Lunes, 22 de Abril de 2019
Última actualización: 02:00 CEST
Opinión

El académico cubano desaparecido

Bibilioteca Geisel, Universidad de California en San Diego. (SOYBIBLIOTECARIO)

Los he visto por todas partes, de una punta a otra de EEUU, por ejemplo. Los puedo contar por decenas, seguramente varios cientos. Son los grandes ensayistas y escritores de la literatura cubana, esa miríada de mentes brillantes y provocadoras que se ganan su decente salario en una u otra universidad privada o estatal. En cualquier parte menos allí donde pertenecen en cuerpo y alma, en nuestra Cuba descubanizada.

No puedo sino sentir pena, a pesar de que son todos unos triunfadores. No puedo, por supuesto, sentir ni una pizca de orgullo. Porque esos hombres y mujeres, esos profesores y creadores de todas las edades e ideologías imaginables (no solo en EEUU, por cierto), son los mismos que ya pudieran estar enseñando sus ideas e innovaciones en una Cuba libre, sin comunismo ni Revolución ni izquierda intolerante ni Castros, sedimentando así las ideas para una Cuba todavía más libre en un mañana imaginario: un país donde nunca más debería de retoñar el totalitarismo, que hace mucho debiera ser una cosa criminal del pasado de nuestra nación, cuya autonomía por desgracia aún continúa secuestrada por el régimen militar.

Muchos de esos magníficos pensadores me han invitado a dar charlas en sus universidades. También han sido tan generosos conmigo como para abrirme las puertas de sus aulas y dejarme conferenciar a mis anchas ante sus estudiantes. Yo he tratado de no defraudarlos. He intentado brillar sin demasiadas provocaciones, iluminando al alumnado con la noción de que toda tiranía es oprobio, sobre todo la que borró una cultura tan copiosa como la cubana, sustituyéndola por el palimpsesto perecedero del panfleto provinciano y el odio entre los seres humanos.

A todos estos colegas desaparecidos en su propio éxito los quiero de corazón. La Cuba que perdimos irreparablemente se merece nuestro mutuo amor. Pero no puedo evitar la demasiada tristeza de saber que no tienen más remedio que dedicarse a dar clases de Español, o de Historia de la literatura, o de Latinoamericanismo poscolonial (ese bodrio), cuando todos y cada uno de ellos son un tesoro vivo de erudición literaria cubana y eminentemente cubana.

Me pregunto si sus alumnos extranjeros alguna vez entenderán la magnitud de la debacle que tienen delante. Me pregunto si valorarán el dolor de este o aquel genio cubano que despliega a diario para ellos su mejor sonrisa cívica, clase vacía tras clase vaciada. Hombres y mujeres rehenes del pasaporte despótico cubano, cuyos conocimientos más preciados y apasionados no pueden enseñárselo a nadie. Porque los cubanos nos hemos quedamos sin cátedra y sin casa: en tierra de nadie, sin interlocutores y de hecho casi sin contemporáneos.

Confieso que tengo que hacer un esfuerzo para despedirme de sus respectivas clases y no llorar. Siento que yo también los abandono a su suerte de sujetos diaspóricos a punto de perder su identidad. Siento que no podemos hacer nada los unos por los otros, excepto darnos un abrazo más o menos amateur, tras desearnos la mejor suerte del mundo en nuestro perverso peregrinar por el mundo, y despedirnos hasta la próxima sabiendo que para los cubanos no hay ninguna otra oportunidad.

Si pusiéramos un punto blanco en cada academia donde sobremuere en vida un académico cubano de primer nivel, el planeta luciría completamente congelado. Nieve de ausencia, hielo de ese horror histórico que nos inhumó al exiliarnos en un sálvese quien pueda donde, a punto ya del primer cuarto del siglo XXI, ni uno solo de esos supuestos salvados encontró ninguna salvación.

