Jueves, 18 de Julio de 2019
Última actualización: 19:12 CEST
ECONOMÍA

Empresas extranjeras ven mayor riesgo en Cuba por la crisis de Venezuela y la posición de EEUU

Cubanos haciendo cola en una bodega. (REUTERS)

Algunas empresas extranjeras tratan de defender sus intereses en Cuba mientras otras reconsideran el riesgo de invertir, según expertos, en momentos en que el Gobierno de Donald Trump apunta contra los regímenes de la Isla y Venezuela, reporta Reuters.

Una caída del Gobierno socialista de Venezuela sería un duro golpe para la frágil economía de Cuba. Las nuevas medidas de EEUU enfocadas a la inversión extranjera y el turismo contra La Habana empeorarán las cosas y amenazan los negocios futuros, dijeron las fuentes.

El inversionista británico David Mathew, involucrado en varios proyectos en Cuba, dijo que a los empresarios les preocupa "la persecución de Trump contra la Isla".

El Gobierno de Trump amenaza ahora con la entrada en vigor en marzo de una ley que había sido suspendida desde su creación en 1996, que permitiría a ciudadanos estadounidenses demandar a compañías y personas extranjeras que han invertido en propiedades confiscadas por La Habana en la década de 1960.

El llamado Título III de la Ley Helms-Burton codificó todas las sanciones de EEUU contra Cuba hace 23 años. Todos los presidentes, incluyendo Trump en 2017 y 2018, han renunciado a su puesta en práctica, debido a la fuerte oposición de la comunidad internacional.

"Todas son malas noticias. La economía va a empeorar más debido a la crisis de Venezuela y las nuevas amenazas de Trump. Nuestros empresarios vienen a preguntarnos qué podemos hacer (...) Están realmente preocupados y nosotros también", dijo un agregado comercial de un país europeo con grandes intereses comerciales en Cuba.

La dependencia cubana de Venezuela disminuyó en los últimos años debido a menores ventas de petróleo subsidiado desde el país sudamericano. La Isla comenzó a diversificar sus compras de otras fuentes como Rusia y Argelia.

"El Producto Interno Bruto podría caer entre un 4% y un 8% en un escenario de caída de los flujos y acuerdos graduales", dijo Pavel Vidal, un execonomista del Banco Central de Cuba y profesor de la Universidad Javeriana, en Cali, Colombia. "Si hay un cambio de régimen y cancelación de todos los acuerdos, el impacto podría ser mayor", añadió.

La relación comercial entre Caracas y La Habana había caído ya en alrededor de 7.200 millones en 2014 a 2.300 millones en 2017, según el Gobierno cubano.