Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Última actualización: 09:06 CEST
Política

Más de la tercera parte de los visitantes del mausoleo del Che son cubanos

Complejo escultórico dedicado al Che en Santa Clara. (EFE)

Cinco millones de personas han visitado el mausoleo que guarda los restos del argentino Ernesto "Che" Guevara desde su inauguración en Santa Clara en 1988, informan medios oficiales de la Isla. Más de la tercera parte serían cubanos, en su mayoría llevados por el Gobierno.

Del total de visitantes, alrededor de 3,2 millones son extranjeros. Según el reporte oficial, el número comenzó a crecer tras la llegada en 1997 de los supuestos restos del Che y sus compañeros de la guerrilla en Bolivia.

La mayoría de los turistas foráneos que han ido al complejo escultórico de Santa Clara provienen de Alemania, Francia, Argentina, Italia, Canadá, España y Estados Unidos, informa EFE.

Enisyán Romero un trabajador de la Contraloría de Cienfuegos ha sido el visitante cinco millones. Dijo que ha rendido tributo en "varias ocasiones" al Che frente a su "tumba", publicó el diario estatal Juventud Rebelde en portada.

El complejo santaclareño incluye un museo, la cámara funeraria donde se encuentra el nicho con los restos, un cementerio donde reposan los combatientes del Frente de Las Villas, compañeros de armas del Che durante la lucha contra el dictador Fulgencio Batista, y una gran escultura de bronce que representa al argentino vestido de campaña.

Entre las piezas del museo están el uniforme verde oliva del Che, su boina y una de sus pistolas.

Centros estatales de trabajo, estudio y unidades militares de la Isla organizan regularmente visitas al complejo, inaugurado en 1988 por iniciativa de Fidel Castro, fallecido en noviembre de 2016, a los 90 años.

Las cenizas de Castro pasaron una noche en el lugar, durante un alto en la caravana que llevó los restos del dictador desde La Habana hasta Santiago de Cuba, donde fue enterrado.

En octubre de 2017, el Gobierno cubano conmemoró los 50 años de la muerte de Guevara, ejecutado en Bolivia en 1967.

Los supuestos restos fueron trasladados a Cuba 30 años después y, en octubre de 1997, depositados en el mausoleo de Santa Clara.

El "santuario" construido por La Habana ha estado rodeado de polémica, ya que algunas investigaciones han puesto en duda que los guardados allí sean los restos del Che, tras comparar el informe forense cubano con datos de la autopsia en Bolivia.

En 2017 el Gobierno cubano completó una restauración capital en el complejo escultórico, que incluyó la limpieza y mantenimiento de la estatua, su base, la tribuna, la escalera que conduce al Memorial y los mármoles de los nichos.

4 comentarios

Imagen de juanvaldescesar

Son #cagonios miserables, bellacos, canallas, infames,  plebe,ruines, viles, villanos, alimañas, crápulas , granujas, malvados, sabandijas, víboras, ratas comunñangas trasnochadas

Imagen de Anónimo

Sí, esos son los cubanos que llevan obligadamente a la “excursión”, y los que todavía tienen el mojon en la cabeza que les obstruye saber quién verdaderamente fue, y qué vino hacer éste extranjero a nuestro país, el resto de los cubanos que no han ido, ni los que tampoco irán, que son ya la mayoría, son los que están convencidos de que fue un asesino al que no tienen que rendirle el más mínimo tributo visitando un Mausoleo construido por la misma dictadura que ha creado ésta leyenda. 

Imagen de Anónimo

Ese tercio de visitantes que son cubanos son tarados por la propaganda de la dictadura, con el metodo infalible de Joseph Goebbels.

Imagen de Anónimo

Excelente noticia, el mito de ese peste a pata que fue el che se desmorona aunque la puerca, la vaca, la hipopótamo, la cachalote, la energúmena, la saco de sebo, la impresentable, la come en cubo, la animal, la barriga de leche de Aleidita Guevara se esfuerce en lo contrario. Esta noticia le va a encatar al viejito capao. Yo no he ido ahí, ni iré. Bien, ya muere el mito de ese peste a boca asesino y delincuente que fue el cheo del che...

Necesita crear una cuenta de usuario e iniciar sesión para poder comentar.