Nos fuimos. Nos fueron. No estamos y nadie podrá nunca ocupar el hueco humano que le hicimos a la nación cubana. Somos, también, los protagonistas de un daño antropológico que es parte del genocidio cultural del castrismo. No nos asiste ni el derecho de pedirle perdón a los cubanos libres que vendrán, porque precisamente por nuestra culpa no hay ni la más mínima garantía de que vendrán.

24 comentarios

Imagen de Orlando Luis Pardo Lazo

Gracias a todos los académicos cubanos desaparecidos que me han escrito conmovedoramente por email de una punta a otra punta de los Estados Unidos. Esta nostalgia del futuro es de ustedes, es toda nuestra. Estuvimos alguna vez en el mundo. Fuimos no lo que quisimos, sino lo que pudimos. En honorable silencio, lejos de la bulla de los castrismos de ocasión, empujando el carrito loco de una cubania crónica, acaso anacrónica. Mi abrazo, y aquí me tienen siempre: OrlandoLuisPardoLazo@gmail.com

Imagen de Klzoewuawua

Amigo Camilo, cualquier consejo siempre es bienvenido cuando se tiene el tino y la madurez para asimilarlo, agradezco su intencion. Le comento que su respuesta parece ser el reflejo de la historia de su vida y de lo que ha vivido, su antes y su despues. Cada quien debe sentirse tranquilo y satisfecho de la obra de su vida. Usted muestra en sus comentarios cierta mesura y ecuanimidad. No me refiero a sus posiciones que no tienen que ser las mias. Creo en la diversidad de la especie y NO en su uniformidad. En algunos puntos de su comentario coincido con Usted. Sobre lo que plantea de haber sido hoy uno de los que esta en el gobierno en Cuba yo no se lo recomendaria. Han habido unos cuantos dirigentes en mi familia( de nivel nacional, no mcpal o provcl) y le cuento que no es nada deseable o algo bueno que Usted se haya perdido. Si decidio irse y ha echado raices aqui, pues considerese afortunado. La guerra eterna a todo lo que huela a gobierno cubano siempre existio y existira, yo personalmente creo que esa guerra tiene sus causas muy claras y justificadas. No se preocupe porque lo ataquen(de por sentado que, y pido una vez mas disculpas, que de mi no recibira alguno) aqui, todos tenemos sentimientos diferentes y tambien historias. Creo que de la misma forma que se le debe respetar a Usted su opinion o sentimientos, debemos entender que hubo cubanos que perdieron todo lo que con trabajo habian ganado durante sus vidas y otros que perdieron a alguien directa o indirectamente por causas ya conocidas. Ese odio es el que debemos desterrar los que estamos aqui afuera para si un dia volvemos a la isla, refundar y levantar de nuevo aquello que ya ha sido corroido. Un saludo.

Imagen de Klzoewuawua

Veo que este post de Pardo sigue acumulando comentarios y es algo favorable para quien lo escribe . Las opiniones sobre Cuba, la polemica sobre lo que ha sido y sera el pais son tan variadas como las huellas dactilares. Hay muchas aristas del problema. Hay quien se siente dolido por haber perdido todo, hay quien odia el regimen por las atrocidades que ha cometido. hay quien, como Pardo y muchos, sienten que pudieran haber hecho mas en sus vidas como profesionales. Es muy ampio el abanico de dolores, frustraciones y demas castigos. Ponerse a definir que tipo de emigrados somos y porque emigramos es una tarea dificil. Personalmente creo que( y por desgracia) el camino a la restauracion de una sociedad que viva a tono con la realidad del mundo de hoy esta muy lejos. Hay que empezar desde los cimientos y nos tomara muchisimo tiempo. Nosotros, los que hoy escribimos aqui, no estaremos vivos para ver ese pais que ansiamos, esa sociedad que rescate primero que nada, el sentido de ser patriota, de conciencia ciudadana, de pertenencia civica, de valores humanos. Soy pesismista, lo admito. Hay mucho por hacer.

