Lunes, 17 de Diciembre de 2018
Última actualización: 10:33 CET
RELACIONES CUBA-EEUU

Díaz-Canel ve en los viajes de EEUU a Cuba la vía para mejorar las relaciones bilaterales

Miguel Díaz-Canel con directivos de la industria turística y del comercio en Nueva York. (PL)

Miguel Díaz-Canel promovió el destino Cuba y las "oportunidades existentes" en torno al sector turístico en un encuentro con altos directivos de la Cámara de Comercio de EEUU y de la industria de viajes de ese país celebrado en el hotel Marriott Marquis, en Nueva York.

Carlos Gutiérrez, presidente del Consejo de Negocios EEUU-Cuba, de origen cubano y un activo promotor del acercamiento Washington-La Habana, dijo a la estatal Prensa Latina que "muchas personas en EEUU desean la normalización de las relaciones".

El exsecretario de Comercio, de origen cubano, celebró el hecho de que Díaz-Canel "haya dedicado un tiempo para dialogar con nosotros".

"Es muy bueno y ayuda mucho, así como el hecho de que desde aquí se hable de normalización", añadió Gutiérrez.

Admitió que a pesar de las trabas, el turismo de EEUU hacia Cuba "sigue adelante y los cruceros se mantienen con licencias para operar", aunque insistió en hallar la forma de "cómo seguir avanzando".

Para el funcionario estadounidense, el sector turístico cubano "necesita insumos de otras industrias y eso daría la apertura para llevar a otras empresas".

"Todo ello requiere todavía muchos trámites, pero lo importante es seguir empujando", dijo el empresario.

Gutiérrez recordó que, "si bien disminuyó el impulso que había cuando se restablecieron las relaciones diplomáticas, los viajes a la Isla no están prohibidos totalmente", aunque se quejó de que "es un proceso complicado y cada vez requiere más trámites".

Durante el encuentro de este viernes, los empresarios estadounidenses que acudieron al encuentro con Díaz-Canel ratificaron su oposición al embargo y agradecieron la oportunidad de dialogar con el sustituto de Raúl Castro.

Citando cálculos oficiales, Díaz-Canel dijo que Cuba puede aspirar a recibir de dos a cinco millones de turistas norteamericanos.

No obstante, un total de 619.777 estadounidenses viajaron a Cuba en 2017. Desde entonces y hasta la fecha, las cifras han decrecido en torno a un 20%. Según Cubadebate, hasta septiembre eran más de 400.000 los visitantes estadounidenses a la Isla.

Los ciudadanos estadounidenses solo pueden visitar la Isla bajo licencias, bajo categorías de viaje específicas y sin fines turísticos.

Díaz-Canel celebró que "la presencia de las agencias de viaje facilita la llegada a Cuba de personas muy motivadas por la cultura, la historia y la naturaleza" cubanas.

Uno de los participantes en el encuentro fue Craig Greenberg, presidente de la empresa 21c Museum, una cadena que combina la hotelería con el arte contemporáneo.

El empresario precisó que su negocio cuenta con nueve hoteles en EEUU y quiere que la primera instalación fuera de las fronteras se ubique en La Habana.

Por su parte, Thomas Donohue, presidente de la Cámara de Comercio de EEUU, declaró al medio oficial que "las condiciones son adecuadas en los dos países para que existan mejores vínculos del sector".

"Estamos dando un paso a la vez y seguiremos esos esfuerzos", expresó el directivo, quien visitó por primera vez la Isla en 1997.

El Departamento de Estado de EEUU rebajó en agosto pasado la intensidad de su alerta sobre los viajes a Cuba del nivel tres al dos, en una escala de cuatro que mide la peligrosidad de los destinos a los que pueden viajar los estadounidenses.

El nivel tres, en el que se encontraba Cuba, recomendaba "reconsiderar los viajes". El actual aconseja "tomar mayores precauciones".

Washington ha ido suavizando su alerta desde que en septiembre de 2017 recomendó a los estadounidenses "no viajar a Cuba" (nivel cuatro), debido a los misteriosos episodios que afectaron la salud de más de 26 diplomáticos y sus familiares en La Habana.