Lunes, 19 de Agosto de 2019
Última actualización: 00:26 CEST
AVIACIÓN

Cubana de Aviación reiniciará vuelos a Caracas y Santo Domingo

Boeing 737-300 de Blue Panorama. (R.TOWER)
Tripulantes de Cubana en entrenamiento del Boeing 737-300. (FACEBOOK/AVIACIÓN EN CUBA)

La compañía estatal Cubana de Aviación anunció esta semana que reiniciará en diciembre operaciones a las ciudades de Santo Domingo, en República Dominicana, y Caracas, Venezuela.

"Cubana de Aviación ha venido realizando acciones para la reapertura de sus destinos. En este mes de diciembre se comenzará a volar a las ciudades de Santo Domingo y Caracas", informó la aerolínea en su perfil de Facebook.

A Caracas viajará con una frecuencia semanal, todos los jueves, a partir del próximo día 13. A la capital dominicana volará un día después, el 14, y establecerá dos frecuencias semanales a partir de entonces los martes y viernes.

Desde el grupo Aviación en Cuba se informó esta semana que Cubana ha arrendado varias aeronaves, una de estas a compañía Blue Panorama, y que operadores cubanos estaban recibiendo entrenamiento al respecto.

Se trata de un Boeing 737-300 matrícula I-BPAG, que arribó el pasado 4 de diciembre al Aeropuerto José Martí tras cubrir la ruta Roma-Keflavik-Halifax-La Habana.

Imágenes compartidas por Aviación en Cuba muestran a tripulantes de cabina de Cubana recibiendo entrenamiento sobre el avión arrendado a Blue Panorama.

Otro Boeing 767-300 CS-TSU, también ha sido arrendado por Cubana de Aviación a EuroAtlantic Airways. Esta aeronave está realizando el vuelo Cubana 470 Habana-Madrid.

La aerolínea estatal cubana tiene que recurrir a contratos de arrendamiento de aeronaves para poder operar a múltiples destinos, incluidos nacionales.

Precisamente uno de estos aviones, alquilados a la hoy suspendida Global Air, se estrelló en mayo pasado en uno de los siniestros más graves de la historia aeronáutica cubana. Después del suceso la compañía se quedó con pocos equipos para continuar operando varias rutas.

El avión accidentado cubría la ruta La Habana-Holguín y llevaba casi 40 años en explotación. Fue arrendado por Cubana de Aviación a la mencionada compañía mexicana de bajo costo, con un largo historial de irregularidades. El accidente causó la muerte de 109 personas en el acto. Tres mujeres sobrevivieron al impacto, pero dos de ellas fallecieron posteriormente en el Hospital Calixto García.

Hasta la fecha, las investigaciones oficiales sobre el desastre no han brindado un veredicto final.