Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
00:34 CET.
Literatura

Historiadora propone otra mirada sobre el fenómeno rastafari en Cuba

Archivado en

Como parte de la última jornada de la XXII Feria Internacional del Libro, se presentó este domingo en la sala José Antonio Portuondo, de la Cabaña, Rastafarismo en La Habana (Editorial de Ciencia Sociales), de la historiadora del arte María Alina García Ramos.

García Ramos dijo que quiere con su libro dar visibilidad a temas poco abordados por los estudioso, la cuestión racial y clasista, la marginalidad y la religión. Agrego que el asunto tiene escaso tratamiento en los medios de comunicación de la Isla y las políticas culturales institucionales.

Consideró que se ha hecho difícil el progreso en el reconocimiento de los prejuicios  raciales y prácticas discriminatorias en la sociedad cubana. "El rastafarismo irrumpe sobre todo como modelo de identificación que refuerza la autoestima de una juventud negra y mestiza", explicó.

Apunto que el tema requiere una mayor evaluación, que promueva acciones sobre las causas para lograr soluciones.

Para García Ramos, la imagen del rastafarismo se ha tergiversado en la población y retorcido desde las instancias del poder. Se asocia al consumo de drogas y se identifica  con prácticas delictivas y marginales.

La autora dijo que con su libro se propone acercar a la población a este fenómeno social.

La historiadora Graciela C. Laffita, quien presentó la obra, opinó que García Ramos logra interesar al lector a un fenómeno global como es el de la aparición de las tribus urbanas, "un sector de la población joven que tienen una expresión especifica en las sociedades contemporáneas", dijo.

A juicio de Laffita, los "cambios sociales" que se han llevado a cabo en Cuba han dejado deudas que son legados del esclavismo y la desigualdad. La historiadora apoyó los esfuerzos teóricos de la autora por recomendar políticas culturales y advirtió que el tema del racismo y la desigualdad remarcado en el rastafarismo se encuentra en debate.

Si se atiende el llamado de García Ramos a hacer un examen de la política cultural sobre esta temática, "necesariamente se tendrán que abordar los problemas de política económica y política social", concluyo.

La presentación culmino la exhibición de escenas del documental Rise up, de Luciano Blotta, sobre el mundo de la música underground en Jamaica.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.