Sábado, 24 de Agosto de 2019
Última actualización: 16:39 CEST
EMIGRACIÓN

Se triplica el número de solicitudes de refugio de médicos cubanos en Brasil

El médico cubano Karel Sánchez, hoy desempleado en Brasil. (G1)

Desde noviembre de 2018 hasta febrero de 2019 se destapó un aumento sin precedentes de solicitudes de refugio de médicos cubanos en Brasil, cifras que casi triplican lo registrado un año antes y que recogen la edición digital de G1 de Globo.

Desde noviembre de 2017 hasta abril de 2018, hubo 880 solicitudes. De un promedio de cinco aplicaciones por día, el ritmo saltó a 13 después de la salida del Gobierno de Cuba del programa Más Médicos, según datos del Comité Nacional para los Refugiados (CONARE).

Las solicitudes de refugio de los cubanos habían estado creciendo desde principios de 2013, cuando comenzó la iniciativa concretada por la entonces presidenta Dilma Rousseff. Sin embargo, en noviembre de 2018 se documentó un aumento sin precedentes que continúa hasta febrero de 2019.

Ese mes, La Habana anunció su salida unilateral de Más Médicos, justificándose tras declaraciones del entonces presidente electo Jair Bolsonaro.

Según el medio, el Ministerio de Salud informó que existe una acción con el gobierno federal para "ayudar a la permanencia" de los médicos cubanos en el país y buscar "alternativas a su práctica profesional".

De acuerdo con los datos de CONARE, hubo solicitudes de cubanos en todos los estados y el Distrito Federal entre noviembre de 2018 y abril de 2019. La tendencia no se repite incluso entre los solicitantes de refugio que vienen de Venezuela, cuya situación el Gobierno brasileño reconoce como "grave y (de) generalizada violación de los derechos humanos".

Entre las solicitudes de refugio, CONARE ha otorgado solo 13 este año. De estas peticiones, solo tres se hicieron en 2018, el año de finalización del acuerdo; el organismo no detalla el mes en que los cubanos, ahora considerados refugiados, ingresaron la solicitud. Cada proceso lleva aproximadamente dos años para ser evaluado.

Refugio por asilo

Globo explica que "asilo y refugio son dos títulos diferentes".

El primero es otorgado directamente por el presidente de la República, en casos de persecución política individual y delitos políticos. La decisión es tomada por el Estado brasileño, no sigue las convenciones internacionales y puede otorgarse a ciudadanos extranjeros en las embajadas de Brasil en otros países.

Jair Bolsonaro prometió varias veces que otorgaría esta condición a los cubanos que decidieran quedarse en el gigante sudamericano, una vez terminado Más Médicos, pero la situación de muchísimos de estos profesionales no se ha solucionado y siguen reclamando respuestas.

El refugio, por su parte, es una medida de carácter humanitario, que sigue la Convención de las Naciones Unidas sobre los Refugiados y se aplica en los casos en que la necesidad de protección llega a un gran número de personas cuando la persecución está más extendida.

El medio señala que los textos en inglés del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) utilizan la nomenclatura "solicitante de asilo" para abordar lo que en Brasil se considera un refugiado, no un solicitante de asilo.

Flujo migratorio

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), alrededor de 8.300 médicos cubanos participaron en el programa cuando se dio por terminado el acuerdo. En la estimación del Ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, 1.800 médicos cubanos se quedaron en Brasil luego de la finalización del acuerdo, una cifra similar a las 2.209 solicitudes de refugio realizadas desde entonces.

Sin embargo, no todos los cubanos que quedaron buscaron refugio. Hay quienes han obtenido la residencia, después de establecer familias y matrimonios con brasileños, y algunos están en proceso de obtener la ciudadanía.

CONARE, que es responsable de los datos de refugiados, no detalla las razones de las solicitudes, y el coordinador del cuerpo, Bruno Laferté, cree que puede haber otras razones detrás del número de solicitudes.

"El aumento no está necesariamente vinculado al programa, dado que hay un flujo migratorio de cubanos hacia el país", dice Laferté.

Para el coordinador, algunas de las solicitudes no se ajustan a los requisitos de la condición de refugio, que está reservada para aquellos que escapan de situaciones de violaciones de derechos humanos.

"Hay motivos alegados por los peticionarios que no cumplen con los criterios de la Convención de Refugiados [de la ONU] y se parecen a una migración económica", añade.

Esperando una respuesta

Karel Sánchez decidió solicitar el refugio. Dice que se arriesga a ser perseguido por razones políticas si regresa a Cuba.

En abril, cuando habló por primera vez con G1 , Karel sobrevivió como un bosquimano en el aeropuerto de Congonhas en Sao Paulo vendiendo dulces. Ahora, ni siquiera ese trabajo tiene. Está desempleado y se mantiene gracias al trabajo de la mujer, Lisandra, de 20 años, vendedora, también cubana.

El médico no puede practicar la medicina porque tendría que pasar por la reválida. El problema es que el Instituto Nacional de Estudios e Investigación Educativa Anísio Teixeira (INEP), responsable de la aplicación de la prueba, no tiene previsión de cuándo se realizará la próxima prueba.

Mientras tanto, el cubano busca otro trabajo, incluso en ocupaciones que no requieren tanta calificación académica.

"Pero la gente mira mi entrenamiento en el currículo y dice: 'No puedes trabajar aquí. No es tu perfil'", se lamenta Karel.

"Cuando obtenga el estatus de refugiado, podré solicitar documentos, pero por ahora no puedo hacer nada".

Según el gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, 836 galenos cubanos de Más Médicos se quedaron en Brasil al cierre de la misión y de la acelerada operación retorno que emprendió el Gobierno de la Isla.

Díaz-Canel dijo que, de 8.471 profesionales cubanos que estaban en Brasil participando en el programa, 7.635 concluyeron la misión.

Más Médicos comenzó en 2013 como un programa estrella de la entonces presidenta brasileña, Dilma Rousseff, para llevar atención sanitaria a comunidades aisladas de la Amazonía, favelas y otras zonas pobres del país suramericano.

Sin embargo, el programa había sido propuesto mucho antes por el Gobierno cubano, según cables diplomáticos desvelados en el marco de una investigación que realiza DIARIO DE CUBA.