Sábado, 20 de Enero de 2018
12:02 CET.
Cine

El Super viaja a Cuba

Pese a la presión ejercida por la policía durante las últimas actividades, quienes asistieron a "Cine a toda costa", en el espacio de Estado de Sats, disfrutaron del filme cubano El Super, de los realizadores León Ichaso y Orlando Jiménez Leal.

Basada  en la obra de teatro homónima, del dramaturgo Iván Acosta, la película cuenta la historia de un exiliado cubano en Nueva York, sus nostalgias y su desarraigo.

A diferencia de otros latinos en EEUU, Roberto, el super (intendente) de un edificio, no puede regresar a su país. Este es el trasfondo trágico sobre el que se desarrolla el filme.

Desde esta Cuba del siglo XXI, con un poder totalitario tratando de dejar una mejor imagen en sus últimos años biológicos, con las reformas migratorias, quizás para muchos El Super sea una película cómica, alejada en el tiempo y nada más.

Pero si no transportamos treinta y cuatro años atrás, y nos imaginamos (para los que no la vivimos) una Habana intransigente en 1979, llena de consignas comunistas, y un Nueva York congelado, un clima gélido que Roberto no soporta —y que más que un símbolo es una realidad—, el inglés como idioma extraño, la distancia, las tragedias familiares y el abismo que dejan estos detalles entre padres e hijos exiliados, no nos queda más que reconocer el círculo vicioso del que no podrá salir Roberto, a menos que pase lo que no ha pasado, y definitivamente, no pasará: un cambio en Cuba.

La película no pierde el espíritu del teatro. La gracia de los personajes y el hecho de sabernos retratados, hace que la hora y tanto de proyección sea intensa y agradable. Desde arquetipos, Iván Acosta en la obra, y Jiménez Leal e Ichaso en el audiovisual, no solo retratan al cubano, sino que transitan por la historia nacional, contada por los vencidos, los derrotados que no se resigan.

El Super es una tragicomedia que antecede a otras del mismo corte que nos han hecho reír con amargura, pero que no nos han marcado tanto (quizás porque los cubanos creemos que nuestro problema es el más grande del mundo, aún cuando no hagamos lo suficiente para transformarlo y, como Roberto, solo nos lamentemos, hasta convivir con la locura).

Ahí están dos filmes dominicanos y sus sagas. Nueba Yol (1995), dirigido por Ángel Muñiz; y Sanky Panky (2007) de José Enrique Pintor.

A través de Estado de Sats fue posible además que Jiménez Leal, el realizador del mítico PM, luego de cuarenta años de ausencia, haya viajado a la Habana y se haya comunicado con el público cubano, al menos de forma virtual.

Estado de Sats se reafirma así en su empeño de ser un espacio donde confluyen arte y pensamiento. Llevan una buena racha de cultura: un taller de teatro play back, la proyección del documental Ai Weiwei: Never Sorry, la expo fotográfica de Maceo, ahora El Super y, en la agenda, están programado el Cafesatzo, esta vez con un joven poeta y la presentación de un nuevo proyecto de pensamiento.

Tráiler de 'El Super'

Una película de León Ichaso y Orlando Jimenez Leal, 1979.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

A este socio lo asoco el frio de Nueva York, como a mi, pero al fin despues de 31 anos, se cumplio lo que le dije a un Turista de California, en la puerta del Hotel donde Trabajaba, El dia que yo me vaya de aqui, ni fotos me llevo!!!!! Pero tengo, que decir tambien, para no ser mal agradecido, alli hice, lo que en Cuba, me hubiera tomado 4,000 anos siendo del Comite Centra, y Chivateando hasta mi Madre !!!!