Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
18:59 CET.
Exilio

Cierra en Miami la icónica librería Universal

Archivado en

La librería Universal de Miami, que durante casi medio siglo ha difundido la cultura cubana y la literatura hispanoamericana, cerrará sus puertas en junio, víctima de las nuevas tecnologías que han provocado un descenso en la lectura de libros impresos, informa el diario miamense El Nuevo Herald.

"Ha sido un orgullo muy grande para nosotros haber ayudado a mantener la cultura cubana y latinoamericana", dijo Juan Manuel Salvat, propietario de la Librería, Distribuidora y Ediciones Universal en la Calle Ocho.

"Toda la familia está muy triste y afectada. Es realmente terrible buscar una salida para los libros del almacén", añadió.

Salvat, de 73 años, dijo que sus planes incluyen escribir ensayos sobre Cuba, así como sus memorias, que comenzarían en 1959, en la Universidad de La Habana, cuando participó en la lucha por evitar la entronización de los comunistas.

De allí pasó al clandestinaje y luego al exilió en Miami, dos años más tarde.

"Cuando todo se nos cerró, busqué algo para trabajar a favor de Cuba y en los libros lo conseguí", dijo Salvat el miércoles al diario miamense. "Era la única manera de mantener el espíritu y los valores esenciales de la nacionalidad cubana", añadió.

Lo que empezó como un pequeño negocio de venta de libros distribuidos por correo, se transformó en una entidad protagonista del mundo de la literatura hispana en Estados Unidos, y particularmente, en un baluarte del exilio cubano.

Ediciones Universal ha publicado cerca de 1.600 títulos de cubanos exiliados. Su catálogo refleja el caudal de intelectuales, académicos y escritores de diversos géneros que escriben fuera de Cuba.

"No se puede escribir la historia cultural de este medio siglo sin colocar en un lugar muy destacado a Juan Manuel Salvat y su editorial", comentó el escritor y periodista Carlos Alberto Montaner. "Entre sus autores hay escritores tan valiosos como Lydia Cabrera y Reinaldo Arenas".

Al igual que innumerables librerías independientes a lo largo de Estados Unidos, e incluso cadenas nacionales, Universal ha sufrido un declive sustancial en la comercialización de los libros. Sus ventas actuales han caído en un 60 por ciento comparadas a las de hace siete años, indicó Salvat.

"Primero fue la crisis económica, porque redujo los presupuestos de las bibliotecas", explicó. "También la competencia de internet y del libro electrónico, que cada vez gana más adeptos, nos ha impactado".

Con el cierre de Ediciones Universal, los autores cubanos en el exilio se quedan con menos posibilidades de dar vida a sus obras, comentó el escritor Matías Montes Huidobro, de 81 años.

Apenas un puñado de pequeñas editoriales independientes y proyectos personales continúan la labor de publicar, en ediciones limitadas, la obra de los escritores cubanos del exilio. También quedan menos lugares donde exponerla. En años recientes, desaparecieron la legendaria librería La Moderna Poesía —un puntal de la distribución de libros en español, textos de referencia y mapas sobre Cuba—, así como la librería Cervantes de la Calle Ocho, debido a un voraz incendio en 2006.

Salvat dijo que el exilio cubano, que solía venerar la literatura de sus ediciones, se ha transformado: "Las nuevas generaciones no leen en español, sino solamente una pequeña minoría; y los que llegan ahora de Cuba, vienen con la urgencia de levantarse y no están en el mundo de la lectura", lamentó.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 17 ]

Imagen de Anónimo

Que pena !!! pasear entre sus libros , me devolvía siempre las ganas de leer y pasar las paginas, excelntes libros de historia, de literatura universal ,poesía , no solo cubanos, también españoles y latinoamericanos, y además la cercanía del librero , de su esposa o hija , que te recomendaban tal o cual libro. Es verdad que es una pena que cierre. esperemos que surjan otras , todo en la vida es ciclico y se regresa por algun otro camino. Gracias Salvat por todos estos años.

