Lunes, 17 de Diciembre de 2018
Última actualización: 23:37 CET
salud

Las autoridades decretan alerta en Sancti Spíritus por la infestación de Aedes aegypti

Fumigación de las viviendas. (ESCAMBRAY)

Sancti Spíritus está en alerta. Así lo declara el Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM) en una nota enviada al periódico Escambray. Las autoridades advierten acerca del alto riesgo epidemiológico existente a causa de los elevados índices de infestación por el mosquito Aedes aegypti.

Después de la epidemia de dengue sufrida en 2014 en el municipio de Trinidad y hace tres años en la cabecera provincial, el mosquito ha vuelto a abundar. Por ello, se han incrementado, sobre todo en esos municipios, los casos de dengue y zika, lo cual complica la situación epidemiológica del territorio.

Nuevamente sin ofrecer cifras acerca de la cantidad de contagiados, se citan entre las causas que han propiciado tal panorama —según el comunicado del CPHEM— el enyerbamiento de patios y solares, la proliferación de salideros de agua potable, el vertimiento de desechos sólidos al aire libre, las condiciones inadecuadas para el almacenamiento de agua, la no realización del autofocal familiar…

A ello se añade la circulación de estas enfermedades en provincias aledañas, como Camagüey, Cienfuegos y Villa Clara.

Contactada por el periódico, Marennys Moreno Gutiérrez, vicedirectora de vigilancia y lucha antivectorial del CPHEM, enfatizó que cualquiera de los cuatros serotipos del dengue puede evolucionar como un dengue hemorrágico y que, dada la epidemia anterior padecida en Sancti Spíritus y Trinidad, en estos lugares algunos casos pueden sufrir, con mayor proclividad, dengue hemorrágico.

"Hoy no hay trasmisión definida de dengue, solo se aportan casos aislados", dijo la especialista, sin ofrecer otros detalles.

Sobre el fallecimiento de un paciente del reparto Olivos II de la ciudad cabecera, presuntamente por dengue hemorrágico, autoridades sanitarias precisaron al medio que la confirmación de esta causa de muerte aún está sujeta a exámenes específicos, que hoy se realizan en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí.