Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Última actualización: 21:24 CET
POLÍTICA

Díaz-Canel y Xi Jinping se prometen 'firme apoyo' en el cierre de la visita a China

Xi Jinping recibe a Miguel Díaz-Canel. (CUBAMINREX)
Díaz-Canel coloca una ofrenda floral ante la estatua de Mao Zedong. (ESTUDIOS REVOLUCIÓN)

Miguel Díaz-Canel se reunió este jueves en Pekín con el presidente chino, Xi Jinping, para cerrar una visita de tres días a China en la que los dos gobiernos acordaron impulsar los lazos "de amistad" que les unen.

Xi recibió al gobernante cubano con una ceremonia de bienvenida en la que se dispararon 21 salvas de cañonazos y se entonaron los himnos nacionales de los dos países, y a continuación se entrevistaron en uno de los salones del gigantesco Gran Palacio del Pueblo, lugar donde suelen darse cita en los jefes de Estado que viajan a ese país, precisó EFE.

En la reunión, que según la cadena estatal CCTV dio como fruto la firma de una serie de acuerdos de cooperación, el presidente chino alabó "altamente" al Partido Comunista de Cuba (PCC) y pidió al Gobierno que siga determinado a continuar desarrollando los lazos bilaterales.

Xi hizo hincapié en que los dos países deben mantener más intercambios interpersonales, especialmente entre los jóvenes, y que los dos gobiernos deben ser "muy firmes" en su apoyo mutuo.

Díaz-Canel, por su parte, aseveró que las autoridades cubanas van a seguir consolidando su relación de "amistad" y "fraternidad", y destacó los éxitos del desarrollo chino en los últimos 40 años.

Antes del encuentro con Xi, este mismo jueves, el sustituto de Raúl Castro se reunió también con el primer ministro chino, Li Keqiang, a quien expresó su deseo de que "las nuevas generaciones chinas y cubanas den continuidad a la consolidación de las relaciones bilaterales", según publicó la cuenta de Twitter del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Más temprano, Díaz-Canel se reunió con el presidente de la Asamblea Popular Nacional china, Li Zhanshu, ante quien expresó su "respeto, admiración y cariño" por el pueblo del país asiático.

Acompañado de Bruno Rodríguez Parrilla, el gobernante cubano depositó una ofrenda floral al Monumento de los Héroes del pueblo en la Plaza de Tiananmen y visitó el Mausoleo donde reposan los restos de Mao Zedong.

"Nuestro compromiso con esas generaciones de héroes es continuar enarbolando las banderas del socialismo y fortalecer nuestras ya históricas e indestructibles relaciones de amistad y solidaridad", dijo Díaz-Canel durante el evento.

El presidente cubano, que finaliza hoy su visita a China, mantuvo el miércoles un encuentro con el presidente de la Conferencia Consultiva Política —órgano asesor político—, Wang Yang, quien se comprometió a elevar a "niveles históricos" unos lazos forjados "sobre la base de la fraternidad, el respeto mutuo y la colaboración".

"China apoya a Cuba en su determinación de explorar un camino de desarrollo adecuado a sus condiciones nacionales", dijo Wang en declaraciones que recoge la agencia estatal Xinhua, y añadió que el país asiático "unirá sus manos" con Cuba para implementar los consensos alcanzados para avanzar en sus relaciones.

Durante su agenda en la capital del gigante asiático, Díaz-Canel sostuvo también encuentros con la misión diplomática y los estudiantes de su país en China y se interesó por el trabajo de empresas como BioCubaFarma y las potencialidades existentes para consolidar más la posición de la Isla en este mercado.

Díaz-Canel comenzó su viaje a China el martes con una visita a la Exposición Internacional de Importaciones de Shanghái, donde participan productos cubanos.

Cuba fue, en 1960, el primer gobierno latinoamericano en establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China, que se había creado en 1949.

El intercambio comercial entre ambos países alcanzó en 2017 cerca de 2.000 millones de dólares.

Díaz-Canel ya se entrevistó con Xi Jinping en 2013 en el marco de una gira por Asia que realizó con el cargo que desempeñaba entonces, de primer vicepresidente del Consejo de Estado.