Lunes, 18 de Diciembre de 2017
21:24 CET.
Música

'El Festival Rotilla es un mito en Cuba', dice su director

Los creadores del festival independiente de música electrónica Rotilla, "secuestrado" en 2011 por las autoridades culturales de la Isla, presentaron el evento el pasado viernes en el Vedado Social Club de Miami y aseguran que, más temprano que tarde, volverán a celebrarlo en Cuba.

"Queremos presentarnos a la ciudad, a la prensa, a las organizaciones culturales, y al público joven, muchos de los cuales son cubanos emigrados que conocen desde hace años el Festival", dijo a DIARIO DE CUBA Michel Matos, director del evento y de la promotora cultural independiente Matraka Producciones.

"La presentación consiste en poner mucha de nuestra música, en mostrar videos sobre el Festival y algunos otros con temas de corte social (…) también vamos a montar una exposición relacionada con la publicidad del evento en los últimos cuatro años", añadió Matos, quien se encuentra en Estados Unidos como parte de los llamados "intercambios culturales" promovidos por el Gobierno de Barack Obama.

Asimismo, indicó la instalación de tiendas de campaña en los jardines del Vedado Social Club de Miami para "recrear a pequeña escala" el espíritu de Rotilla.

"Nos sentimos muy a gusto, y muy bien acogidos" en Miami, dijo Matos. "Esta ciudad es un referente insignia para los cubanos de la Isla, además de ser la mayor comunidad de cubanos fuera de Cuba, es la contraparte por excelencia del sistema".

El promotor indicó que los creadores del Festival Rotilla y responsables de Matraka Producciones visitarán también Washington y New York, y permanecerán en Estados Unidos hasta mediados de marzo próximo.

El popular Festival Rotilla tuvo su primera edición en 1998 en la playa del mismo nombre, ubicada en la actual provincia de Mayabeque. Luego se trasladó a la vecina playa de Jibacoa, pero mantuvo su nombre. Hasta 2010 celebró anualmente un maratón de tres días y tres noches de música electrónica —acompañada de espectáculos de luces, proyecciones de audiovisuales y otras manifestaciones artísticas—, al cual los jóvenes respondieron con una afluencia cada vez mayor.

Matos afirmó que Matraka planea recuperar la celebración del evento en la Isla.

"Tenemos en mente, y siempre muy presente, retomar el Festival Rotilla. Aunque las circunstancias han sido muy desfavorables para nosotros, tenemos varias estrategias diseñadas para retomar un espacio que nos pertenece por derecho propio. Y es un hecho que eso sucederá", dijo a este diario.

"Cuando sea, va a ser una situación verdaderamente difícil, pues estamos contando con toda la hostilidad del sistema y de sus fuerzas de seguridad. Sin embargo, tenemos dos cosas muy importantes de nuestra parte, la primera es nuestra voluntad, que es muy fuerte en esa línea. La segunda, es el apoyo asegurado de los artistas amigos y del publico en general. Rotilla es un mito en Cuba, estamos seguros que cuando anunciemos la nueva edición obtendremos rápidamente los índices de asistencia que manejábamos anteriormente", agregó.

"Independencia y libertad de expresión"

El Festival Rotilla logró atraer a 20.000 participantes en 2010. Pero en 2011 las autoridades culturales de la Isla decidieron intervenirlo, algo que los organizadores del evento calificaron de "secuestro".

En agosto de ese año, el Gobierno sustituyó el Festival por unas "jornadas de música juvenil", a las que llamó "Verano en Jibacoa" y que duraron tres días.

Funcionarios justificaron la decisión de apropiarse del Festival insinuando que sus organizadores no cumplían con la "estrategia de programación y la política cultural del país". Además, circularon en sitios oficiales versiones sobre una supuesta financiación estadounidense, que los responsables de Rotilla rechazaron.

Diddier Santos, miembro de Matraka, declaró entonces a DIARIO DE CUBA que eventos como el famoso Exit Festival, de Serbia, habían colaborado con dinero y técnica para la celebración del Festival de Rotilla. Mencionó también fondos de las embajadas de Holanda y Noruega, e incluso ayuda de entidades como Habana Club y Cervecería Bucanero para la atención a artistas e invitados, suministros de bebidas, camisetas, gorras y otros artículos.

Michel Matos aseguró que los organizadores del Festival Rotilla seguirán defendiendo "los valores" por los que han luchado: la "independencia" en el manejo del evento y que "los artistas que participen no sean de ninguna manera censurados".

"Nuestra lucha mayor con respecto a la filosofía del festival se pueden resumir en libertad total de asociación (nosotros como organización) y libertad total de expresión (entiéndase los artistas que se presentan en nuestros escenarios)", explicó. "Ese es el espíritu de Rotilla, sin eso, simplemente no es Rotilla".

En cuanto a la posible respuesta de las autoridades cubanas, Matos insistió en que Matraka Producciones espera "la mayor de todas las hostilidades".

"Pero nos estamos preparando para eso", dijo. "La base de esta preparación consiste en asegurar toda la infraestructura la técnica del festival fuera de cualquier canal oficial o estatal, es decir, tomar todo del sector privado o asegurárnoslo antes nosotros mismos", señaló.

"El principal problema consiste en la locación, ya que los espacios públicos de campos o playas, casi todos están bajo control del Estado (…) Es complejo, pero lo vamos a conseguir, y para protegernos cuando comiencen los ataques esperamos haber asegurado alianzas con la prensa internacional, que nos mantengan en titulares los días antes y durante el evento", añadió Matos.

El director ejecutivo de Rotilla se refirió además a los planes de Matraka Producciones.

En Miami, "estamos trabajando para ampliar nuestras redes fuera de la Isla, obtener asistencia y subir nuestro perfil mediático", dijo. Dentro de la Isla "nos hemos volcado mucho a la realización de documentales sobre temas sociales, de genero y generacionales".

"También asistimos a terceros que como grupos de trabajo o como individuos tienen interés en proyectarse hacia la sociedad, siempre de una manera civilizada, naturalmente", amplió.

"Entendemos perfectamente los problemas de nuestro país y, aunque modestamente, estamos decididos a trabajar para mejorar todo lo que hoy padece Cuba, y prepararnos para lo que podría padecer mañana", concluyó Matos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.