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Narco: Te comprendo. Yo no soy patriota, y tu si lo eres. Probablemente estas a punto de inmolarte por la libertad de Cuba. Te recordaran como un heroe, y hasta probablemente te levanten una estatua. Yo no puedo ser culpable de lo que ocurrio en Cuba en el 59 por la simple razon de que fueron las generaciones anteriores las que crearon las condiciones para que Fidel llegara al poder y las que precisamente lo apoyaron en su intento. Yo me forme en la Revolucion. Cual es el problema? Todos ustedes, los patriotas sin patria son verdaderamente pateticos. 

Imagen de Orlando Luis Pardo Lazo

Coincido contigo, estimado Balsero. Gracias por tu comentario. Un gran abrazo por Cuba Libre, dentro o fuera de Cuba. Espero poder realizar muy pronto varias presentaciones de mis libros en Miami y otras ciudades de Latinoamérica y Europa. A ti y a todos los lectores de DDC los invito a leer mi sección UBER CUBA en la Revista Hypermedia: https://www.hypermediamagazine.com/seccion/ubercuba

Imagen de NARCO

Camilito Generoso y Apacible, ni creas por un momento que coincido contigo. Despreciamos a OLPL desde posiciones muy distintas. Cuando alguien dice "No tuve familiares presos, no me fusilaron a ningun tio, no me reprimieron personalmente, es decir, no tengo carga contra el gobierno cubano. Simplemente, busque un futuro mejor", siento ganas de correr a arrojarme en los brazos de un papanatas como OLPL. Porque existe algo peor que toda la verborrea completa de OLPL, y es una declaración tan ridícula como la tuya. Si dices que no tienes carga contra el "gobierno" cubano porque no te pisaron el callo, no mereces ni siquiera anudarle las botas a Pardo. Por lo menos ese pobre mamarracho habla en nombre de todos, se toma a pecho la tragedia de un pueblo, se lo toma como un asunto personal, por muy patético que nos parezca. Tu declaración, si es representativa de tu actitud ante el castrismo, y al parecer lo es, juzgando por la historia de tus comentarios, ilustra perfectamente el tipo de cubano al que debemos todas las desgracias de estos 60 años. A gente que piensa exactamente como tú. Mírate en un espejo, pellizcate: eso que ves es un castrista.

Imagen de Balsero

Personalmente, me gustó el artículo de OLPL. Una cosa es vivir en el exterior como cualquier persona hace al optar - libremente - para elegir su lugar en el mundo, y otra muy diferente es escapar de la asfixia de un gobierno intolerante y mediocre. Y diría que lo segundo es mucho más duro cuando el individuo es un académico, un artista o un intelectual. Le creo a OLPL cuando habla de "tristeza" y de habernos quedados "sin casa ni cátedra". Por eso me molesta cuando hay artistas como Silvio Rodríguez que venden una imagen de obrero de la música, pero son millonarios y cobran - afuera - en dólares. O cuando una Feria del Libro debe sostener adefesios escritos por chivatos o por obsecuentes, o todo eso junto, para seguir alimentando un regimen que intenta mostrarse democrático cuando el "presidente" actual fue elegido por una sola persona - oh casualidad! - de apellido Castro Ruz. O cuando hay actores que participan de una película de Hollywood sin conocer la historia completa de los sucedido, como en el caso de los 5, porque un film de izquierda "se vende como pan caliente". O cuando un periodista - cubano o extranjero - esconde la violación sistemática de los DDHH, para pasar a hablar del color del mar Caribe o de los almendrones. El efecto devastador de los 60 años que una familia gobernó a Cuba equivale al de una guerra... a fuego lento.

