Viernes, 30 de Septiembre de 2016
01:27 CEST.
Literatura

«No tengo más expectativas que la de editar buena literatura»

Nacido en San Juan de los Remedios, en 1970, L. Santiago Méndez Alpízar, más conocido como Chago, es un ser incansable que lo mismo prepara conciertos promoviendo a músicos que da a conocer a nuevos poetas. Es además un creador que ha recogido su poesía en un volumen publicado por la editorial Verbum en Madrid: ¿Entonces, qué?. Su última entrega poética es Bagazo (poemas iberos), editado por Ediciones Efory Atocha, que ahora se estrena como sello independiente dirigido por él.

¿De dónde nace en ti tu vocación de editor?

Supongo que siempre he tenido intenciones de publicar determinadas obras, autores. 

¿No ves en ello contradicción con tu obra como autor?

 No, son más bien son labores compatibles.

¿Desde cuándo tienes la página divulgativa de poesía Efory Atocha?

Fue creado en el 2007. Si mal no recuerdo, en marzo... Ahora mismo sufre algunas transformaciones y no lo tengo abierto... Francamente, para lo que me propongo necesito ayuda...

¿Qué alegrías te ha traído?

Muchas: ha funcionado muy bien y hasta Efory Atocha llegaron muchos, muchos creadores. Sin contar que sirvió de plataforma de lanzamiento de otros muchos. Quien visite la página puede constatar el volumen de literatura inédita que acumula.

¿Y cuántos disgustos?

Sí, también, pero de eso no se habla.

¿Sabes a cuántos poetas has dado a conocer y de cuántos países?

No, pero sí puedo asegurar que fueron muchos...

En tiempos de crisis como éstos, ¿no es una temeridad pasarse a la edición impresa en papel?

Los tiempos son revueltos y hay que estar atentos. Puede que, como ninguna otra vez, publicar un libro salga tan rentable. En mi caso, yo hago tiradas pequeñas. Luego lo que interesa es que esos libros puedan ser adquiridos a través de la web. Producción bajo demanda, que se llama. ¡Que existan!

¿Qué diferencia ves entre la edición virtual y la edición a la que estamos habituados?

Son evidentemente muy diferentes, aunque cada vez más compatibles. Me refiero al universo que ocupan: es un universo común. Por otra parte, hay que tener en cuenta que para alguien nacido en el 98, 2000, será muy "habitual", la lectura en soporte digital... En cualquier caso, no veo que se imponga una sobre la otra, más bien que ambos modos de lectura tienen, tendrán, sus consumidores.

¿Qué expectativas tienes con la edición de libros?

No es un proyecto encaminado al éxito masivo: publicar libros de escritores que no son muy conocidos por estos lares no es el mejor camino para llegar... Pero alguien tiene que hacerlo y, desde mi modesto punto de vista, es bueno que se haga. No tengo más expectativas que la de editar buena literatura, el placer de poner en existencia libros, autores, que desde el ombligo ibero se siguen ignorando, o por lo menos, no se quieren conocer.

¿Qué títulos tienes ya concretados?

Hasta ahora hay publicados seis títulos: La condición del fuego de Karelyn Buenaño (Venezuela), El libro de las destrucciones de Margarita Vélez Verbel (Colombia), Bajo esa luna extraña, antología de Odette Alonso (Cuba), La confusión creciente de la alcantarilla de Adán Echeverría (México), Ahora mismo un puente, antología de Sigfredo Ariel (Cuba) y un libro mío: Bagazo (poemas iberos).

Trabajamos en un libro de ensayos de Octavio Armand y en uno de relatos de José Miguel Sánchez.

Claro que nos gustaría tener la capacidad de sacar un número mayor de obras, y de hecho hemos contactado con más autores, pero reitero que es modesto el proyecto y que habrá que ir publicando al ritmo que me pueda permitir. No queda otra.

 


La Colección Atocha de Literatura Hispanoamericana, de Efory Atocha Ediciones, presenta sus primeros libros hoy, jueves 14 de junio, en Casa de América, Madrid (Plaza de la Cibeles, 2), con la participación de Sigfredo Ariel, Karelyn Buenaño, Miguel Carreira, Andrés Mir y L. Santiago Méndez Alpizar (Chago).