Miércoles, 22 de Noviembre de 2017
17:57 CET.
Política

El Ministerio de Cultura se queja de que EE UU no publica a autores de la Isla

Archivado en

El Ministerio cubano de Cultura (MINCULT) acusó a Washington de cerrar el mercado editorial estadounidense a los autores y publicaciones de la Isla, informa la agencia estatal Prensa Latina.

"El vacío por la falta de información de las instituciones estadounidenses sobre el proceso literario cubano es ocupado por autores emigrados que escriben contra la Revolución y los presentan como 'literatura cubana', lo que constituye una maniobra política", dijo el ministerio, que durante décadas ha bloqueado la publicación en la Isla de escritores exiliados, ha censurado y marginado a los críticos del Gobierno y prohibido las publicaciones y autores extranjeros contrarios a los intereses de La Habana.

El MINCULT presentó un informe sobre los "daños" causados por el embargo de Estados Unidos al sector cultural de la Isla. Dijo que en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2011, en México, los organizadores advirtieron a bibliotecarios, libreros y distribuidores estadounidenses que se abstuvieran de adquirir libros de cualquier tipo producidos en Cuba, porque Washington sancionaba tales compras.

Según el ministerio, esa prohibición es extensiva también a la venta de editoriales y comercializadores estadounidenses, quienes no pueden firmar contratos o recibir pagos de instituciones cubanas.

Revistas y otras publicaciones periódicas también cerraron su flujo en ambas direcciones, añadió.

Indicó que la más reciente medida de Washington fue contra el distribuidor estadounidense EBSCO Subscription Services, el cual quedó imposibilitado, desde diciembre de 2006, de efectuar o recibir pagos desde Cuba, o través de terceros, y debió cancelar los pedidos.

Desde esa fecha, las universidades e instituciones de Estados Unidos no reciben tales servicios, a pesar de que fueron rigurosos en el cumplimiento de medidas restrictivas que le impedían hacer distribuciones masivas, y las publicaciones cubanas eran para el fondo de las bibliotecas, aseguró el ministerio.

Achacó también al embargo la cancelación de contratos con instituciones cubanas por parte de clientes como Forsa Editores y la Universidad de Puerto Rico, durante la Feria del Libro de ese país en 2011.

El MINCULT señaló además en su informe que en los intercambios culturales y comerciales las contrataciones excepcionalmente autorizadas se han reducido en más del 85 por ciento con respecto a 2001.

La Asamblea General de Naciones Unidas volverá a debatir este martes, por vigésimo primera vez consecutiva, el embargo de Estados Unidos a Cuba.

La Habana espera obtener, como en las votaciones anteriores, una condena a Washington.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.