Imagen de Orlando Luis Pardo Lazo

Invito a todos los lectores de OLPL a asomarse a mi nuevo libro de crónicas contracubanas ESPANTADO DE TODO ME REFUGIO EN TRUMP (Ediciones Hypermedia, 2019), que ya se encuentra disponible en Amazon. Gracias: https://www.amazon.com/dp/1948517426/ref=cm_sw_r_wa_api_i_IOKACb1BSTGW6

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Klzoewuawua: Me alegra leer este ultimo comentario tuyo, porque de acuerdo a lo que me cuentas, se corresponde a tu intelecto. Si yo fuera tú, no me dejaria llevar tanto por las emociones y no daria tantos datos sobre mi vida personal. Disculpa el consejo no pedido. Segun lei, estas confundido respecto a mi, algo que me parece bien, porque esa es la idea. Yo soy un cubano mas que nadé en las aguas del socialismo cubano y un buen dia, aproveche la ocasion para no regresar a Cuba. Fue una decision muy dificil, pero no me arrepiento. Mas bien, me pregunto por que no me fui antes. No tuve familiares presos, no me fusilaron a ningun tio, no me reprimieron personalmente, es decir, no tengo carga contra el gobierno cubano. Simplemente, busque un futuro mejor. Ahora veo a nuevas generaciones en el poder en Cuba, y me imagino que yo pude haber sido alguno de ellos, sin hubiera estado mas integrado. No los odio, no apuesto a su derrota. Apuesto a que piensen como pensaba yo y como piensan mis amigos que todavia estan en Cuba, y espero que finalmente abran la puerta de los cambios, para que Cuba pueda ser un pais normal. Estoy en contra del embargo, de la venganza, de la guerra eterna contra todo lo que huela a gobierno cubano. No siento odio, sino que tengo esperanza, aun cuando no pienso regresar, porque como tu, he echado raices en los Estados Unidos y nuestros hijos se sienten muy americanos. No creo en la disidencia, porque se hasta que punto la Seguridad del Estado penetra esas organizaciones y por otra parte, soy muy alergico a las expresiones ridiculas. Por eso me irritan tanto los llamados cientificos disidentes que buscan un protagonismo risible y los individuos como este Pardo Lazo, que es mas narcisista que Fidel. Hasta Narco, que siempre me agrede porque no me entiende, ha coincidido conmigo en el analisis de este ridiculo panfleto. En fin, hermano, sigue cosechando exitos, pero no pierdas de vista que "toda la gloria del mundo cabe en un grano de maiz".

Imagen de Klzoewuawua

Amigo Camilo, lo extenso de mi "monologo" se fundamenta en su intencion de decir que tenia un dia triste o malo. Las razones que expuse sobran para demostrar que son muy pocos esos dias en mi vida. Respondiendo a su comentario(comienzo desde el final del mismo hasta el principio) le digo que al igual que Usted me alegro de sus exitos en la vida, para eso luchamos,le agradezco por el sentimiento reciproco hacia los mios. El termino que usa de subir como la espuma me hace pensar en la dirigencia de la Isla( me viene ahora a la mente el caso de Sucelys Morfa aka la sicologa millonaria) y realmente siento que lo que yo he cosechado ha sido mas por motivacion e impetu personal que por escalar en posiciones o cargos. Han sido basicamente mi motivacion y espiritu por superarme y lograr metas. En cuanto a San Pedro, no se exactamente a que se refiere pero le digo que a San Pedro le puse mi vida en bandeja de plata unas cuantas veces. Pase mi servicio militar en Cuba en la unidad de tropas especiales El Cacho, unidad 3966( de eso solo queda el recuerdo) de asalto y desembarco. Alli hice mas de 200 saltos en paracaidas y no se cuantas sesiones de buceo y nado de combate por los bellos islotes de la costa norte. Sobre lo de ser un tipo joven, le agradezco de verdad esa conjetura a ciegas. Ya cargo unas cuantas decadas en mis costillas y las canas se me ven de bien lejos. En lo de parecerme al senor que menciona, no lo creo. Bien diferente la historia, en eso no me extendere. Termino por expresarle a Usted y a la redaccion de DDC mis disculpas, asi como a Pardo. NO hare tampoco como ya se ha hecho aqui un analisisi del post. De cierta forma y en mis adentros, entiendo la intencion de Pardo y concuerdo con el. Un saludo y nos vemos en esta esquina.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.