Lunes, 18 de Diciembre de 2017
14:05 CET.
Música

La Guillot que no conocí

Archivado en

Estaba en la fantasmagórica "lista negra" de la música cubana. Lista que nadie ha visto, pero existe. Junto a otros nombres malditos todavía allí figura el de Olga Guillot, la genial cantante de boleros que el régimen cubano ha escamoteado a millones de personas durante años.

La Guillot se ha marchado, a los 87 años, y su partida acongoja a los cubanos, tanto como la de Celia Cruz, aunque con la diferencia de que La Guarachera de Cuba había logrado burlar, a su modo, la férrea censura castrista, y Guillot no. Pese a la prohibición oficial, Celia, Gloria Estefan y Willy Chirino viajaron a la Isla en casetes piratas que pasaban de mano en mano y se oían en fiestas privadas. Ellos nunca han dejado de estar, quizás por la contemporaneidad de sus propuestas. No fue el caso de La Lupe ni de Olga Guillot.

La primera, por su producción irregular. Y porque, a finales de los años 70, el fenómeno de la salsa la descolocó en el muy competitivo mercado latino.

La segunda, porque justamente en los 70 y 80, cuando el casete y las grabadoras domésticas desafiaban el monopolio de los medios de comunicación del régimen, el bolero era "cosa de viejos" para los cubanos.

Entre la nueva trova, el pop iberoamericano y la "exquisitez" eslava de los calurosos conservatorios, la música popular cubana languidecía. A los cubanos les interesaba la salsa de Celia, en tanto, además de sus dotes artísticas propias, era portadora de un sonido atractivo para los oídos internos, al tiempo que el son puro se estancaba. Pero no interesaban la vieja trova ni el bolero.

A la Guillot le pasó factura el contexto y la cerrazón mental interna. Ni siquiera pudo llegar a la Isla por la puerta de atrás, como Celia, Gloria y Willy. Una verdadera catástrofe artística. Una situación anómala que no dependerá de unos nuevos Nick Gold o Ry Cooder, sino de que termine el actual estado de cosas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.