Jueves, 23 de Mayo de 2019
Última actualización: 19:12 CEST
Política

La Unión Europea asegura estar preparada para proteger sus intereses en Cuba ante demandas estadounidenses

La Habana. (EFE)

La Comisión Europea (CE) aseguró este miércoles que está "preparada" para proteger los intereses de las empresas de la Unión Europea (UE) en Cuba, ante la activación del título III de la Ley Helms-Burton, que permitirá demandar en cortes de Estados Unidos a compañías extranjeras que se benefician de propiedades estadounidenses confiscadas por el castrismo en la Isla, informa EFE.

"La UE está preparada para proteger los intereses europeos, incluidas las inversiones europeas y actividades económicas de individuos y entidades de la UE en sus relaciones con Cuba, si estos llegaran a verse afectados", declaró el portavoz del Ejecutivo comunitario Alexander Winterstein durante la rueda de prensa diaria de la institución.

Añadió que la UE también reitera "su fuerte oposición a la aplicación extraterritorial de medidas restrictivas unilaterales que considera contrarias al derecho internacional".

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció este miércoles la activación por primera vez del título III de la Ley Helms-Burton.

"La Administración Trump no suspenderá más el título III (de la Ley Helms-Burton), una decisión que entrará en vigor el 2 de mayo", dijo Pompeo en una rueda de prensa.

Washington advirtió que ninguna compañía, estadounidense o europea, estará exenta de su política hacia Cuba.

"Cualquier persona o firma que haga negocios en Cuba debería prestar atención a este anuncio", dijo Pompeo.

La aplicación del título III, suspendido cada seis meses por todas las administraciones estadounidenses desde que la Helms-Burton fue aprobada en 1996, permitirá a los estadounidenses, incluidos los cubanos nacionalizados, demandar ante tribunales de Estados Unidos a las compañías que se benefician de propiedades en Cuba que eran suyas o de sus familias y que fueron confiscadas después de 1959.

Esa decisión promete inflamar las tensiones entre Washington y la UE, cuya alta representante para la Política Exterior, Federica Mogherini, advirtió este mes en una carta a Pompeo que el bloque podría demandar a Estados Unidos ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) si Washington implementaba esa medida.

El portavoz de la CE recordó que desde 1998 Estados Unidos se había comprometido a que las empresas y personas de la UE que operasen en Cuba quedaran exentas de posibles reclamaciones de individuos y compañías estadounidenses.

La UE ya demandó a Estados Unidos ante la OMC hace dos décadas, cuando se aprobó la Ley Helms-Burton, pero retiró esa querella una vez que la Casa Blanca accedió a dejar en suspenso ese capítulo III del texto.