Domingo, 17 de Diciembre de 2017
05:39 CET.
Música

El rumbero Pedrito Martínez 'reinventa' la obra de Camarón de la Isla

Archivado en

El rumbero Pedrito Martínez, ensalzado por The New Yorker o The Washington Post, acaba de editar en España Rumba de la isla, un álbum producido por Fernando Trueba y Nat Chediak con canciones de Camarón de la Isla, reinterpretadas y reinventadas, informa el diario El País.

"Al escuchar con calma los nueve temas del disco, uno se da cuenta de que este encuentro entre la rumba cubana y la flamenca no es el típico, no se trata de una faena simple de compromiso. Está presente, desde luego, el espíritu del cantaor y la guitarra honda, tocada por Niño Josele, pero más parece que uno se encuentra en medio de un solar de Centro Habana donde de pronto se ha formado un rumbón", señaló el periódico madrileño.

Martínez explica que le resultó sencilla la elección del repertorio y la "transición de una tierra a otra", pues conocía sus canciones desde niño y no le fue difícil llevar a Camarón al lenguaje de la rumba.

"Temas como Volando voy, Yo vivo enamorao o Gitana te quiero [los tres presentes en el disco] me gustaban desde siempre", cuenta.

De una primera selección de 18 canciones que le envió Trueba, Martínez escogió ocho —con ayuda de Chediak— y compuso un último tema con Román Díaz que se llama Homenaje a Camarón y comienza con un canto Abakuá.

Otros temas elegidos fueron No naqueres na' de mí, Que a mí me vio nacer o Quiero quitarme esa pena, de Paco de Lucía, que aquí comienza con el verso genial: "Salí de la India un día / deseoso de soñar / y me decidí a preguntar / al mundo su vieja historia".

La unión de Martínez (voz, tumbadoras, chekeré, cencerro y coros) con los también cubanos Alfredo de la Fe (violín eléctrico), Román Díaz (cajón, batás, cuchara y voz) y el puertorriqueño John Benitez en el contrabajo, además de Niño Josele en la guitarra y Piraña al cajón del lado español —en los coros, Xiomara Laugart y Abraham Rodríguez—, da lugar a un disco muy especial, en el que la clave no se adapta al espíritu flamenco, sino, más bien al contrario, la guitarra y el cajón se acoplan a la cadencia rumbera de Cuba, algo nada sencillo por endiablado, pero cuyo efecto engancha y atrapa como un mantra, añade El País.

Trueba asegura que en el momento de plantearse el trabajo tenían clara una cosa: "No queríamos hacer ni un disco de rumba pura (que suelen ser aburridos) ni tampoco el típico homenaje a Camarón, sino una interpretación a partir de lo que le sugiriera a Pedrito el arte de Camarón".

Pedrito Martínez nació en el barrio habanero de Cayo Hueso. Discípulo del legendario tumbador Tata Güines, llegó hace 14 años a la Gran Manzana.

Según el periódico, entre los admiradores que van a escucharle al local en que se presenta todas las semanas en Nueva York, de nombre Guantanamera, están Eric Clapton, Paul Simon o Wynton Marsalis, este último invitado a trabajar en el disco que Pedrito graba en estos momentos en los estudios Avatar de la calle 53.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.