Domingo, 17 de Diciembre de 2017
15:08 CET.
Cine

'Voy a seguir las líneas matrices' trazadas por Alfredo Guevara, dice el nuevo director del Festival de Cine

Cuando murió Alfredo Guevara, el 19 de abril, algunos auguraron que el Festival de Cine de La Habana no se sobrepondría a la marcha de su fundador, pero un mes después, su nuevo director, Iván Giroud, afirma que el certamen "va a sobrevivir", adaptado a los nuevos tiempos, informa la AFP.

"El Festival puede y va a sobrevivir, creo que lo puede hacer, primero porque es una necesidad para Cuba y para América también y creo que para el mundo", dijo en una entrevista con la AFP el nuevo director, quien ya desempeñó esa función entre 1994 y 2010, bajo la presidencia de Guevara.

El 14 de mayo fue llamado a dirigir nuevamente el Festival, pues el trabajar muchos años con Guevara —el hombre de Fidel Castro en la cultura, fallecido a los 87 años de un infarto— le permitió adquirir experiencia y "suficiente capital de relaciones y de consenso" para esa tarea.

"No voy a hacerlo igual (que Guevara), porque nadie es igual a nadie. Voy a seguir las líneas matrices principales que él siempre diseñó desde que se creó el Festival" en 1979, dijo Giroud en su oficina en la Casa del Festival.

Indicó que trabajará por organizar "el Festival que podamos hacer en cada momento, respetando la esencia, el sentido, pero acondicionándolo a las circunstancias específicas en que lo estamos haciendo, en el momento en que lo estamos haciendo".

El reto es mantener, además de las cintas en competición, una muestra de unas 400 películas de lo mejor del cine latinoamericano y mundial, con una asistencia masiva de público, medio millón de personas, en 10 días.

Aseguró que hay "voluntad política" de las autoridades cubanas de mantener uno de los eventos más importantes de la cultura cubana y uno de los festivales cinematográficos más antiguos de América Latina.

Rodeado de óleos de pintores cubanos en su despacho, este ingeniero civil de 56 años, alto y corpulento, parece estar afinando una maquinaria que conoce desde hace años, cuando fue llamado por el cineasta Pastor Vega, entonces director del Festival, a trabajar en la organización.

"Lo primero que estoy ahora es trabajando con el presupuesto", que en un 95% es aportado por el Ministerio de Cultura, y el resto se obtiene de patrocinios, ayudas e intercambios, para la edición 35 en diciembre próximo, que rendirá homenaje a Guevara, también fundador del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).

Giroud es consciente de los retos que afronta. Cuba no escapa a la tendencia mundial de abandono de las salas de cine, que por otro lado en la Isla acusan un alto nivel de deterioro y obsolescencia técnica, con proyectores de 35mm en la época digital.

"Estamos en un momento difícil, existen las memorias, los discos duros, las copias piratas y la gente entre coger la guagua (autobús) e ir al cine, prefiere ver una serie" de televisión en su casa, expresó.

Dijo que su objetivo principal es "tratar de lograr un Festival bien abarcador, que tenga lo mejor del cine latinoamericano, un panorama bastante abarcador y diverso, interesante, de lo que se produce en el cine en el mundo, cine independiente llamémoslo, considerando el cine no comercial".

"Eso es lo que nos proponemos y yo espero poderlo lograr, optimizando los recursos que tenemos", indicó, sin descartar conseguir más recursos por la vía de patrocinios, ayudas e intercambios para "aliviar" el presupuesto estatal.

Desde que fue designado director general, ha recibido llamadas telefónicas y mensajes de apoyo de amigos del cine cubano de América Latina y España, donde trabajó durante dos años recientemente. "Tengo muchos amigos allá que quieren al Festival, respetan al Festival", señaló.

Iván Giroud coordinó para América Latina el Diccionario de Cine Iberoamericano, un proyecto de 10 años de trabajo, con igual número de volúmenes de cerca de mil páginas cada uno y la colaboración de más de 400 expertos.

Dentro de las reformas económicas emprendidas por Raúl Castro, el Gobierno estudia una "reestructuración" del ICAIC, mientras los cineastas cubanos han pedido mantener el Festival. "Creo que una suerte (la del ICAIC) está imbricada a la otra (del Festival), yo los veo inseparables", concluyó Giroud.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 3 ]

Imagen de Anónimo

Bueno, a este señor llamado Ivan Giraud, Guevara lo echó a cajas destempladas, para poner a su familia (bueno, a eso que Guevara consideraba su familia, unos choferes convertidos en "hijos"). Ahora Giraud baja la cabeza y vuelve porque a esta gente le encanta el pequeño poder que pueden ejercer en sus puestecitos. Qué cínicos son todos. 

Imagen de Anónimo

Se ve bastante masculino como para tener que ir con una estola por encima de los hombros siempre, digo por eso de las directrices.

Imagen de Anónimo

"Voy a seguir las líneas matrices principales que él siempre diseñó desde que se creó el Festival"Que otra cosa puede hacer. El no tiene padrinos.KY