Miércoles, 22 de Mayo de 2019
Última actualización: 11:16 CEST
Estados Unidos

EEUU echa un jarro de agua fría a los cubanos mientras Nicaragua y Panamá se abren

Cubanos esperando ser atendidos por funcionarios estadounidenses en La Habana, en enero de 2015. (AP)

La eliminación del visado por cinco años que el Gobierno de Estados Unidos ofrecía a los cubanos ha robado el protagonismo a las facilidades implementadas por Panamá y Nicaragua, que provocaron entusiasmo en la Isla en las últimas semanas.

La reducción a tres meses y una sola entrada de la validez de la visa B-2 ha sido un jarro de agua fría para los cubanos con familiares en Estados Unidos y para quienes viajan a ese país a comprar mercancías.

Ángel Ernesto Oviedo tienen desde hace diez años dos negocios de venta de prendas de vestir y accesorios. Uno de sus locales lo abastece con mercancía que importa desde Panamá a través de dos "mulas", y el otro con mercancía que él mismo compra en Estados Unidos, donde vive parte de su familia, gracias a que tiene estampada en su pasaporte la visa B-2.

"No entiendo esta medida de quitar los beneficios que ofrecía la B-2 para nosotros. Es insólito que, mientras Nicaragua y Panamá se abren a los cubanos, Estados Unidos nos cierra la puerta", lamentó Oviedo, para quien la decisión de Washington solo perjudica al pueblo y no al Gobierno de la Isla.

Habaneros con visas B-2 estampadas en sus pasaportes coincidieron con él y señalaron que la medida, en vigor desde el 18 de marzo, perjudica a miles de cubanos que, por disímiles razones, no quieren radicarse en Estados Unidos de forma definitiva.

"El pueblo cubano está en medio de un choque político, y quizá Estados Unidos tenga sus razones en ese sentido, pero en la práctica esta decisión es otro duro golpe a las esperanzas del cubano, que todavía no se ha recuperado del shock causado por (Barack) Obama", cuestionó Oviedo.

Se refería a la eliminación de la política "pies secos/pies mojado" en enero de 2017, solo una semana antes de que Obama dejara la Casa Blanca a su sucesor, Donald Trump.

La nota de prensa divulgada por la Embajada de Estados Unidos en La Habana puntualizaba que la reducción de la validez de la visa B-2 se aplica "para igualar la validez inferior concedida por el Gobierno de Cuba a los ciudadanos de Estados Unidos en categorías similares", en tanto La Habana concede a los estadounidenses visas de una entrada para una estancia de dos meses, prorrogable por otros 30 días, para un total de tres meses.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones (MINREX) cubano acusó al Gobierno de Estados Unidos de incrementar "los obstáculos para las visas familiares y con otros propósitos", y cuestionó que la decisión de Washington siga un criterio de reciprocidad.

Además de las afectaciones que la eliminación del visado por cinco años y entradas múltiples implicará para el sector privado en la Isla, Oviedo consideró que "mayores serán los perjuicios para quienes iban a Estados Unidos a visitar a sus familiares".

"Se incrementarán los costos de la tramitación", advirtió, por la obligación de realizar viajes a un tercer país cada vez que haya que solicitar visa, ya que la embajada estadounidense no ofrece actualmente ese servicio.

"Quitar la B-2 es casi contribuir a otro Período Especial"

Daniela Nápoles Izquierdo, joven de 34 años de edad, graduada en Contabilidad y oriunda de Camagüey, ha expandido su negocio. Además del salón de belleza que administra, añadió una "mini boutique", como le llama a una de las habitaciones de su apartamento, donde comercia "ropa fina para una clientela selecta".

Su madre y dos de sus tres hermanos viven en Estados Unidos. En 2016 le otorgaron la visa B-2 y desde entonces ha mejorado su negocio porque los productos y mercancías que ha podido conseguir son "de mejor calidad".

"Una boutique no puedes sostenerla con la mercancía al por mayor que encuentras en la Zona Libre de Panamá o en las candongas de Guyana", explicó.

"No veo una explicación lógica en la decisión de eliminar el visado por cinco años con entrada múltiple que, aunque poco, genera turismo de compras, como en Panamá y ahora en Nicaragua", alegó Nápoles Izquierdo, quien viajaba dos o tres veces al año a Estados Unidos a adquirir productos para sus negocios y ver a su familia.

La visa por cinco años fue establecida en agosto de 2013. "Quitarla es casi contribuir a otro Período Especial en Cuba, además de distanciar a las familias. No se puede obviar que, junto a las remesas familiares, en alguna medida es gracias al sector privado que este país no se ha ido a bolina", señaló Nápoles Izquierdo y vaticinó que tendrá que cerrar uno de sus dos negocios.

La visa B-2, que se otorgaba por una tarifa de 160 dólares, es para turismo, visitas familiares, tratamiento médico, participación en eventos culturales y deportivos. Durante el año fiscal 2016, de los 14.291 cubanos que recibieron visas estadounidenses, a 7.583 les fue otorgada la visa B-2.

"Los cuentapropistas que estamos intentando prosperar aquí no lo hacemos por beneficiar al Gobierno cubano, tenemos razones que deben ser respetadas, dijo Nápoles Izquierdo.

"Si Estados Unidos realmente dice querer la libertad y la democracia en Cuba, esta medida está muy lejos de apoyarlo", opinó.

