Martes, 20 de Noviembre de 2018
Última actualización: 17:13 CET
POLÍTICA

¿Libertad de expresión en la Constitución? El debate pasa por un superficial intercambio de sustantivos

Miguel Díaz-Canel (i), el vicepresidente primero, Salvador Valdés Mesa (d), y el secretario del Consejo de Estado, Homero Acosta Álvarez (c). (EFE)

Diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular siguieron este domingo por segundo día "debatiendo" sobre el matrimonio igualitario en una jornada en la que también se habló de "libertad de expresión" en un superficial intercambio de sustantivos, recogido por el sitio oficial Cubadebate.

Al intervenir sobre la unión de parejas sin discriminaciones de género, propuesta recogida en el Artículo 68 del anteproyecto constitucional y que permitiría sentar las bases para legalizar los matrimonios homosexuales, Mariela Castro celebró que "Cuba se sitúa entre los países de vanguardia, en el reconocimiento y la garantía de los derechos humanos".

Para el escritor Miguel Barnet, que dijo hablar "desde los sentimientos", con el nuevo texto constitucional, "dialéctico y moderno", se está "inaugurando una nueva era (…) En el socialismo no cabe ningún tipo de discriminación entre seres humanos".

"Estoy a favor del Artículo 68 de la nueva Constitución. Señores, el amor no tiene sexo", zanjó.

La hija de Raúl Castro, directora del estatal Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), agradeció las opiniones favorables y mencionó otras cuestiones al hablarse de la adopción, un tema que queda para el Código de Familia.

"Reitero que el matrimonio no es solo para tener hijos. Pero si se está diciendo que el matrimonio tiene fines reproductivos, entonces todas las familias cubanas han de tener garantizados por el Estado los derechos y vías para alcanzar estos fines", dijo.

La adopción es otro de los principales reclamos de la comunidad LGBTI hace años.

En otro apartado, la diputada Daicar Saladrigas del municipio de Camagüey, propuso cambiar el término "libertad de palabra" que figura en el anteproyecto en el Artículo 60 por "libertad de expresión" al considerar este más amplio, acorde con la realidad actual y "reconocido por organismos internacionales".

Dijo que si el derecho de la libertad de expresión es incluido en el proyecto sea separado del Artículo 60 y propuso incluirlo en el 69 de la nueva Constitución, donde dice que "el Estado reconoce la libertad de pensamiento y discusión".

"Me parece muy valiente que un término tan manipulado como la libertad de prensa sea reconocido en nuestra Constitución", precisó Daicar.

Yailín Orta, miembro de la comisión que elaboró el proyecto de Constitución, respondió a la diputada que se mantuvo ese término (libertad de palabra) de la Constitución vigente, "porque no contradice estos derechos, sino que complementa esas garantías".

No obstante, los representantes de la comisión parlamentaria que elaboró el anteproyecto aceptaron la propuesta de la diputada, por lo que el cambio podría plasmarse en el documento final del ordenamiento supremo del país.

La falta de libertad de expresión es ampliamente cuestionada por gobiernos, instituciones internacionales y organizaciones opositoras que han padecido en carne propia la constante violación a este derecho universal.

Los cubanos se imponen la autocensura por miedo a emitir opiniones que puedan resultar mínimamente disidente al Gobierno.

Los diputados comenzaron el sábado a debatir uno por uno los 224 artículos divididos en 11 títulos, 24 capítulos y 16 secciones de la próxima Carta Magna, cuyo texto provisional modifica 113 artículos, añade 87 y elimina 11 respecto a la actual Constitución de 1976.

En el anteproyecto a debate hay cambios en el ámbito económico en relación al texto vigente, como la supresión del término "comunismo", el reconocimiento de la propiedad privada y la promoción de la inversión extranjera

En cuanto al ámbito político los cambios son prácticamente inexistentes. Se mantiene el "carácter socialista del sistema político y social" bajo el mando del Partido Comunista de Cuba como "fuerza dirigente superior".

