Martes, 19 de Marzo de 2019
Última actualización: 01:55 CET
VIVIENDA

Este es el drama humano tras el derrumbe de Cerro y no es caso aislado

Vehículos trabajan en la zona del derrumbe en el Cerro. (CUBADEBATE)
Un técnico frente al edificio derrumbado. (CUBADEBATE)

Una insólita cobertura del sitio oficial Cubadebate hurga en los antecedentes del derrumbe ocurrido en las últimas horas de la madrugada del jueves en el municipio habanero de Cerro y saca a la luz una situación a la que se enfrentan miles de familias sometidas a durísimas condiciones de vida por el deplorable estado de sus viviendas y la falta de soluciones oficiales.

El desplome de parte del inmueble sito en Colón No. 206, en Calzada del Cerro y San Cristóbal, habitado y en plena madrugada, ha puesto de relieve el drama burocrático y humano que vienen padeciendo desde décadas atrás los afectados.

La vecina del edificio Nancy Rivera Lagoa contó al medio que allí viven 16 personas y que desde 1975 se encuentra deteriorado.

"Ya me he quejado a todas las instancias y me dicen que tendremos respuesta, pero ya han pasado muchos años y seguimos aquí", lamentó.

En una carta fechada el 31 de octubre de 2011, el entonces subdirector de la Unidad Municipal Inversionista de la Vivienda (UMIV), Andrés Estrada Peña, señaló que "el edificio está nominalizado en el Plan de Rehabilitación Integral de Edificio" y que "la UMIV solicitó dictamen técnico a la empresa SECONS, porque el edificio está en muy malas condiciones constructivas".

La misiva fue la respuesta a una queja de Rivera, en la que señalaba que desde el año 1975 comenzaron a tupirse y romperse tuberías de aguas fluviales y albañales. Estas fueron depositándose en el sótano del inmueble, lo que trajo como consecuencia la proliferación de ratas y mosquitos.

"Esta situación existe hace más de 20 años. Siempre se ha planteado en la asamblea de rendición de cuentas. Todavía hoy el sótano está lleno de agua y no hay respuesta", comentó por su parte Idalma Nordet Heredia, quien reside en el apartamento número seis.

Según recogió Cubadebate, el 17 de octubre de 2012, la vicepresidencia de Construcción y Vivienda del Consejo de la Administración Municipal (CAM) envió una carta a los vecinos de Colón No. 206, entre Calzada del Cerro y San Cristóbal, en la que se lee: "se pensaba someter el edificio a una reparación, pero hubo que reconsiderar esta propuesta por las malas condiciones con peligro de derrumbe, por lo que hay que demoler y no se ha podido acometer, ya que hay algunas familias que no han querido albergarse".

La cuestión es que muchos de los albergues que proporciona el Gobierno están en igual o peores condiciones que el fondo habitacional. Además, las personas temen que una vez dentro de uno de estos les sea aún más difícil hacerse con una vivienda.

Ivian Álvarez Santallana es otra de las residentes en el lugar afectado que no le gustaría irse de su vivienda. Ella vive hace 19 años en el inmueble y es otra de las vecinas que se quejan del trabajo del sistema de vivienda y del Gobierno municipal del Cerro.

En otra carta enviada a los moradores, el Fiscal Municipal del Cerro en 2012, Camilo Carballo Baños, indicó la medida de gestionar un albergue para ellos:

"El encuentro que sostuvimos con funcionarios del Gobierno, el PCC, la Dirección Municipal de la Vivienda y la Unidad Municipal Inversionista de la Vivienda en el Cerro, se analizó detenidamente el caso. Se nos expuso de forma concreta el déficit del fondo habitacional que presenta el territorio, siendo completamente imposible otorgarle una vivienda a cada núcleo familiar del edificio. En ese sentido, la solución acordada por estas instituciones fue la de gestionar un albergue, ya que no disponen de otra posibilidad por el momento".

Asimismo, Carballo Baños se refirió a la lentitud y las insuficiencias "con que el Consejo de la Administración Municipal (CAM) del Cerro ha asumido el caso".

Dictamen técnico

Según recogió el medio oficial, si bien las autoridades gubernamentales defendieron, en 2012, la demolición del inmueble, un dictamen técnico realizado en 2014 sostiene que el edificio era reparable totalmente.

A cargo del dictamen, el arquitecto Boris Abel Mérida Suárez señaló que su demolición prematura era injustificable, "salvo que el Gobierno tenga otros intereses en esa zona".

"Las irresponsabilidades, la falta de recursos y el abandono de las autoridades responsables en la conservación y protección del patrimonio de la ciudad, han provocado que esta edificación se encuentre en la actualidad (2014) en un estado técnico regular, pero reparable", certificó Mérida Suárez en el documento.

El especialista alertó que, de no atenderse el inmueble, en un período de cuatro o cinco años se acelerarían los problemas estructurales y correrían riesgo sus habitantes.

En la carta redactada por la vicepresidencia de Construcción y Vivienda del CAM del Cerro se señala que, para 2012, existía una familia albergada en la Comunidad Villanueva y dos tenían abierto el expediente de albergue. El resto de los vecinos se negaban a abandonar el edificio.

El jueves, tras el colapso del edificio de Colón No. 206, Hugo Fernández Rivera, uno de sus residentes, dice que continuará en su casa hasta tanto se tome otra medida:

"Por suerte mi casa no sufrió daños mayores. Ahorita aparecen los carros para que nos mudemos, pero no nos vamos a ir de aquí. Un albergue no es la solución que queremos para nuestras vidas", sostuvo.

Los derrumbes se producen con frecuencia en la Isla, sobre todo en el deteriorado fondo habitacional de La Habana.

El tornado que afectó a finales de enero la capital cubana agravó aún más el drama de la vivienda. El fenómeno dejó más de 3.700 inmuebles afectados.

1 comentario

Imagen de Balsero

Estas son las lamentables consecuencias de una economía destruida. Y no le echen la culpa al bloqueo o a María Antonieta. Media Habana está en esa condición y el porcentaje aumenta en Centro, Cerro, etc. Parafraseando al famoso libro de Gabo, esto sería "Crónica de un derrumbe anunciado" por no mantenerlo como corresponde. 

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.