Domingo, 17 de Diciembre de 2017
05:39 CET.
Literatura

Obama pide al cubanoamericano Richard Blanco un poema para su toma de posesión

Archivado en

El poeta Richard Blanco, hijo de exiliados cubanos, dice que sintió una "conexión espiritual" con Barack Obama desde que el presidente estadounidense irrumpió en la escena política.

Blanco afirma que su que su afinidad por Obama surge de su propia sensación de vivir entre mundos diferentes. El poeta es latino y gay, y trabajó como ingeniero civil. Sus obras están cargadas de nostalgia de las cosas y olores de la tierra que sus padres dejaron atrás, reporta el diario The New York Times.

Ahora, Obama ha decidido que Blanco se una a notables figuras de la poesía como el fallecido Robert Frost y escriba un obra para su toma de posesión, el próximo 21 de enero, en el Capitolio.

El presidente prestará juramento oficial un día antes en la Casa Blanca, como lo exige la Constitución.

Blanco se convertirá en el primer latino en escribir un poema para una ceremonia inaugural de estas características, y en el quinto escritor, después de Frost, Maya Angelou, Miller Williams y Elizabeth Alexander.

"Desde el principio de la campaña, me identifiqué totalmente con la historia de su vida y la forma en que habla de su familia y, por supuesto, su origen multicultural", dijo Blanco en declaraciones a The New York Times. "Siempre ha habido una conexión espiritual en ese sentido. Siento, de alguna manera, que cuando estoy escribiendo sobre mi familia, estoy escribiendo sobre él".

Addie Whisenant, portavoz del Comité Inaugural Presidencial, dijo que Obama eligió a Blanco porque sus poemas, "muy personales, se basan en la idea de lo que significa ser estadounidense"

Blanco, de 44 años, nació en España y fue criado y educado en Miami, donde su madre era cajera de un banco y su padre un tenedor de libros. La historia familiar dice que el poeta recibió su nombre por Richard M. Nixon, el presidente favorito de su padre por su postura contra Fidel Castro.

Trabajó como ingeniero civil antes de dedicarse a la poesía. Ayudó a diseñar puentes, mejoras viales y un plan arquitectónico para el sur de Miami. Pero luego comenzó a hacerse preguntas sobre su identidad, el origen de sus padres y sintió "una profundo necesidad de escribir", según dijo.

La primera colección de poemas de Blanco, City of a Hundred Fires, ganó en 1997 el premio de poesía Agnes Lynch Starrett y fue publicado por University of Pittsburgh Press. Enseñó durante un tiempo en la Central Connecticut State University, Georgetown University y la American University, en Washington, mientras continuaba su trabajo como ingeniero. Recientemente abandonó completamente la ingeniería para escribir a tiempo completo.

Mientras que City of a Hundred Fires y el segundo libro de Blanco, Directions to the Beach of the Dead (University of Arizona Press, 2005) exploran su herencia cubana, su colección más reciente Looking for the Gulf Motel, publicada el año pasado, incorpora su vida como hombre gay en la conservadora cultura cubana.

Ahora Blanco, que también está trabajando en un libro de memorias, se centra en una tarea totalmente nueva: componer lo que se conoce como un "poema ocasional", escrito para conmemorar un evento específico.

Después de enterarse, el 12 de diciembre, de su selección —que ha mantenido en secreto incluso a su madre— comenzó a escribir tres obras. El equipo de Obama escogerá una para la ceremonia inaugural.

"El desafío", dijo Blanco, "es cómo ser yo en el poema, tener una voz que sea aún íntima, pero pueda abarcar lo que Estados Unidos es".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.