Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
Exilio

La revista literaria 'Mariel' aparece en la web

Archivado en

Treinta años después de su aparición, la revista literaria Mariel, publicada trimestralmente en Nueva York entre 1983 y 1986, vuelve a ofrecerse a los lectores a través de un sitio web recién creado.

Editada por un grupo de escritores cubanos en su mayoría exilados en 1980 a través del puente Mariel-Cayo Hueso, en el que escaparon de la Isla más de 125.000 ciudadanos, Mariel alcanzó ocho números.

Impresos en forma de tabloide, en tirada de 3.000 ejemplares y en el papel más barato que pudieron costearse sus editores, sobreviven pocos ejemplares, de manera que resulta una suerte poder contar ahora con una edición on-line y en pdf de la colección completa de la revista.

Reinaldo Arenas, Reinaldo García Ramos y Juan Abreu formaron el consejo de dirección de la revista. Sus páginas reunieron a un amplio grupo de escritores jóvenes —René Ariza, Carlos Victoria, Roberto Valero, René Cifuentes, Luis de la Paz, Miguel Correa, Marcia Morgado, Esteban Luis Cárdenas, Néstor Díaz de Villegas y Vicente Echerri—, a los que vinieron a sumarse los escritores mayores del exilio.

Lydia Cabrera fue nombrada asesora de la revista y publicó en ella sus textos, así como lo hicieron Eugenio Florit, Enrique Labrador Ruiz, Carlos Montenegro, Gastón Baquero y Carlos Ripoll.

Fueron también frecuentes colaboradores Severo Sarduy, Guillermo Cabrera Infante, Lorenzo García Vega, Antonio Benítez Rojo, Néstor Almendros, José Kozer, Isel Rivero, Enrico Mario Santí y Gustavo Pérez Firmat.

El primer número llevaba en portada el retrato de José Lezama Lima, y los números siguientes dedicaron homenajes especiales a José Martí, José Manuel Poveda, Gastón Baquero, José Labrador Ruiz y Virgilio Piñera.

Artistas plásticos de diversas generaciones publicaron allí su trabajo: José M. Mijares, Gina Pellón, Jesse Fernández, Agustín Cárdenas, Gladys Triana, Ramón Alejandro, Jorge Camacho, Arturo Rodríguez, Luis Cruz Azaceta, Emilio Sánchez, Carlos Alfonso, Waldo Balart...

Las páginas finales de cada número estaban dedicadas a posicionamientos públicos, entre los que abundaban las cartas abiertas. Uno de sus números incluye el dossier "Los cubanos y el homosexualismo".

La colección de Mariel es testimonio de una época y de la perseverancia, aun en medio de las difíciles condiciones del exilio, de un nutrido grupo de importantes escritores y artistas cubanos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 8 ]

Imagen de Anónimo

Fue una etapa hermosa. No sólo nació esta revista, sino también Linden Lane, Término, Unveiling Cuba y otras más. De ellas queda Linden Lane, gracias al tesón de Belkis Cuza. Hubo un entusiasmo que no perduró y que lamentablemente no existiría ahora, y más o menos están representados todos los talentos de entonces. Por eso creo que es bueno conservar estos ejemplares en versión digital. La memoria es flaca y el papel se desvanece.

Imagen de Anónimo

Felicidades  "Mariel" , magnifico paso, muy oportuno en el 2013..Arnoldo Varona, Editorwww.thecubanhistory.com

Imagen de Anónimo

Ese "Anónimo" de las 3:14 pm se siente despechado, porque García Ramos no le publicó algo una vez.  Llora por los rincones, sin consuelo.  ¡Herido está, pobre alma en pena, ese artista desconocido!  Si hubiera firmado con su nombre, todos podríamos apreciar mejor la grave injusticia cometida, o sabríamos que la pobre calidad de su obra fue la única razón del rechazo..."Diario de Cuba" debería rechazar estas acusaciones anónimas, que afean la publicación, la rebajan.Max Goldberg, Long Island City, NY

Imagen de Anónimo

Recuerdo que hace algunos años, más de diez, se publicó un número más. Quise participar entonces, lo que me fue negado por Reinaldo García Ramos, poeta que admiraba. No obstante, me alegro de este hecho. A pesar del sentimiento de elite de un grupúsculo del Mariel que aplica, a quienes arriban a la libertad, el mismo apartheid que aprendieron en la Isla.  Lástima. Pero lo celebro por lo que representa no sólo para los escritores del exilio, sino también para la literatura y el arte cubanos. Hermosa idea. Gracias a quienes lo han logrado.

Imagen de Anónimo

La pagina web necesita un icono para compartir en Facebook y twitter, sin eso la difusion sera muy lenta. 

Imagen de Anónimo

Muy buena idea, asi se constatara mejor lo que ya se sabe: que hubo un solo buen escritor ahi, Arenas...el resto fue...y es...desierto !

Imagen de Anónimo

Love

Imagen de Anónimo

¡Enhorabuena!