Martes, 25 de Junio de 2019
Última actualización: 01:53 CEST
Sucesos

Familia reclama desde Miami visa humanitaria para su niña abusada en Cuba

Juan Pablo del Llano. (TELEMUNDO)

El padre cubano residente en Miami Juan Pablo del Llano, cuya hija de diez años fue abusada sexualmente en Cuba, ha solicitado a las autoridades de Estados Unidos que le otorguen una visa humanitaria a la menor para que pueda salir de la Isla y reunirse con ellos.

El declaraciones a la cadena televisiva Telemundo51, del Llano dijo que la niña, nombrada Geidy, vive en Cuba con su abuela de 80 años y que el presunto acosador aprovechaba las ausencias de la señora para abusar de la niña.

"El hombre se le acercaba y le ponía el pene en la boca y también se lo rozaba por entre las piernas. Y cuando acababa de hacer todo eso, le daba dinero para que no hablara", denunció del Llano.

El padre de la menor declaró, además, que el violador amenazaba a la pequeña con matarla si lo denunciaba.

Los familiares desean que, aunque el agresor sexual se encuentra detenido y a la espera de juicio, la niña pueda viajar cuanto antes a Estados Unidos para permanecer con ellos, algo que, según especialistas en inmigración, es bastante factible.

"Yo dudo mucho que Inmigración decida que la niña permanezca en Cuba, separada de sus dos padres, después de haber sido víctima de un acto como este. Mucho más teniendo en cuenta los daños que ocasiona en una menor de edad”, comentó la abogada de Inmigración Claudia Cañizares.

Cañizares considera que la menor podría recibir un parole humanitario si los familiares logran reunir y presentar pruebas del daño físico y emocional causado por la presunta violación.

Del Llano y la madre de la niña abandonaron la Isla hace tres años, razón por la que la pequeña Geidy y sus otras dos hermanas permanecen en Cuba bajo el cuidado de tíos y abuelos.

Por el momento, Juan Pablo del Llano está solicitando la ayuda de algún abogado que les ofrezca asesoría y pueda ayudarlos con esa solicitud.

Hace aproximadamente un mes, del Llano recibió su tarjeta de residente permanente en Estados Unidos y considera que tener un estatus legal en el país podría facilitar el trámite.