Lunes, 24 de Junio de 2019
Última actualización: 10:47 CEST
SUCESOS

¿Caracas entregará a La Habana al presunto asesino de dos mujeres cubanas en España?

Efectivos en la calle madrileña donde se produjo el crimen. (EFE)

El Gobierno de Venezuela está estudiando entregar al presunto asesino de dos cubanas en España a la Justicia de Cuba y no a las autoridades del país donde se cometió el conocido como "triple crimen de Usera", informó El Confidencial.

Se trata del ciudadano estadounidense Dahud Hanid-Ortiz, que según el diario español es reclamado por La Habana.

Hanid Ortiz, veterano de la Guerra de Afganistán, de 50 años, es considerado el autor de la masacre que costó la vida a dos mujeres de origen cubano, Elisa Consuegra y Maritza Osorio, y a un hombre ecuatoriano, John Pepe Castillo, el 22 de junio de 2016 en el número 40 de la madrileña calle de Marcelo Usera.

Según la investigación que dirige el Juzgado 41 de Madrid, las dos primeras víctimas trabajaban en el despacho de abogados ubicado en la mencionada dirección y el tercero había acudido allí puntualmente cuando tuvieron lugar los hechos.

Hanid-Ortiz se presentó en el bufete visiblemente nervioso y preguntó por el dueño, Víctor Joel Salas, con intención de pedirle explicaciones por el mensaje que el excombatiente norteamericano había encontrado en el móvil de su mujer, que daba a entender que el letrado y ella tenían una relación sentimental.

Las respuestas de Consuegra y Osorio, que en ese momento estaban al frente del despacho, no debieron satisfacer al exsoldado, que reaccionó con extrema violencia, agarró un utensilio contundente que había en el mismo bufete y asesinó a las dos mujeres y al hombre que en ese momento se encontraban en la oficina. Luego quemó todo el inmueble y huyó de España.

Después de que la Interpol activara sus alertas a solicitud de la Justicia madrileña, la Policía de Venezuela detuvo al exmilitar hace poco más de un mes, el pasado 3 de octubre. El presunto autor del asesinato está arrestado a la espera de que las autoridades decidan cuál será su futuro a medio plazo.

El Confidencial señala que más de un mes después de que la detención fuera recogida por medios locales como El Nacional, España no tiene noticia oficial de que esta se haya producido.

El grupo de homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Madrid no había recibido comunicación oficial por parte de Venezuela, explicaron fuentes de esta institución.

Tampoco el Ministerio de Asuntos Exteriores sabe nada. "No consta que este ciudadano sea español y por eso no es nuestra competencia", justificaron desde el departamento responsable de la Diplomacia española, que remite a la embajada de EEUU, dado que el arrestado posee la nacionalidad estadounidense.

Según fuentes diplomáticas, las autoridades venezolanas están contemplando la posibilidad de entregar al detenido a sus homólogas cubanas, que también habrían reclamado al sospechoso en paralelo a España.

La semana pasada, precisaron las mismas fuentes, miembros de la Fiscalía de Venezuela y representantes del Servicio de Inteligencia Bolivariano (SEBIN) se reunieron para valorar esta vía. Sin embargo, según El Confidencial, de momento la decisión no está tomada, aunque podría cerrarse en los próximos días.

La presencia del investigado en Venezuela se remonta más atrás de la fecha de la detención, como de hecho insinuó El Nacional cuando publicó la noticia del arresto. El exmilitar ya habría viajado al país en abril de 2017 para huir de la Justicia.