 6:55 pm, hay que sumarle, que wagon es una carreta de cuatro ruedas muy usada en el siglo 19 en EE.UU, para transporte de personas y cargas  pesadas, generalmente era tirada por mulos, en el 98 cuando desembarcaron los americanos, ese era el transporte que usaban para mover sus suministros. En muchos libros de historia de cuba, hasta esa epoca mas o menos, a las guaguas de cuatro ruedas, tiradas tambien por mulos - y mulas por supesto - se les decia "tartanas"; Jose Miro Argenter en "Cronicas de la Guerra" las menciona dos o tres veces, si mal no recuerdo. A los que somos mayores y conocimos a nuestros bisabuelos del siglo 19 (personas que viajaban poco y no estaban contaminadas con el "modernismo') se les oia esas y otras palabras que cayeron en desuso.Cuando sali de cuba, hace 33 a~os, no conocia "jinetera" ni "temba", paladar, lucha y pacotilla, implicaban otro significado; asere lo usaban primero los "chucheros' y luego los "guapos"(los que no tomaban sopa, por miedo a que se le saliera), yo no la uso, pero no me cae mal que la usen. Lo que si quisiera saber es, de donde salio "guarandinga", en el 64 - 65  ya se oia. Como hable la gente, no es tan importante, lo importante es como se comporta con sus semejantes.

Imagen de Anónimo

Señor "filólogo" (8:54 pm): Las palabras que proponen los escritores de otros países no son, como usted dice, de un "nivel de lengua elevado". Es cierto, se trata de vocablos populares. Pero una cosa es lo popular y otra cosa la chusmería y lo marginal. Qué lastima que algunos filólogos como usted hayan perdido el rumbo de la lengua, y lo que es el habla popular. Yoani Sanchez, por ejemplo, que es filóloga, no usa jamás esa palabra. Si Wendy la usa, como todo parece indicar, sin duda le está disputando el primer lugar de la chancleta literaria a Zoe Valdes.

Imagen de Anónimo

Esa ha sido una de las desgracias del castrismo: el hecho de que un graduado en Filología confunda lo popular con lo marginal. Qué pena me da mi pobre país.

Imagen de Anónimo

Sí, hay muchos "aseres ilustrados",. Incluso filólogos.

Imagen de Anónimo

Estoy de acuerdo con Wendy. La palabra asere debería incluirse en ese diccionario. Originalmente se utilizaba en los ámbitos marginales, pero poco a poco fue pasando a otros grupos sociales. Y eso no tiene nada que ver con la política ni con el comunismo señores. Fíjense en las palabras que proponen los escritores de otros países... tampoco son de un nivel de lengua elevado.  En la actualidad, el uso de la palabra asere se ha generalizado, sobre todo en las personas que tienen menos de 50 años. Yo soy profesional, graduado universitario en Filología y muchos de mis amigos y conocidos la usan. Sin que por ello dejemos de usar el increíblemente rico vocabulario del español. No sena tan mojgatos. La lengua es un ente vivo, en constante cambio. A los que sepan de esto, les recuerdo el carácter arbitrario del signo linguístico (Saussure), todo depende de la convención y la circunstancia.  

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.