Imagen de Anónimo

Existe la opción de auto-publicar libros en el formato electrónico Kindle, prácticamente gratis y accesible en todo el mundo inmediatamente. Excepto claro Cuba, etc.

Imagen de Anónimo

Esto implica que también nos quedamos sin la próxima entrega de Sánchez Boudy. ¡Una verdadera catástrofe para la cultura "Universal"!

Imagen de Anónimo

No creo que los comentaristas que aquí han expresado sus objeciones al dueño de esta editorial, si es que son escritores, hayan expuesto sus originales en semejante lugar a sabiendas de lo que les esperaba, ni que fueron rechazados y ahora escriben despechados. Nadie era rechazado en esa editorial, sólo había que llevar el cash para pagar su propio trabajo. Parece que más bien se han dolido de que, en la hora del cierre, quieran formar una leyenda positiva de ese comercio. En cuanto a las dos últimas opiniones, que parecen acciones de un troll, no hace falta insistir que, por groseras y carentes de argumentos, se anulan a sí mismas.

Imagen de Anónimo

COMO HAY LLORONES AQUI IIII!!! PARECE QUE NUNCA LES PUBLICARON SUS LIBELOS SIN TON NI SON..aHORA COBARDEMENTE Y ESCONDIDO EN EL ANONIMATO SE ALEGRAN DE UNA OBRA QUE LUSTRO NUESTAR LITERATURA..ASQUEROSOS QUE SONNN

Imagen de Anónimo

Anónimo - 18 Abr 2013 - 6:45 pm.  CIERRE DE LA UNIVERSAL, ¡QUE LE VAYA BIEN!....Y a ti?? no te editaron algun libro que querias para negociarlo?? Te leyeron y nalizaron que eres solo unanimal con ropas en cuanto a literatura?? jajajajajaja

Imagen de Anónimo

Existen en Miami numerosas pequeñas editoriales, casi todas en estado de hibernación, dado el andrajoso panorama de esta industria, con el advenimiento del libro digital. Estos quijotescos proyectos no han tenido la práctica bochornosa de La Universal, que no sólo pedía miles de dólares en exceso para costear la edición, sino que se quedaba con los ejemplares bajo la promesa de gestionar su venta, espectativa que también alentaba en el proceso de cerrar el contrato, descubriendo el autor después, consternado, que no existía tal gestión, ya que al no averiguar de antemano, no pudo saber que este señor carecía de relaciones con el mundo cultural, publicitario, ni otros soportes que pueden ayudar a las ventas. Todo se reducía una vez embolsillado el dinero, a poner el libro en un anaquel a empolvarse. Una hipócrita cara de apenado y unas palmaditas en el hombro servían de excusa por parte de este inescrupuloso mercader al atribulado autor.

Imagen de Anónimo

Igual que Barbarito el Lector y algunos otros comentaristas, lamento que cierre esa librería. Y se ve que el club de autores no publicados parece alegrarse. Como si Miami contara con tantos espacios de libros en español...

Imagen de Anónimo

Anónimo de las 6:45 pm. Usted lo dijo mejor que nadie. Gracias. Salvat fue un simple carnicero. Peor, un ruin carnicero. Un comerciante que se enriqueción con el ego.  Para ganar más no pagó a buenos diseñadores, correctores, etc. Ésa es la causa de su hundimiento. Y tiene usted la razón, publicar con él era un desacrédito seguro en círculos serios. Usted dijo: un despiadado comerciante. Y yo añado: que avergüenza a los verdaderos cubanos. Solavaya!

Imagen de Anónimo

Para l;a Familia Salvat de Boli's la libreria en Toronto, Canada, como uds. yo tambien tuve que vender la mia y cerrarla, eramos clientes de Celesa en Madrid, Ud. es muy querido por la literatura cubana que siempre defendio y alento, no haga caso del tipico invidioso cubano, los perdedores de nuestra raza son asi. Ud. siempre salio adelante y seguira adelante. saludo a su esposa e hijos, con afecto, Boli's