Martes, 13 de Noviembre de 2018
Última actualización: 02:33 CET
SOCIEDAD

La marquesa cubana recibe sus 99 años con la satisfacción de ser española y su título nobiliario

María Elena de Cárdenas cargando a su bisnieto Guillermo Enrique en su casa de Coral Gables, en Miami-Dade. (EFE)
'Manana' posando junto a sus bisnietas Camila y Daniela en su casa. (EFE)

La aristócrata cubana María Elena de Cárdenas, cuyo nombre saltó a los medios españoles por su pleito por un título nobiliario en poder de la empresaria Alicia Koplowitz, se acerca a sus 99 años lúcida, cantarina y satisfecha de haber logrado la nacionalidad española y el marquesado de Almendares.

Este jueves 5 de julio, "si Dios quiere", su familia festejará el cumpleaños de "Manana", como todos la llaman, en una reunión en su casa de Coral Gables, una zona residencial del condado de Miami-Dade que se distingue por sus viviendas de aire español y sus calles con nombres como Granada, Valencia, Alhambra o Sevilla.

Además de su familia más cercana asistirá a la fiesta un pianista amigo para interpretar las canciones que le gusta cantar a "Manana", quien este año ha recibido por adelantado dos alegrías, de las cuales está "muy feliz", dice a EFE su hijo, Luis de la Vega.

El Tribunal Supremo de España dictó sentencia firme hace unos meses a favor de "Manana" en el pleito por el marquesado de Almendares con Miguel Mariano Freire Gómez, nieto de un presidente de Cuba, pero su mayor orgullo no es el haber recuperado uno de los títulos nobiliarios que su padre siempre deseó que volvieran a la familia.

La gran satisfacción de esta habanera radicada en Miami desde hace 58 años es haber cumplido su propio sueño de tener la nacionalidad española, según dice en una declaración enviada a EFE.

El nombre de "Manana" apareció el año pasado en los medios españoles por haberle disputado judicialmente el título de marquesa de Bellavista a la empresaria Alicia Koplowitz, una de las mujeres más ricas de España, que lo llevaba hasta entonces.

Ese pleito y otro interpuesto contra la sobrina de la empresaria, Alicia Alcocer Koplowitz, en este caso por el marquesado de Campoflorido, iniciado a la vez que el que acaba de ganar definitivamente, aún están por resolver.

Koplowitz ha recurrido la sentencia de primera instancia referida a Bellavista y Alcocer la de apelación por Campoflorido.

En ambos casos los jueces establecieron el "mejor derecho" de la nonagenaria cubana a ambos títulos.

No es que "Manana" y su familia hubieran perdido los títulos que a partir de 2014 reclamaron, sino que estuvieron inactivos mucho tiempo debido a las circunstancias por las que atravesaron ellos y otros miles de cubanos en la segunda mitad del siglo XX debido a la toma del poder de Fidel Castro en 1959.

Otras personas los reclamaron mientras ella, su esposo y su hijo trataban de rehacer desde "cero" su vida en un nuevo país.

María Elena de Cárdenas, descendiente de una familia llegada a Cuba en el siglo XVI, se muestra muy agradecida con la Justicia española por haber atendido su caso y ha pedido al rey Felipe VI que expida a su favor "Real Carta" de sucesión en el marquesado de Almendares.

La recuperación de los títulos familiares era un anhelo de su padre y ella se sentía responsable ante él y ante su hijo y nietos de dar cumplimiento a sus deseos, señala.

A punto de cumplir 99 años, "Manana", que cuando era niña le decía a su madre que quería ser sevillana como ella, ya es española por sus vínculos de sangre.

Dice que su familia tanto en Cuba como en Miami nunca dejó de sentirse española. "Muchos españoles —dice— no son conscientes de la suerte que tienen de pertenecer a una nación generosa y comprometida como pocas, donde sus gentes son tan encantadoras y la calidad de vida incomparable".

Ahora que es española, se decide a dar su opinión sobre el "problema catalán".

"Manana" no entiende que "una parte de los catalanes quieran dejar de ser también españoles, cuando tienen la gran dicha de poder ser las dos cosas al mismo tiempo" y considera "triste e innecesaria" la división y malestar generados.

"A mis años se ven las cosas de otra forma y pienso que los sentimientos de fraternidad y unión entre pueblos son más nobles y constructivos que los de división y odio", subraya.

Sus consejos para las generaciones que vienen detrás de ella son: "que sientan siempre la alegría de vivir, que estén conformes con lo que tienen, que tengan aspiraciones que sean posibles y que quieran mucho al Señor".

16 comentarios

Imagen de Anónimo

Yo no soy el de las 18:37, pero te diré, 19:58, que tu diatriba sí que es verdaderamente un galimatias sin pies ni cabeza, y a ti si que te falta estudio. No me atrevo a recomendarte que consultes los cinco volúmenes de Historia de Familias Cubanas por Francisco Javier de Santa Cruz y Mallen, porque tú no me das el tipo de quien quiere saber de verdad. Pero mira, ahí están todos las fuentes que reclamas. Para no mencionarte el Nobiliario Cubano, del Conde de Vallellano, varios volúmenes editados en España y con varias ediciones posteriores. Ahí si la tienes en China. No provoques a los que saben, porque este tema verdaderamente no es para todo el mundo.

