Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
00:34 CET.
Música

Los rockeros cubanos y el Gran Hermano

A pesar de una aparente tolerancia y apertura, el rock sigue siendo la oveja negra en el entorno sociocultural cubano. Entre los días 23 y 30 de abril de 1971 se efectuó en los salones del hotel Habana Libre el denominado Primer Congreso de Educación y Cultura. En esta reunión se tomaron una serie de acuerdos y directrices.

Una década después, estos funestos acuerdos seguían siendo punto de partida para la represión y censura del rock en Cuba. En 1980 la masiva emigración de cubanos hacia Estados Unidos a través del puente marítimo Mariel-Cayo Hueso incluyó a muchos seguidores del género.

El poder de convocatoria logrado por las actuaciones en nuestro país del grupo italiano Banco de Socorro Mutuo (Teatro Nacional, noviembre de 1982) y de una banda proveniente de la entonces RDA nombrada Electra (Teatro Karl Marx, enero de 1983) fue considerable. Se trataba de un fuerte repunte del gusto por el género entre la población joven, al menos en la capital.

Entre enero del propio año 83 y junio, un grupo de especialistas del Centro de Investigación y Desarrollo de la Música Cubana realizó un primer sondeo investigativo sobre la incidencia del rock en la población, más específicamente en el medio juvenil. Este estudio respondió a una orientación expresa del Departamento Ideológico del Comité Central del PCC; la comisión de especialistas a cargo del sondeo fue dirigida por el entonces director del centro, el musicólogo Olavo Alen.

El texto resultante, de más de un centenar de páginas, es una joya. Algunas recomendaciones finales del estudio indican:

- Que por parte del Partido, en coordinación con la UJC, el Ministerio de Cultura y otros organismos que se consideren, se nombre una comisión de especialistas, encargados de estudiar y proponer la política de difusión y promoción de la música rock, así como el sistema de medidas dirigidas a contrarrestar sus efectos ideológicos nocivos entre muchos jóvenes y su consiguiente control.

- Dentro de las emisoras de TV, seleccionar aquellos materiales que no muestren espectáculos de grupos extravagantes, homosexuales, etc., ni reacciones histéricas del público.

El 30 de Octubre de 1986 la televisión transmitió, por primera vez, un documental dedicado a The Beatles. Aunque estos no tenían nada de "homosexuales" ni "extravagantes", sí se observaba la reacción del público… veinticinco años antes. "La formación de nuevos grupos profesionales o aficionados de rock en el país debe hacerse en forma controlada y sin dejar que esta línea crezca espontáneamente."

El control, siempre el control… En noviembre del año 1983 debutó en la capital el grupo Venus, con un repertorio totalmente propio y en español. Estos muchachos tuvieron que luchar duro para imponerse en el gusto de un público parcializado a favor del rock de origen anglosajón. Venus logró un alto poder de convocatoria en sus conciertos y le cambió el rostro al rock hecho en Cuba. Sin embargo, a fines de 1987, la banda fue obligada a desintegrarse por una orden directa del Ministerio del Interior.

El grupo de especialistas del Centro de Investigación y Desarrollo de la Música Cubana recomendó: "Que preferentemente se estimule la música rock en espectáculos mixtos (sobre todo junto a la música salsa cubana e internacional), para atraer a otros sectores juveniles no vinculados a ella por razones extra musicales. Limitar los espectáculos de rock puro hasta ver los resultados de estas medidas".

Los "resultados de estas medidas" no se hicieron esperar: choques frontales entre dos grupos sociales que durante décadas habían sido antagónicos, los "rockeros" y los "guapos" (estos últimos, precisamente, amantes de la música salsa cubana e internacional), y su cuota de lesionados.

El grupo de investigadores continúa: "Recomendamos, entre otras medidas, fomentar polémicas sobre el rock en el seno de nuestras organizaciones políticas juveniles. Informar a la militancia del PCC y la UJC de los resultados más significativos que se derivan del estudio del fenómeno rock".

Durante el segundo fin de semana de abril de 1987, se celebró en la casa de cultura del municipio Arroyo Naranjo el denominado Primer Encuentro Anual "Rock Arroyo". En los dos días que duro el festival, estuvieron emplazadas cámaras de video operadas por efectivos uniformados del MININT. Posteriormente se exhibió un material audiovisual dirigido a la militancia del PCC y la UJC. En él se tergiversaban las implicaciones sociales del fenómeno rock y se denigraba a sus cultores y seguidores.

