Martes, 12 de Diciembre de 2017
01:53 CET.
Música

Qué pan y qué circo

Pasa una mujer con un tatuaje de San Lázaro en la pantorrilla. Dos travestis, varias modelos, quizás de La Maison; una mulata con unos lentes azules; dos especialistas de Casa de las Américas; algún que otro productor musical conocido, algunos turistas americanos. Negros, blancos y mulatos. Gente bella, rara y con dinero.

Uno siempre se pregunta por el público tan diverso que frecuenta el jazz. Es lo mismo que sucede en el carnaval, donde hay espacios para todos. Pero aún así, la diferencia es abismal.

Mientras el Jazz Café Miramar tiene a Oliver Valdés, a Carlos Ríos y, por supuesto, a Robertico Carcassés con un pequeño formato de lo que en espacios más abiertos es Interactivo; en el malecón habanero, desde el 9 de agosto, hay música a granel, baños públicos cada diez metros, cerveza, comida y mucha violencia.

Es contradictorio cómo en el discurso oficial se maneja la decadencia social, se señala al pueblo como chusma, único responsable de la Cuba miserable de hoy, y se le siguen dando las mismas opciones de siempre.

Jazz Café Miramar queda lejos del centro de la ciudad. Es difícil llegar. Quizás no es tan caro, sin embargo, la distancia da la sensación de inaccesibilidad. El malecón está al alcance de todos y tiene los mismos precios.

El carnaval en La Habana se ha ido transformando poco a poco en máxima expresión de barbarie, donde algunos van a disfrutar de una fiesta y terminan sufriendo las consecuencias de los actos de otros que van a delinquir. A eso se le suma la policía, que no distingue y hace pagar lo mismo a justos que a pecadores.

Puede que en todos los carnavales del mundo suceda lo mismo. Baile y muerte en la misma comparsa. La diferencia está en que de alguna manera la sangre termina trastocándose con la fantasía de las carrozas y los trajes. Aquí ni eso. Si hay algo horrendo no son la gente, sino el desfile de carrozas.   

El pan y el circo del año. Pero qué pan y qué circo.

Lejos, en Miramar, Carcassés, todos los sábados, hace jazz en un primer momento, invita en los metales al maestro Julito Padrón, toca, entre otros temas, Pueblo nuevo, de Cachao.

En un segundo momento, todo se vuelve puro Interativo. La gente se alista porque está a punto de empezar el despelote, aunque comienza con un danzón devenido en timba, como si por el teclado de Robertico transcurriera la historia de la música cubana con unos pocos acordes.

Se incorporan el guayo y las voces. Y el jazz cubano se fusiona hasta llegar a la timba. Por suerte. No es que la salsa erótica carezca de valor, es que la timba se ajusta más al temperamento de la Isla, quizás es más agresiva, más catártica.

Niña Traviesa, tema que da título al primer CD en solitario de la ex cantante de Sexto Sentido, es uno de los primeros en sonar.

El líder de NG la Banda, José Luis Cortes, el Tosco, está en el público. Coge la flauta de la Trujillo y sube al escenario. Lo que hasta ahora pareciera una excelente ejecución del instrumento con tonos que recordaban a Rafael Lay, se vuelve algo magistral.

"Tremendo grupazo tienen aquí", dice el Tosco y alterna con un estribillo que nos hace cantar a todos: "malanga, boniato y pepino". Se baila estilo NG la Banda.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 6 ]

Imagen de Anónimo

Hay Juan , si no manejas bien tus tarjetas de credito te vas a morir y de seguro q nunca vas a llegar a pagar ninguna, solo trabajas para pagarlas jajaja.

Imagen de Anónimo

Si Juan - 14 Ago 2013 - 3:10 pm., seguro que puede hacerte el loco con tus tarjetas de crédito (¿cuántas tienes, 8, 10, 20?), y así endeudarte hasta el culo, más allá de lo que tu sueldo te permite y vivir debiéndole a cuánto comercio hay, y muchas veces consumiendo cosas que no necesitas. Pobre Juan.

Imagen de Anónimo

Que bueno esta eso de: Preparados para el 'despelote' jajajajaaaaa . El tosco es groserisimo... Se las da de simple y sencillo pero es de tosco retoscos. jajja tremendo despelote!

Imagen de Anónimo

Esto en la teoria economica se llama discriminacion de precios...bienvenidos al capitalismo...KT

Imagen de Anónimo

......a pesar que no se quiere, por parte de algunos, reconocer que la cosa esta cambiando alguito, La Habana se esta pereciendo un poquito, no mucho, a ciudades normales!!........

Imagen de Juan

Después de todo., yo nunca he ido a Cuba y salí de niño, parece que en Cuba hay bastante lugares donde se puede pasar un buen rato. También tengo entendido como dice el articulista que no hay dinero para la mayoría  de las personas que quisieran ir a  esos lugares.Hay un capitalismo mas salvaje de el que tenemos nosotros acá en Miami. Aquí yo me hago el loco y cojo unas de mi tarjetas de crédito y puedo ir donde mas me apetezca, pobre cubanos.