Miércoles, 15 de Agosto de 2018
Última actualización: 18:52 CEST
Opinión

Editorial: Díaz-Canel como presidente renovador

Miguel Díaz-Canel. (INFOBAE)

Los mismos especialistas que hace unos años alababan la renovación que Raúl Castro traería en su ejercicio del poder, cantan ahora la renovación que aporta el presidente Miguel Díaz-Canel. A esos especialistas les corresponde, por misión, infundir esperanzas. Son esperanzadores de profesión, y no tienen inconveniente en echar mano de justificaciones gastadísimas.

Hablan de "rejuvenecimiento del máximo liderazgo en Cuba" para enseguida aclarar que el estilo de Díaz-Canel ya se vio en Fidel Castro. Es decir, la renovación política pasa por retomar la cosa pública en el punto en que la dejara el líder fundador.

Dos son los rasgos de rejuvenecimiento que tales especialistas destacan: el contacto directo con la ciudadanía, el "cara a cara", y la televización de reuniones del presidente con sus ministros. El primero de estos rasgos remite directamente a Fidel Castro, al ejercicio carismático entre el pueblo, y supone la solución puntual de problemas. El líder aparece un día, escucha ruegos y peticiones, promete y soluciona.

Allí donde no alcanza en toda su inmediatez un delegado del Poder Popular, arriba la solución que parecía imposible por lejana, la que aporta el presidente en persona. Se trata, no del refuerzo y afianzamiento de las instituciones, sino del refuerzo del carisma de un líder. O sea, populismo.

También se hace populismo al televizar las reuniones del Consejo de Ministros, porque lo importante entonces no es el buen funcionamiento institucional, sino la exhibición de ese funcionamiento. Puro exhibicionismo.

Resulta, por tanto, inexacto hablar de rejuvenecimiento de la gestión presidencial en la Cuba de hoy. Y no solo porque Díaz-Canel repita algunos de los vicios de Fidel Castro, sino porque no es del todo justa la equiparación. Su gestión, hasta ahora, se asemeja más a la de Celia Sánchez, ayudante de Fidel Castro y dedicada a resolver los problemas de la gente en nombre de la revolución y de su líder. Líder que, en el caso de Díaz-Canel, es otro Castro.

Cuba tiene un nuevo presidente y arrastra muy viejos problemas. No importa cuánto "rejuvenecimiento" aporte por su parte Díaz-Canel, la solución de esos problemas exige, en primer lugar, que la figura del presidente no sea tutelada por alguien tan anticuado.

33 comentarios

Imagen de Anónimo

Diaz Canel MAFIOSO CASTRISTA!!!!!! 

Imagen de Anónimo

Un títere de turno, y que vengan muchos años más!!!! 

Imagen de Anónimo

Miren la cara de ladrón y sinverguenza que tiene este tipejo. Tremendo h. P.

Imagen de Anónimo

Ahora duermen a las personas con ese dicho de: "Si Diaz Canel estuviera aqui/supiera esto/etc, esto no hubiera pasado"  y asi duermen al estupido de "a pie" 60 anos mas. Esa pelicula ya la hemos visto muuuuchas veces.

Imagen de Anónimo

Renovador??? Falsificador y condon es lo que es el muy payaso de los castros. EL REVOLUCIONARIO VERDADERO CUBANO, HABANA VIEJA

Imagen de Plutarco Cuero

Yo no se quien es más feo ... ¿Canistel o Pamela? ... ambos están de ¡nga queridos amiguitos ... EL CUARTICO ESTÁ IGUALITO ...

Imagen de Anónimo

Si Díaz Canel es carismático, yo soy Gina Lollobrígida.

Imagen de Anónimo

Pues claro que lo es. Renovador de la mierda de esa gran estafa que es el comunismo. Me da la impresión que es, muy sutilmente, un oligofrénico, fronterizo, más hacia la normalidad. Pero brillante no es. Por eso fue el elegido por el Jefe (Primer Secretario del PCC, que es el que más mea en la Isla). Un Maduro, aunque no tan bruto como este.

Imagen de Anónimo

La adoracion a ultranza, reciclada, mandatoria por decreto de heroes falsificados que no fueron sino grandes e inigualables parasitos manipuladores de multitudes: eso es o que iguala al socialismo feudal-criollo al fascismo mas rancio y retrogrado. El dia en que la masa irredimida despierte del letargo fantasmagorico en que la sumieran estos disfuncionales esperpentos sin rumbo Cuba podra decir que esa isla le queda chiquita para a cuanto logro pueda aspirar.

Imagen de Anónimo

A 18:11 le ponen en el poder a Juana Bacallao y aplaudirá como idiota, le ponen al diablo y aplaudirá como estúpido, le ponen a Posada Carriles y aplaudirá como foca. El tema para 18:11 es que se lo pongan desde la Junta Militar que gobierna a Cuba. O sea, 18:11 tienen en la cabeza una tusa seca de maíz...

Necesita crear una cuenta de usuario e iniciar sesión para poder comentar.