Tres décadas después, las cosas para el rock y los rockeros en Cuba han variado, pero a cuentagotas. La existencia de una agencia institucional especializada en el género no es garantía para la supervivencia de este en la Isla. La radio de alcance nacional continúa reticente a propiciar espacios para el rock. Los grupos nacionales cultivadores del género han sido confinados a una especie de apartheid televisivo. Este espacio, cada vez menos visible, dentro de la programación de la TV nacional, responde al nombre de Cuerda Viva.

A nivel social, el rock y el metal tienen una imagen distorsionada entre buena parte de la población. Es el resultado de una suma de factores que van desde lo étnico hasta las consecuencias por décadas de ataques a nivel ideológico. "El rock es la música del enemigo", esta mentira dicha muchas veces ha sido asimilada en el inconsciente colectivo como una verdad. El castrismo, a la manera de un Gran Hermano goebbeliano, ha convertido en sombras a los rockeros cubanos.

 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 9 ]

Imagen de Anónimo

ANO 7.59 pm. Vive y deja vivir. O su equivalente: Get a life! Estás como la presidenta del CDR, metiendo las narices en todo. Y por cierto, qué bueno está el de la derecha en la foto!

Imagen de Anónimo

cada vez que yo veo un viejo o vieja o incluso un joven"tirao a viejo" como el amigo joshua no se que siento porque habemos "mayorcitos" que nos sentimos bien y felices, dejen a gorki y los demas muchachos que retraten como les de la gana si se sienten bien y felices asi y que canten lo que les de la gana y los escuche quien les de la gana

Imagen de Anónimo

Así no fue del todo y la batalla no empezó con el congreso aludido, sino mucho antes. La década del 60 fue peor y aquí se pasa por alto.

Imagen de Joshua Ramir

del caray el gorki con lo mayorcito que esta en esa bobera y el de al lado con la gordura esa y la calva, payaseria a tope, son valientes desde el punto de vista politico pero musicalmente un desastre

Imagen de Anónimo

Anónimo - 30 Ago 2013 - 4:55 pm.Cuando Billy Joel fue a Cuba en los 70 solo actuo por invitacion y la mayoria de los asistentes eran hijos de altos militares, incluyendo a sus "papases y mamases".

Imagen de Anónimo

Recuerdo bien cuando el Jazz era la musica del enemigo. Se usaba a menudo acompanado de images de los EEUU y comentarios criticos. Recuerdo tambien una vez con unos amigos del barrio nos colamos en la casa central de las FAR para ver a un grupo hungaro de rock de nombre Locomotiv. El espanto de los militares que estaban ahi viendo a esos chicos peludos y "extravagantes" tocando rock. Seguroque le costo un varapalo a alguien haber invitado a esa gente a este sacrosanto lugarLo que puede la ignorancia

Imagen de Joe Pratts

Ese regimen olvida o quiere obviar que la juventud es osada y mientras mas la reprimas y prohibas sus tendencias mas aferrada es a ellas, desde mi punto de vista nada mas cierto: la dictadura esta fracasada mientras el rock es inmortaal!!!

Imagen de Anónimo

al final ese informe, que deberiamos guardar como ejemplo de intento de manipulacion y control social, solo sirve pa ponerlo en el toilet, nunca pudieron, por esos mismos años y antes desde fines de los 60 la juventud cubana consumia discretamente y en cantidades insospechadas musica de USA y UK, y nunca lo pudieron evitar, asi que esa fronquita tambien la perdiron los represores. 

Imagen de Anónimo

Qué desastre de país !!! No se acaban de enterar que para avanzar aunque sea un milímetro hace falte TOTAL libertad, democracia. Se imaginan ustedes qué sería de Japón, -por citar sólo un ejemplo- que vivió el trauma de la bomba atómica, si hubiera "controlado" la política cultural de sus ciudadanos???. Yo sí me lo imagino: sería una segunda Korea del Norte. Cuba tiene que aceptar que haya rockeros, salceros y lo que cada cual decida. Mientras tanto seguirán tan "bien" como van !!!!