Domingo, 17 de Diciembre de 2017
00:00 CET.
Música

Pablo Milanés estrena temas de su nuevo disco en La Habana

El cantautor Pablo Milanés abarrotó el teatro habanero Karl Marx, donde ofreció este domingo un concierto único en el que estrenó varias canciones de su nuevo disco Renacimiento, en el que rinde homenaje a ritmos de la Isla como el guaguancó, la conga y el changüí, informa EFE.

Un público de diversas generaciones, por momentos emocionado, coreó muchos de los temas que Milanés desgranó a lo largo de una hora y media, coronada por un largo aplauso final.

Acompañado de su banda, el cantante y compositor de 70 años abrió con el tema Proposiciones (1988) y la invitación a realizar un recorrido por su trayectoria musical de todos los tiempos.

Milanés interpretó de golpe y sin comentarios, unas veinte canciones, antológicas y tan conocidas como Yolanda, Yo no te pido y Para vivir (1984), Comienzo y final de una verde mañana (1985), El breve espacio en que no estás (1995), De que callada manera (1996), Despertar (1997) y Días de gloria (2000).

Además aprovechó para estrenar ante los cubanos los temas Dulces recuerdos, que narra su memoria del 9 de abril de 1977, cuando se legalizó en España el Partido Comunista, junto a Rumor de otoño y Cual si fuera a morir esta mañana, de su última producción discográfica, que según anunció saldrá al mercado próximamente.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 1 ]

Imagen de Anónimo

WOW! Esto sí es un artista digno y valiente que denuncia los crímenes del capitalismo siempre que puede y calla, oculta, niega, no menciona, aquellos que son cometidos contra su propio pueblo por la dictadura comunista, y que de aquellos que tienen la dignidad y el coraje de plantar cara a la dictadura militar por él tan bellamente alabada con su obra dice que son "habla-mierdas".¡Que viva la dignidad! No entiendo por qué se pelearon él y Mondongo, aparte lo del ferviente chivaterismo del segundo.