Lunes, 11 de Diciembre de 2017
19:42 CET.
Obituario

Muere el actor Armando Roblán

Archivado en

El actor cubano Armando Roblán falleció hoy miércoles a las 4:20 a.m. en su casa de Coral Gables a consecuencia de un linfoma, reporta le diario miamense El Nuevo Herald. Tenía 81 años.

Conocido por su extenso trabajo en el teatro, la radio y la televisión en Cuba y en el exilio, Roblán destacó por su extraordinaria caracterización de Fidel Castro. Uno de sus triunfos fue mantener en cartelera en Miami, durante una década, la obra de teatro humorística En los 90 Fidel revienta.

"Yo hago teatro sin grandes pretensiones, sin pujos de cultura", dijo en una entrevista en 2002. "Quiero que el público pase un buen rato en medio de tantos problemas; que el que vaya ahí se divierta, lo pase bien".

Roblán comenzó a imitar a Castro desde su llegada al poder en 1959. Según El Nuevo Herald, en una ocasión incluso lo suplantó en una reunión del ASTA (Sociedad Americana de Agentes de Viajes).

Muchas veces fue confundido con el exgobernante cubano en sus giras por el país. Más tarde, el Gobierno cubano le hizo exigencias de tipo político que él se negó a cumplir.

Ya en el exilio, comenzó a parodiar a Castro en numerosas obras de teatro y creó otros personajes como Ñañito, que popularizó en el programa Sábado Gigante, de Univisión.

Nacido el 4 de febrero de 1931 en Bejucal, en la actual provincia de Mayabeque, Francisco Armando Rodríguez Blanco (Roblán), combinó desde muy joven la actuación con la pintura, que estudió en la Academia de San Alejandro.

Comenzó su carrera de actor en los albores de la televisión cubana, haciendo caricaturas e imitaciones en un programa de aficionados que presentaba Gaspar Pumarejo.

Trabajó con los famosos payasos Gaby, Fofó y Miliki y perfeccionó imitaciones de figuras y personajes del mundo del espectáculo como Maurice Chevalier, Nat King Cole, Bola de Nieve, Chan Li Po y Liberace, entre otras.

Roblán trabajó además en la televisión panameña donde fue considerado un innovador, y en la de Puerto Rico, en la que recibió una gran acogida. En Miami produjo, actuó y escribió numerosas obras del vernáculo cubano en el teatro Martí y en el Teatro Trail de la Calle Ocho.

A Roblán lo sobreviven su esposa Gloria Lau Rodríguez, sus hijos Orlando Rodríguez, Priscilla Marrero y Armando Rodríguez y sus cinco nietos.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.