Lunes, 20 de Mayo de 2019
Última actualización: 23:03 CEST
Sociedad

'Quemando la pasa, alisando las ideas' en Cuba

Asistentes a la conferencia de Roberto Zurbano. (Y. RODRÍGUEZ LÓPEZ)
Roberto Zurbano durante la conferencia. (Y. RODRÍGUEZ LÓPEZ)

Tras una exitosa primera edición, celebrada en mayo de 2015, regresó a La Habana el Concurso de Cabello Afro Natural "Lo llevamos rizo", esta vez en el Museo Casa de África, en La Habana Vieja. Mujeres, hombres, niñas y niños se han inscrito para competir con sus cabellos naturales sin alisar. La premiación tendrá lugar durante la Bienal de La Habana, en mayo próximo.

Para la artista plástica Susana Pilar, creadora del concurso, y el proyecto Detrás del Muro, organizadores del evento, el pelo no es una simple cuestión estética. De ahí la invitación al poeta, crítico y ensayista Roberto Zurbano a ofrecer la conferencia "Quemando la pasa, alisando las ideas", este viernes 1 de marzo.

Como prueba del interés generado por el tema, las sillas no alcanzaron para el público, compuesto mayormente por mujeres negras y mestizas, desde muy jóvenes hasta de la tercera edad. Muchas estuvieron dispuestas a escuchar de pie la conferencia, que Zurbano dedicó a la teatróloga e investigadora Inés María Martiatu, una de las principales figuras del feminismo negro cubano. Lalita, como la llamaban sus amigos, falleció en 2013.

Durante casi 40 minutos, Roberto Zurbano mostró cómo en el cabello radica uno de los grandes íconos del pensamiento afro, y cómo se ha visto a través de la historia. Describió el significado conferido al pelo en las culturas africanas y se refirió a importantes momentos como los Black Panters, en Estados Unidos, y el Movimiento Rastafari, en el Caribe.

Zurbano relató su experiencia con su "pasa" desde los años 70, cuando recorría las calles habaneras con su peinado afro, bajo burlas y llamados a peinarse o cortarse el pelo (no solo por parte de personas blancas), hasta dejarse los dreadlocks que le tejían en el Callejón de Hamel. Contrastó las reacciones de la sociedad ante el hombre blanco o mulato "de pelo bueno" que se deja crecer el pelo y el hombre negro que hace lo mismo.

Recordó la visita de Angela Davis a Cuba en los años 70, cuando fue excarcelada. Era una hermosa mujer negra con el afro, que para los afroestadounidenses era símbolo de orgullo y protesta contra el racismo, mencionó.

También recordó a una colega cubana que llevaba el afro, y a quien le preguntaron en su trabajo "¿y tú contra qué estás protestando?". Sutilmente, la mandaron a peinarse, a pasarse el peine caliente, a desrizarse. "A quemarse la pasa y alisarse las ideas", sentenció.

El tema del pelo natural de las personas negras está inevitablemente vinculado al racismo, que en Cuba —afirmó Zurbano— arrastra dos cargas históricas: la primera son las personas negras con su desventaja, viva aún en el presente. La segunda es el privilegio blanco. Para Zurbano, la lucha por la libertad de los negros no comenzó el 10 de octubre de 1868, "ni nadie nos la regaló".

Pero no se refirió solo al significado político del crecimiento del pelo de las personas negras en su forma natural y rebelde, sino a su rol en una negociación erótica. "El turismo que ha venido y viene a Cuba es un turismo altamente exotizado, y a las europeas les gustan los negros con dreadlocks. Ya no solo vienen en busca del latin lover, sino del black lover", consideró.

Sobre la visibilización del tema del cabello afro natural en nuestro país y del despertar de un sentimiento de orgullo respecto a la apariencia entre los negros, señaló la relevancia del Movimiento Hip Hop y, particularmente, del tema "Arriba los pelos, que crezcan los dreadlocks", del grupo Obsesión. También la performance "Lo llevamos rizo", que en 2015 marcó un hito importante para rescatar la idea de la belleza del pelo de las personas negras.

A juicio de Zurbano es importante ver cómo nos miran a las personas y, al mismo tiempo, cómo miramos. "No tenemos que construir nuestra identidad desde el vacío ni desde el rechazo, sino desde la aceptación de lo que somos. También la sociedad socialista debe incorporar el concepto de qué es lo negro", dijo.

Sin embargo, no debe verse en esta conferencia, ni en el Concurso, ni en ninguna de las actividades del evento, un intento de criticar a aquellas mujeres negras que optan por desrizarse o plancharse el cabello.

Zurbano advirtió que en esto también hay una forma de negociación, "a veces para conseguir un trabajo, para ser aceptada en determinado puesto", y que hay "muchas formas de ser negra". Llevar las pasas de manera natural y sentir orgullo de ellas es solo la manera más difícil e históricamente más rechazada.

Una de las mayores dificultades, desde el punto de vista práctico, para renunciar al peine caliente, la plancha, las cremas desrizadoras y toda la gama de productos diseñados para alisar la "pasa", es la falta de productos para el cuidado del cabello afro en su forma natural. Zurbano cuestionó esta ausencia y se refirió a la sabiduría de nuestras abuelas con el uso del mango y del aguacate.

Precisamente, una de las actividades incluidas en el programa del evento, pudiera ofrecer alternativas a esta falta de productos en nuestro mercado nacional. Se trata del conversatorio "Experiencias personales con el cuidado del cabello afro natural", y de talleres de peinado, impartidos por Vivi Dague, descrita en el programa con nacionalidad camerunesa, inglesa y francesa.

2 comentarios

Imagen de pim-pam-pum

Javier, tiene Ud. razón. Yo tuve una compañera de estudios, una mulatica muy bonita y con facciones muy finas, la enamoraba un muchacho, muy buena gente la verdad, y ella lo rechazaba porque era "muy prieto" mucho más que ella. 

Imagen de javier monzon velazques

¿hay alguien más racista que un negro racista?

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.