Las modificaciones se circunscriben a cuestiones estructurales como la institución de la figura del presidente de la República, que deberá asumir el cargo con menos de 60 años de edad y limitar su mandato a un máximo de diez años, así como el nuevo puesto de primer ministro para liderar el Consejo de Ministros, máximo órgano ejecutivo del Estado.

Los diputados de la Asamblea Nacional aprobarán previsiblemente el lunes el anteproyecto. Es improbable que voten en contra. La Asamblea Nacional nunca rechaza las propuestas del régimen y con frecuencia las aprueba por unanimidad. Se espera que en la sesión final de mañana intervenga Raúl Castro, que en abril dejó su cargo al frente del régimen en manos de Díaz Canel.

8 comentarios

Imagen de Juan

Blah, blah, y más blah. Estoy un 100% con el forista Regusanón. Se está hablando mucho de los matrimonios entre parejas pero nada de cómo se van a solucionar los problemas de todos los días. Y esos problemas tienen soluciones si esa Magna Carta liberas al estilo Vietnam la fuerza laboral en el país. En esa constitución nada de eso se mencionan. El gobierno sigues dirigiendo y diciendote lo que tienes que hacer donde y como hacerlo.

Imagen de Cubanón Regusanón

Dedicarle tanto tiempo al tema del matrimonio gay cuando Cuba se está cayendo a pedazos por un sistema autoritario, centralizador, que impide que el cubano prospere y así impulse a toda la sociedad. Eso es lo primero que debían de discutir. La cosa no es la palabrita más o palabrita menos, la cosa es que mientras no haya un posicionamiento igual de todos los cubanos ante la ley, no condicionados por su acatamiento o no de una ideología, Cuba seguirá en el caos en que se encuentra. Todos es un montaje, como siempre, para dar la impresión de debate y controversia. Esas reuniones de parlamentos donde los curules se enzarzan en acalorada discusiones, defendiendo apasionadamente sus ideas, no se verán en Cuba mientras el régimen actual exista. Solo lo visto hasta ahora: una puesta en escena para la gradería, sobre todo internacional. Nada más.

Imagen de Kurt_Turing

Tranquilo Camilo, para el proximo Big Bang faltan 24,000 millones de años...lo malo es que hay un Big Crunch por el medio.

Imagen de Boris Silk

La constitucion puede decir lo que sea.  Pero donde entan los mecanismos para que esos derechos sean respetados.  Quien va a decidir quien es el responsable de violar esos derechos?  Los jueces y los tribunales son propiedad particular del PCC y entre ellos son los que deciden quien es culpable o no.  Establecer esos derecho implica que tambien hay que establecer leyes para que eso derechos se respeten. 

Imagen de Zoyla Bárbara Pérez Sosa

Ni libertad de expresión, ni libertad de nada de nada en Cuba. No se engañen!!! Y el que se engañe, pues que se joda cuando se desencante...

Imagen de Balsero

Me parece muy bien si lo incorporan. De ello trata el artículo 19 de la Declaración Universal de los DDHH. Y además, incluye a la libertad de prensa.

Imagen de juanadearcos

No es sincero ni objetivo hablar de " libertad de expresion" si no se implementan  los instrumentos para garantizar este derecho . Tengo libertad se expresión para hablar con mi vecina o cómo hago valer sin ser reprimida o estigmatizada como mercenaria,  contrarrevolucionaria, apátrida y todas esas diatribas para descalificar a las personas. No creo nada hasta que no me demuestren lo contrario 

Imagen de Camilo J Marcos_Weston_FL

Si la discusión es entre libertad de palabra o de expresión, eso da una idea de que esta constitución es un paso de avance. Desde luego, conozco las limitaciones, pero es un buen paso hacia adelante.  En los sesentas la vaina estaba tan dura, que la única vez que oí la expresión “mi derecho a hablar” fue cuando Silvio cantó “Te doy una canción”. 

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.