Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Última actualización: 01:38 CET
relaciones cuba-eeuu

El Gobierno cubano extradita a EEUU a un fugitivo buscado por Interpol

Extradición. (GETTY IMAGES)

El Gobierno de Cuba entregó en La Habana a autoridades de Estados Unidos a un ciudadano que estaba en búsqueda y captura en el país norteamericano, donde habría cometido delitos graves, informó hoy la cancillería cubana.

El estadounidense, sobre el que también pesa una orden de captura con alerta roja de Interpol, había ingresado el pasado 28 de octubre a Cuba, donde fue arrestado por las autoridades locales y finalmente entregado a las de EEUU el martes de esta semana, indicó el Ministerio de Exteriores (MINREX) en un comunicado.

Aunque este organismo no ofreció detalles sobre la identidad del presunto criminal, fuentes no oficiales han revelado que se trata de James Ray III, un abogado de 55 años acusado de matar con un arma de fuego a su novia el pasado mes en la localidad de Montclair, en el estado de Nueva Jersey.

El acusado, que habría accedido a Cuba procedente de México, fue extraditado a Estados Unidos tras su entrega el martes y trasladado hoy a la prisión del condado de Essex, en el estado de Nueva Jersey.

El MINREX indicó en su cuenta de Twitter que la entrega del presunto homicida responde al "cumplimiento riguroso por parte de Cuba de sus obligaciones jurídicas internacionales y los acuerdos bilaterales existentes con los Estados Unidos", así como a la cooperación bilateral en materia de seguridad.

Cuba y Estados Unidos mantienen una fluida cooperación en materia penal, especialmente desde el restablecimiento de relaciones en 2014 impulsado por el expresidente Barack Obama, que llevó en 2015 al primer diálogo formal sobre justicia y aplicación de la ley entre ambos países.

Aunque la llegada de Donald Trump a la Presidencia de EEUU enfrió los lazos bilaterales y supuso en parte un retorno a la etapa anterior a Obama, los dos países siguieron celebrando reuniones para estrechar la cooperación penal.

La extradición de presuntos criminales ha sido durante décadas fuente de fricciones bilaterales, especialmente en los casos de ciudadanos acusados por ambas partes de boicot, espionaje, terrorismo y otros crímenes desde la Revolución Cubana de 1959 y el consiguiente establecimiento de un sistema comunista liderado por Fidel Castro.