Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
Última actualización: 18:57 CET
televisión

Pánfilo y sus vecinos discutirán el proyecto de Constitución

Los intérpretes de Vivir del cuento. (FACEBOOK)

El actor Luis Silva, creador e intérprete del popular personaje Pánfilo del programa televisivo Vivir del cuento anunció en su perfil de Facebook que dedicarán una emisión a la consulta popular sobre el proyecto de Constitución.

"Y próximamente, la Consulta Popular sobre el Proyecto de Constitución llegará también a casa de Pánfilo", dice su publicación.

El popular programa de comedia lleva así a su espacio uno de los temas de conversación más habitual de la actualidad cubana, que sería abordado allí a partir de una asamblea de vecinos integrada por los habituales personajes del gustado programa.

A partir de agosto, tienen lugar en Cuba cientos de asambleas para someter a discusión el texto del nuevo proyecto de Constitución.

Estas reuniones concluirán el 15 de noviembre, y según el régimen, los planteamientos ciudadanos serán incluidos en el texto final que será sometido al examen de la Asamblea Nacional y luego votado en referendo en febrero de 2019.

En las asambleas afloran criterios "que rara vez resultan visibles en los espacios públicos cubanos", así como "posturas de escepticismo y silencio", reportaron algunos medios de la Isla.

Las peripecias del viejo Pánfilo y su peculiar vecindario son las delicias de todos los hogares cubanos en las noches de los lunes por Cubavisión a las 8:30PM.

No obstante, a inicios de año su director, Ignacio Hernández Benitea, habló en una entrevista para la televisión oficial sobre las "debilidades" que enfrenta el show y que podrían comprometer su salida al aire.

Hernández lamentó que el programa no cuenta "con un mecanismo económico que permita estimular los resultados en cuanto a calidad, complejidad, índice de audiencia, gusto e impacto social" y tampoco con "un sistema productivo que permita mayores libertades para satisfacer la demanda creativa que genera el programa en algunas ocasiones".

También se quejó del "poco tiempo de grabación para un programa con estas características" y de "no contar con una fórmula que permita el trabajo en equipo de los guionistas, o sea que un guión esté escrito por más de un escritor sin que se afecte la remuneración".

A finales del año pasado, el cineasta Eduardo del Llano denunció la censura que mantenían sobre su persona "las Altas Esferas Televisivas" del estatal ICRT al dejar fuera y sin explicaciones un episodio que había escrito para Vivir del cuento.

Vivir del cuento también se consume fuera de la Isla, por los emigrados que lo ven en YouTube o Facebook.

Las quejas del viejo Pánfilo y las andanzas del cubano que apenas consigue sobrevivir al ajetreo cotidiano por obra y gracia de la libreta de racionamiento de alimentos y la crítica al contexto social cubano son algunas de las causas que han puesto al programa en el punto de mira y de que algunos vaticinen riesgo de desaparición del espacio televisivo.