Lunes, 26 de Agosto de 2019
Última actualización: 01:22 CEST
Emigración

La frontera de Canadá, ¿nueva ruta para los emigrantes cubanos hacia EEUU?

Cruce fronterizo entre Vermont y Quebec. (AP)

La Patrulla Fronteriza (CBP) acusó a dos conductores de Uber de Nueva York de cargos de contrabando de personas, tras haber sido arrestados cerca del puesto fronterizo entre Vermont, del lado de EEUU, y Quebec, del canadiense, cuando tenían la intención de recoger a dos indocumentados que acababan de ingresar a Estados Unidos.

La acusación presentada en la corte señaló que los tripulantes del vehículo fueron arrestados el jueves en Highgate (Vermont), poco después de que los agentes de frontera detuvieran a un ciudadano de México y a otro de Cuba, quienes admitieron que habían cruzado ilegalmente la frontera desde Canadá.

Los agentes encontraron a los dos hombres caminando aproximadamente a media milla al sur de la frontera. Ambos fueron acusados de estar en el país ilegalmente, destacó el despacho de AP.

Más tarde, los agentes determinaron que los dos conductores se habían estado comunicando por teléfono con ellos para trasladarlos a un sitio no precisado. Tampoco se precisó la identidad de los acusados.

De acuerdo con la Patrulla Fronteriza de EEUU, el hecho de que la frontera norte no sea tan vigilada como la sur, donde miles de emigrantes son interceptadas todos los meses, hace que se convierta en un punto de acceso mucho más sencillo para la emigración ilegal.

La gente que cruza la frontera entre Vermont y Quebec paga generalmente unos 4.000 dólares, que entregan cuando llegan a su destino, según funcionarios y documentos legales citados por AP.

Un factor que impulsa este aumento en los cruces ilegales hacia Estados Unidos es lo fácil que es ingresar a Canadá, donde, por ejemplo, los mexicanos no requieren visas.

Buena parte de los cruces ilegales en Vermont se concentran en un tramo de 50 kilómetros (30 millas) donde la ruta interestatal 91 llega a la frontera con Canadá en Derby Line, unos 80 kilómetros (50 millas) al sudeste de Montreal.

El viaje en auto desde Derby Line hasta las comunidades de emigrantes de Nueva York toma apenas seis horas.

Vigilar este sector es complicado porque Derby Line y la localidad canadiense de Stanstead constituyen una comunidad, que es atravesada por la frontera. A esa zona se le conoce popularmente como "la frontera invisible".

En 2017 Canadá vivió una crisis fronteriza luego de que cientos de emigrantes llegaran diariamente a esa zona para solicitar asilo en los Estados Unidos. Un pacto entre ambos gobiernos, el llamado Acuerdo de País Seguro, estableció que los migrantes deben solicitar el asilo en el primer país al que llegan.

La pasada semana, la Administración de Donald Trump decretó que todo extranjero que entre o intente entrar en EEUU de manera irregular sin haber solicitado antes protección "en un tercer país seguro", no será elegible para el asilo.

EEUU solo cuenta con un acuerdo específico al respecto, en el que reconoce como "tercer país seguro" a Canadá.