Jueves, 14 de Diciembre de 2017
22:57 CET.
Cine

La crisis y el 32 Festival de Cine

Archivado en

La edición 32 del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, clausurado en La Habana el pasado 2 diciembre, demostró que el séptimo arte está en ascenso en Latinoamérica y que Cuba no es la excepción.

Entre más de 500 cintas participantes, los filmes nacionales —con independencia del tema, del mayor o menor acierto de sus directores y de la calidad de actores y guiones—coincidieron por primera vez en reflejar críticamente la realidad social del país. Una prueba de que la cultura, aunque sometida a la condición de prisionera de la ideología, trasciende poco a poco tal imposición. Un breve repaso, limitado a los cinco largometrajes de ficción que participaron en la competencia, así lo evidencia.

Señales de cambio

Casa Vieja, de Lester Hamlet —basada en la obra de teatro de Abelardo Estorino—, usa la narración de un caso particular (el regreso al seno familiar de un cubano tras 14 años en el exterior) para develar la relación entre el sistema político y la penuria económica y moral del país.

Según el director, "es una película que habla de quiénes somos y de cómo entiendo la vida de los cubanos desde el comprometimiento afectivo". Desde esa visión se penetra, con una fuerte carga emotiva, en uno de los tantos problemas de la Cuba actual. La cinta, que había obtenido el Gran Premio a la Mejor Maqueta de Largometraje de Ficción en el VIII Festival Internacional del Cine Pobre Humberto Solás, se alzó ahora con el Premio de la popularidad, el Premio Cibervoto del Portal del Cine y el Audiovisual Latinoamericano y Caribeño de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, además de con la Mención del Jurado de Ficción.

Larga Distancia, de Esteban Insausti, nos presenta la historia de cuatro amigos que, a causa de la crisis generada por la desaparición del socialismo real en Europa de Este, no pueden cumplir el juramento de nunca separarse. Ana, que cumple 35 años y no tiene con quien festejar su onomástico, celebra la fiesta de forma imaginaria, evocando los recuerdos de viejos tiempos.

Desde el punto de vista sociológico, se trata de una crítica al impacto de la emigración en la vida de los cubanos y a la incapacidad del sistema para brindar oportunidades dentro del país. El filme muestra la pervivencia de males a través de generaciones y el rotundo fracaso en el proyecto de formar un hombre nuevo. En fin, se habla aquí de desajustes sociales producidos por un modelo que ha logrado imponerse a cambio del empobrecimiento y la ruina moral de considerables sectores de la población.

Boleto al paraíso, de Gerardo Chijona, se inspira en hechos de 1993, recogidos en el libro Confesiones a un médico, de Jorge Pérez Ávila. El filme relata la historia de varios adolescentes que, tras el empobrecimiento material y espiritual de sus familias, unen sus destinos en busca de un paraíso inexistente y terminan autocontagiándose con el virus del sida para "disfrutar" de la vida en un sanatorio; un pacto simultáneo de amor y de muerte.

Afinidades, de Jorge Perugorría y Vladimir Cruz, con guión del propio Cruz, se adentra en la corrupción administrativa de funcionarios relacionados con la gestión de empresas mixtas. La historia, otra vez, es la expresión del deterioro generalizado en la sociedad cubana desde que el salario dejó de ser fuente principal de ingresos. Retrata un sector burocratizado e investido de poderes, el disfrute de privilegios vedados para el ciudadano común y el control, por parte de unos pocos, de la "propiedad de todo el pueblo"; un disfrute que lleva a la trasgresión afectiva y conduce a la agresión de la dignidad, a la deliberada manipulación del prójimo. Aunque la cinta trata un problema del mundo contemporáneo, en Cuba es inseparable de la crisis estructural.

Martí, el ojo del canario, del laureado Fernando Pérez, director y guionista, es una cinta inspirada en la infancia y adolescencia del apóstol, resultado de una búsqueda para responder a la pregunta acerca de cómo pudo formarse, en plena colonia, una figura tan brillante y elevada como la de José Martí. Probablemente la cinta superior del Festival es la combinación de sensibilidad, ética, amor y búsqueda que definen a su director.

Precisamente es Pérez quien, con su concepción del cine como forma de ver, interpretar y formar la realidad, ha puesto en evidencia las potencialidades de la crítica cinematográfica para promover la reflexión social; una demostración práctica de la responsabilidad de los intelectuales como estetas del cambio, críticos de nuestras insuficiencias y fuentes de conexión entre nuestras tradiciones y el saber universal. El principal de los múltiples mensajes de este filme consiste en una apelación al rescate de la dignidad.

La cinta, que venía precedida del Colón de Plata al mejor Director y a la Mejor Fotografía en el Festival de Cine de Huelva, obtuvo el Premio Coral de dirección, el de dirección artística a Erick Grass, y el Premio al mejor cartel, a Giselle Monzón. Además el Gran Premio (Ex Aequo) Alba Cultural Latinoamérica Primera Copia; el Premio de la Asociación de Cine, Radio y Televisión de la Unión de Artistas y Escritores de Cuba; Premio de la Asociación Cubana de la Prensa Cinematográfica; Premio El Mégano, de la Federación Nacional de Cine Clubes; Premio Caminos 2009, del Centro Memorial Martin Luther King; Premio Radio Roque Dalton, de Radio Habana Cuba; Premio Cined de la Cinematografía Educativa; Premio Vigía, de la sub sede de Matanzas; y Premio de la UNICEF.

La crítica social, presente en la historia del cine nacional desde hace décadas, ha evolucionado de manifestaciones aisladas hasta confluir en un acto generalizado, que sin dudas tiene que ver con una concientización que cada vez toma mayor fuerza en nuestra sociedad y que ya empieza a reflejarse en las más recientes, aunque aún tenues, señales de cambio en las esferas del poder.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.