Domingo, 21 de Enero de 2018
00:36 CET.
Obituario

Muere el cineasta Daniel Díaz Torres

El cineasta Daniel Díaz Torres, que en 1990 dirigió la controvertida sátira política Alicia en el pueblo de Maravillas, falleció este lunes en La Habana a los 64 años, informó el sitio oficialista Cubadebate.cu.

"En la madrugada de este lunes falleció en La Habana Daniel Díaz Torres, destacado y multipremiado director de cine cubano, producto de una penosa enfermedad", dijo Cubadebate en referencia al cáncer, reportó la AFP.

Díaz Torres comenzó su labor cinematográfica como documentalista en 1975, y entre 1977 y 1981 realizó casi un centenar de ediciones del Noticiero ICAIC Latinoamericano.

En 1990 filmó Alicia en el pueblo de Maravillas, una sátira política de la sociedad cubana, cuya proyección provocó tensiones en los cines de La Habana en 1991, donde se exhibió por poco tiempo.

También fue también autor de los filmes Quiéreme y verás (1995), Kleines Tropicana (1997), Hacerse el sueco (2000), Camino al Edén (2007), Lisanka (2009), y La película de Ana, su más reciente trabajo.

Díaz Torres, quien a lo largo de su vida obtuvo numerosos premios y menciones en festivales internacionales, trabajaba desde 1986 en la Escuela Internacional de Cine y TV de La Habana, dijo Cubadebate.

También era miembro del Comité de Cineastas de América Latina y fundador del Consejo Superior de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano.

'Alicia en el pueblo de Maravillas', una película de Daniel Díaz Torres

Una sátira política de la sociedad cubana, cuya proyección provocó tensiones en los cines de La Habana en 1991, donde se exhibió por poco tiempo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 8 ]

Imagen de Anónimo

Aurora:-Lamentablementa, nos ha dejado un magnífico compañero, un genial profesional y un mejor ser humano. Quienes tuvimos el privilegio de conocerlo, tendremos siempre presente su muy especial sentido del humor, su inteligencia y su buen ánimo. Se que no hay palabras de consuelo en momentos así, pero vaya a sus seres queridos, todo mi apoyo.

Imagen de Anónimo

Mi abrazo a sus familiares y amigos. Alicia me llena de amor por mi país. 

Imagen de Anónimo

Mis condolencias a Daniel y su familia...

Imagen de Anónimo

Pobre Daniel, hacía bien las cosas y después corría a arrepentirse, lamento mucho su muerte pero también lo que hizo de su vida.

Imagen de Anónimo

Anónimo:    El más sentido pésame de todos los cubanos a su familia. Que encuentre todo lo que soñó en su nuevo espacio.

Imagen de ANDRES PEREZ

Su obra más famosa, Alicia en el Pueblo de Maravillas, fue desvirtuada en el ámbito de la cinematografía por la connotación política que en efecto  tiene y por el cerco militante que le tendió el gobierno y el aparato del partido.Aparte de su significación en la descarnada y relativamente temprana exposición abierta de la fenomenología y la esencia de la "revolución cubana", quizá resultado de valentía e ingenuidad, Alicia en el Pueblo de Maravillas tiene aportes  y valores genuinos como producción fílmica en la historia del cine cubano. Valores que se le han reconocido a Lucía, Memorias del Subdesarrollo y hasta a Fresa y Chocolate y -no sé por qué- no suelen identificarse en esta película extraordinaria de Daniel Díaz Torres.Siento la muerte de este cineasta cubano excepcional. Su obra "insignia" exibida en Cuba entre advertencias, movilización de militantes y amedrentamientos fue una de las pocas veces en que en verdad la voz del pueblo se hizo presente en las salas de cine .Condolencias a sus familiares y amistades.

Imagen de Anónimo

Anónimo - 16 Sep 2013 - 6:07 pm: No tan mal decir "tras una larga y penosa enfermedad", ya todos saben de lo que se trata: el cangrejo. Peor en Venezuela que si le toca a un chavista dicen que fue inoculado por la CIA

Imagen de Anónimo

QEPD. Yo no sé por qué en Cuba decir "cáncer" es como decir que se ha estado en pecado; es algo de lo que no se debe hablar. De contra que la enfermedad es terrible, no se puede hablar de ella.