Domingo, 17 de Febrero de 2019
Última actualización: 19:23 CET
VIVIENDA

Damnificada del tornado en Lawton: 'No puedo pagar 13.000 pesos para obtener materiales'

Rastro donde se venden materiales para los damnificados del tornado en La Habana. (TWITTER/@PRESIDENCIACUBA)

Mientras damnificados lamentan que no pueden pagar el precio de los materiales de construcción que les vende el Gobierno, aún con el 50% de descuento, la cifra de viviendas afectadas tras el paso del tornado por La Habana volvió a ascender.

Según informaron autoridades en la más reciente reunión del Consejo de Ministros que evaluó la marcha de la recuperación en la capital, el número de casas dañadas se elevó a 7.436, recogió la oficial Agencia Cubana de Noticias (ACN).

En el encuentro, conducido por Miguel Díaz-Canel se supo también que se han entregado materiales de construcción a 2.048 damnificados; y se han resuelto 564 casos, según un mensaje la cuenta en Twitter de la Presidencia.

Un reporte televisivo sobre la reunión publicó además que en las oficinas de trámites aún existen deficiencias por resolver, mientras debe agilizarse la entrega de materiales de la construcción a las familias damnificadas por el fenómeno meteorológico.

El ministro de la Construcción, René Mesa, dijo que se trabaja en la adaptación de locales que serán utilizados para futuras viviendas y señaló que las fuerzas constructoras están ubicadas en los distintos lugares que serán adaptados.

Por su parte, el primer secretario del Comité Provincial del Partido en La Habana, Luis Torres Iríbar, explicó que en los territorios afectados por el tornado se decidió ampliar los puntos de venta de materiales de la construcción.

El domingo el activista Oscar Casanella expuso en su perfil de Facebook la situación que enfrenta una vecina de Lawton, cuya vivienda sufrió grandes estragos.

"Dice el estado que el costo de los materiales es 27.000 pesos, pero que nos ayudan al descontarse el 50 % de este precio. Yo no puedo pagar 13.000 pesos para obtener los materiales. A duras penas comíamos y manteníamos con arreglos mínimos la casa antes del tornado", dijo la señora.

El evento climático destruyó prácticamente todo el techo de la casa de su familia y un cuarto con baño y cocina desaparecieron completamente.

Rodolfo Castillo, nieto de la mujer, dijo a Casanella que los únicos que habían pasado a ayudar a su familia fueron La Iglesia y sus compañeros de trabajo de BrasCuba.

"Hemos tenido que buscar el dinero que no teníamos debajo de la tierra para pagar los materiales. Pero es injusto que habiendo perdido casi todo, tengamos que pagar 13.000 pesos", insistió.

"Ya comenzamos la compra de los materiales, pero aun nos faltan las tejas, las puntillas, el juego sanitario para el baño, falta cemento, azulejos para el baño y la cocina, losas de piso, no estamos teniendo en cuenta lo que cuesta la mano de obra. Además, el tornado se llevó nuestro juego de sala, partió a la mitad un escaparate y para no aburrir, no quiero seguir contando los daños y pérdidas", añadió.

Castillo lamentó que en tales circunstancias el Estado estuvo vendiendo la comida "y el cartón de huevo al mismo precio que en la calle, a 27 pesos cubanos".

El tornado que tomó por sorpresa a la capital cubana dejó afectaciones en servicios básicos y provocó la muerte de seis personas.

El Gobierno cubano ha insistido en que los donativos de particulares, que han sobrepasado las expectativas, se lleven a centros estatales y, en el caso de aportes en metálico, pidió que se depositen en la cuenta bancaria establecida para el 500 aniversario de La Habana, especificando que el dinero se destina a los damnificados por el tornado.

Sin embargo, muchos han preferido entregar la ayuda de manera personal para tener la seguridad de que su aporte llega a quien más lo necesite.

Los propios cubanos que han decidido entregar ayuda de forma personal han denunciado trabas e incluso operativos para impedir llevar a cabo sus propósitos. Fue lo que sucedió a las integrantes de la Camerata Romeu, quienes fueron expulsadas por la Policía de Regla por órdenes de la jefa del Gobierno municipal. El hecho levantó numerosas críticas en las redes sociales.

1 comentario

Imagen de Cubanón Regusanón

Es una vergüenza venir a aparecerse ahora con que los damnificados paguen los materiales. Es otra muestra más del desconocimiento y el desprecio que sienten los de la cúpula en el poder por el pueblo. en un país con salarios miserables, cómo puede aspirarse a que las personas paguen los miles de pesos que cuestan esos materiales sin contar la mano de obra ? porque no todo el mundo es albañil para poder realizar sus propias reparaciones. La naturaleza miserable de aquel gobierno salta a la vista.

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.