Imagen de Anónimo

18:37 ¿Nos podría, por favor, poner la fuente de dónde tomó sus datos? Si no, pierde el sentido. Llama la atención lo errado de su enunciado. En Cuba hubo nobleza emigrada de España y otros países. Y sigue habiéndola. ¿Dónde me deja a la habanera María Teresa, actual Gran Duquesa de Luxemburgo, una de las casas reales regidoras de la aristocracia europea? Esa división de clases es la que nos ha llevado a la destrucción de Cuba. No sea envidioso. Goce usted lo suyo. Hágase, o no, de su riqueza propia. Y si alguno de los suyos se junta a la corte, pues celébrelo. Acaba de ocurrir, y con una mulata, en la corte inglesa, con la ahora  Duquesa de Sussex, esposa del Príncipe Harry de la Casa Windsor. ¿Dónde me deja a la Marquesa cubana Jústiz de Santa Ana (1733-1807)? ¿Dónde a la Condesa de Merlin? ¿Sabía usted que incluso la familia de nuestra Gertrudis de Avellaneda pertenecía a la nobleza de Navarra, lo que le permitió, una vez llegada a la metrópoli, casarse en el palacio real y que sus padrinos fueran los Reyes de España? Por favor, no sea ignorante. Estudie. Entérese. A quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga. Bendiciones, pues, para esta noble y anciana señora.

Imagen de Anónimo

Y algunos se quedaron en Cuba después del 59, como D. José Maria Chacon y Calvo, literato que era Conde de Casa Bayona, o D. Jaquin Guma Herrera, 6to Conde de Lagunillas, que entrego su coleccion particular de antigüedades greco-romanas al Museo Nacional.

Imagen de Anónimo

.Sí, cubano tenía nobleza. La Corona española del siglo XIX decidió otorgar títulos de nobleza a gran parte de la aristocracia colonial. Esta concesión de la gracia real hizo que los recipientes leales a la Corona, y más asimilados a la nobleza de título ibérico. Ninguna otra colonia española recibió tantas concesiones de títulos nobiliarios como Cuba, joya del Imperio español.La aristocracia cubana siempre había intentado crear un segundo París o Madrid en sus principales ciudades de La Habana, Matanzas y Santiago de Cuba. Elegantes y ricos palacios decorados, edificios gubernamentales, teatros de ópera, casas de juegos, palacios, etc. cubrían las calles de la capital. Los títulos no reales emitidos en Cuba siguen la designación española y se asemejan a los de Europa continental. Eran los de: Duque (Duque), Marqués (Marqués), Conde (Conde), Vizconde (Vizconde), Barón (Barón), Señor (Señor), en esa línea de importancia y posición social. El título de Grande de España solía adjuntarse a otro título nobiliario, pero también puede otorgarse a una persona sin un título nobiliario tradicional, en el último caso la persona tendría Grandee of Spain escrito después de su nombre; todos los Grandes son dirigidos como Excelencia, el título es igual al de un Duque y todos los Duques son Grandes. Los títulos otorgados a menudo tenían el nombre de un lugar en Cuba (por ejemplo, Marqués de Pinar del Río, Conde de Yumurí), el apellido de la familia (por ejemplo, Marqués de Azpesteguia, Conde de Casa (casa) Montalvo) o en recuerdo de algún favor real o escritura (por ejemplo, Marqués de la Gratitud, Marqués de la Real Proclamación),.Después de la revolución de 1898, muchos de estos nobles permanecieron en la isla o se mudaron a otras antiguas colonias españolas, como Puerto Rico; algunos regresaron a España.

Imagen de Anónimo

Creo que equivoqué la hora. Correccion: Es tan idiota (17:14) como confundir Realeza por Nobleza. Pero no se le pueden pedir peras al olmo.

Imagen de Anónimo

Es tan idiota (17:14) como confundir Realeza por Nobleza. Pero no se le pueden pedir peras al olmo.

Imagen de Anónimo

@17:14, tu ignorancia es grande. Marquesa cubana y bien, porque es un título nobiliario español otorgado a una familia de raíz española, pero cubana, que vivía entonces en Cuba. Así que marquesa cubana en el exilio miamense. Y aunque un ignorante como tú no lo sepa, toda América está llena de aristócratas. Incluso la del norte, con títulos de la aristocracia británica y francesa y austriaca y alemana. Lee antes de calificar a algo de estupidez, porque a lo mejor el que habla estupideces eres tú.

Imagen de Anónimo

Marquesa cubana? Qué estupidez! Cuándo hubo realeza en Cuba? Es un título nobiliario ESPAÑOL, que es donde aún existe la realeza, a costa del silencio por la dictadura de Franco.

Imagen de Anónimo

Felicidades ,es en verdad una mujer fina de un sentimiento generoso ,compartidora y muy alegre .tener una conversacion con esta gran señora es ameno y grato me rio mucho con su sentido del humor. Que Jehova Dios le de muchos años mas ..

Imagen de Anónimo

En los tiempos coloniales Cuba era el pais de latinoamerica con el mayor numéro de familias con titulos nobiliatarios la mayorias de las cuales como  la de María Elena de Cárdenas y González databan al siglo XVI or XVII. Eran familias enormente ricas que fueron arruinadas por la guerra de independencia. Después muchas hicieron de nuevo sus fortunas, pero fueron arruinados de nuevo por la tirania de los castros. Hoy en dia viven por todo el mundo, la mas famosa de las cuales es la Gran Duquesa de Luxemburgo Maria Teresa que aunque no poseia titulos cuando conoce al Principe Enrique si venia de una familia que como la de "Manana" tambien poseo marquesados y hasta Grandezas de España durante la colonia.  Que Dios bendiga a María Elena de Cárdenas y González y le de mas años de vida y salud. 

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.