13 comentarios

Imagen de Cubanón Regusanón

Como se evidencia de ese artículo, los que sufren las consecuencias de la eliminación de la visa B2 son los cuentapropistas y dentro de ellos, el grupito selecto que tiene negocios que se nutren con lo  que traían de Estados Unidos. Ese grupito no es representativo de los 11 millones de habitantes cuya inmensa mayoría están pasando muchísimas penurias.  Una de las entrevistadas tiene una boutique donde vende ropa selecta a cierta clientela, para ella el derrumbe de la visa B2 es el fin del mundo. Pero para el jubilado que percibe una miseria, la auxiliar de limpieza o el obrero que tiene un salario miserable, no representa ninguna diferencia. Por otra parte, Estados unidos no recibía  reciprocidad del régimen cubano en el otorgamiento de visas a sus nacionales por lo que no había razón para mantener esa concesión que hizo obama en aras de su fallida política de acercamiento a un régimen que sólo ha perseguido y persigue dañar a Estados unidos en todo lo que pueda, confesión  hecha por el propio Fidel castro y que sus herederos continúan llevando a la práctica, baste  ver lo que están haciendo en Venezuela. Si quitan las visas, bien quitadas están. Esos cubanos que les exijan a los Castro para que abran la economía de verdad, no con curitas de mercurocromo pretendiendo sanar un cáncer.

Imagen de Balsero

Por años Cuba estuvo (y está) aislada, por ocurrencia de los Castro. Por qué no empieza Díaz-Canel a aflojar el nudo en casa en vez de criticar a un gobierno democrático? El ingeniero cada vez  que hace o dice algo queda más pegado a Maduro. No vaya a ser que su antecesor se mude al reparto Boca Arriba y el tenga que pagar la fiesta. Es una posibilidad.

Imagen de Joshua Ramir

a re.sin.gar.se

Imagen de Amadeus

@Juan__ Existe varis generaciones que no ha conocido otra cosa que la Cuba de hoy y creen que su realidad  es "normal". Hubo un Tiempo Oscuro en Cuba donde nadie viajaba y salía del país y la gente sobrevivía. Ahora le montan un conato a la embajada americana, o a una oficina de emigración mexicana, pero nadie se atreve a montarle el conato a la sede del Buró Politico del PC. Es así, el régimen ha conseguido la amoralidad y domesticación de los cubanos y los cubanos lo único que atinan es reclamarle los derechos a otros creyéndose que los tienen.:"Aquí no se puede vivir y ustedes ME TIENEN que dejar entrar".

Imagen de Juan

No entiendo. Yo creías que los cubanos no tenían sentimiento familiares, parece que si. Ahora que le tienen el pies en la nunca todos allá gritan de sentimiento por la familia. Se le olvidó que a los cubanos ante del Mariel le pisotiaron los sentimientos familiares, algunos nunca jamás vieron a su familia. Y el articulista exponiendo los puntos de vista de los carneros, baja cabeza de los aventajados y nosotros aquí afuera que?

Imagen de Amadeus

Estados Unidos se ha convertido en el comodín de la dictadura para aliviar sus problemas. Claro que los cubanos pierden con estas medidas, pero la culpa no es de los Estados Unidos, al parecer el único redentor y fuente de bienestar de los cubanos, sino de la tiranía que no ha sido capaz en más de 60 años de propiciar un nivel de vida decente. Estados Unidos no tiene ninguna obligación moral con Cuba que no sea la simpatía de una historia de buenos vecinos, porque  desde 1959 el castrismo le debe a USA todas las propiedades confiscadas por la face y encima quiere ahora que lo mantega a través de los emigrados.

Imagen de Nelson Candela

Yo creo que estan exagerando,si la cuestion es sentimental que se repatrien los de aqui o que se queden les de allá ,pero si la queja es solo económica que se jodan o que inventen otro modo de vivir o que vayan a Nicaragua o a Panamá 

Imagen de padre Ignacio

Y porque no le piden a los mayorales de Biran que sean reciprocos y otorguen visas de cinco años a los gringos. Esta medida es un jarro de agua a los cuantapropistas, un porciento muy infimo de la sociedad cubana, que edemas esta mas interesada en el dinero que en la libertad y se portan como carneros, para que los dueños de la plantacion, la familia Castro no les retiren las licencias. Es muy buena porque le corta recursos financieros a los unicos beneficiarios de los negocios en Cuba que son la familia Castro y es una esperanza para los condenados a vivir en la fuacata, que son la mayoria de los mulatos en Cuba,

Imagen de Osmel

Una historia normalmente tiene varios ángulos. Y un periodista generalmente tiene una limitación de espacio, un cúmulo de información que brindar y el imperativo del tiempo sobre la nuca. Lo que demuestra que este tema da para más y muchas historias van a surgir en el futuro inmediato. Por otra parte, la noticia ahora es la eliminación de la B-2, decisión que ha sido tomada por los EE.UU. Por eso es que el artículo aborda el tema de la B-2, y las fuentes..., claro está, a quien cuestionan en este caso es a los EE.UU.

Imagen de Ana Julia Faya

De nuevo la atención de los cubanos puesta en lo que EEUU libérrimamente como Estado hace o deja de hacer. Tanto ha adoctrinado el régimen sobre "el enemigo", que todo lo que afecte al cubano se referirá con razón o sin ella a las acciones que EEUU decide. El centro de todo lo que sufre el ciudadano cubano está y ha estado siempre dentro, en Cuba, en el Palacio de la Revolución. Cuando no exista la dictadura en Cuba "se abrirán las grandes alamedas". 

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.